CORONAVIRUS

La previsión que igualaba COVID y gripe parece haber fallado ¿Puedo contagiarme varias veces al año?

Ha incrementado la tasa de ocupación hospitalaria y, además, en esta misma semana han fallecido 157 personas con positivo confirmado, lo que también supone un aumento

La previsión que igualaba COVID y gripe parece haber fallado ¿Puedo contagiarme varias veces al año?
5
Se lee en minutos
Rafa Sardiña

Seguimos a vueltas con el coronavirus SARS-CoV-2 que por muy controlado que parezca, no deja de ser actualidad.

Primero porque la epidemia de contagios no se ha terminado, ni mucho menos. Y prueba de ello es que las autoridades españolas acaban de informar de que la incidencia en la última semana sube 11 puntos en los mayores de 60 años, que es lo único que se controla.

También se ha incrementado la tasa de ocupación hospitalaria y, además, en esta misma semana han fallecido 157 personas con positivo confirmado, lo que también supone un aumento.

Y eso sin olvidar que no se hacen pruebas a menores de 60 años, lo que seguro distorsiona muy mucho la cifra.

El SARS-CoV-2 es cada día más hábil

Desde luego seguimos enfrentándonos a un virus que no muestra signos de desaparecer.

La realidad es que, aunque nadie puede discutir que la gravedad de la enfermedad ha descendido mucho, también hay que admitir -y saber- que continúan apareciendo variantes.

Incluso hay científicos que aseguran que el virus se ha hecho experto en esquivar las defensas del cuerpo y muestra cada día mayor habilidad para volver a infectar a las personas.

Por eso empieza a existir en la comunidad científica la sospecha, por no decir convencimiento, de que el futuro que nos espera estará formado por oleadas del coronavirus. Pero no una, sino dos, y hasta tres veces cada año.

Archivo - Personal sanitario atendiendo a un paciente ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para enfermos de coronavirus del Hospital Universitario Dr. Josep Trueta de Girona, Catalunya (España), a 21 de diciembre de 2020. / Glòria Sánchez / Europa Press - Europa Press

Infectados de ómicron ya están repitiendo

Personas infectadas con la primera variante de ómicron (descubierta hace poco más de 200 días) ya están reportando segundas infecciones con las versiones más nuevas de la variante:

  • BA.2 o BA2.12.1 en los Estados Unidos

  • BA.4 y BA.5 en Sudáfrica.

Es más, investigadores especializados han asegurado que esas mismas personas todavía podrían tener una tercera o una cuarta infección incluso dentro de este mismo año.

Tan es así que epidemiólogos de la Universidad de Stellenbosch en Sudáfrica consideran que no serán casos aislados, sino que incluso podrá convertirse a largo plazo en algo habitual:

“El virus va a seguir evolucionando y probablemente habrá muchas personas que contraigan muchas, muchas reinfecciones a lo largo de sus vidas”.

Lo peor es que, incluso siendo leve, un pequeño porcentaje puede acabar desarrollando la COVID persistente, con las complicaciones que ello puede suponer para una vida "como antes".

¿Cuántas personas y cuántas veces nos podemos reinfectar?

No es fácil de saber, porque en medio mundo se dejaron de hacer pruebas y en consecuencia no hay datos, salvo de personas mayores.

Lo que sí parece bastante claro es que el sueño de la inmunidad, tras la vacuna o después de pasar la enfermedad, ha desaparecido.

Ómicron dio al traste con nuestra esperanza y sus variantes han evolucionado para esquivar parcialmente la inmunidad. 

Y si realmente se confirma que es así, todos, vacunados y "supervivientes", seremos vulnerables a sufrir múltiples infecciones. Tantas con dos al año, cuando menos.

¿Las vacunas siguen funcionando?

La realidad hoy es que la ciencia no ha conseguido una vacuna inmunizante que impida el contagio de la enfermedad, como ocurre con la viruela.

Pero sí que mantienen su utilidad más importante, que es la de evitar la enfermedad grave y la muerte, en la mayoría de los casos.

Y gracias a las vacunas, la gran mayoría de las personas que han recibido las tres dosis de rigor no enferman lo suficiente como para necesitar ni siquiera atención médica, en el caso de que descubran que han dado positivo.

Las previsiones que igualaban COVID y gripe parecen haber fallado

No hace falta apretar mucho la memoria para recordar que muchos expertos calculaban un futuro para la pandemia similar al de la gripe.

Y así, esperaban que el coronavirus SARS-CoV-2 acabase provocando, como la gripe, un gran brote cada año, normalmente en otoño, que podríamos prevenir con una vacunación lo más amplia posible.

Pero hoy los científicos mucho se temen que no va a ser así.

Este coronavirus parece destinado a un comportamiento mucho más parecido a los otros coronavirus que conocemos, que circulan y que causan resfriados durante todo el año.

Así que si la reinfección va a ser el comportamiento habitual de este coronavirus:

  • No va a ser solo cosa de una vez al año, cada otoño / invierno

  • No va a ser solo una molestia leve, si tenemos en cuenta que solo la última semana ha matado a 157 personas, más de 20 cada día, solo en España y sin apenas hacer pruebas.

¿Ómicron desarrolla nuevas formas de penetrar las defensas?

La realidad actual es que siempre hubo reinfecciones, también con Delta, pero eran poco frecuentes.

Hasta que llegaron ómicron y sus descendientes, que parecen estar desarrollando nuevas formas de penetrar las defensas inmunitarias con relativamente pocos cambios en su código genético.

Ahora las reinfecciones son más numerosas y sobre todo más llamativas, porque se producen en personas ya vacunadas o infectadas. Y eso, según los científicos:

  • "Magnifica lo que realmente está sucediendo biológicamente, porque ahora hay muchas más personas que son elegibles para la reinfección".

La parte mala es que la infección actual no deja mucha protección contra ninguna de las variantes, y “mucho menos después de 3 o 4 meses".

La parte buena es que la infección con ómicron produce una respuesta inmunitaria más débil, que parece disminuir rápidamente si la comparamos con infecciones de variantes anteriores.

Y eso supone que la mayoría de las personas que se reinfecten no enfermarán gravemente. Porque, al menos por el momento, el virus no ha encontrado una forma de eludir por completo el sistema inmunológico.

Siempre está el peligro de las mutaciones y la COVID persistente

Con todo, los científicos siguen manteniendo la preocupación por lo que pueda suceder en el futuro, próximo o no tanto.

En su cabeza siempre está presente la amenaza de una mutación que genere una variante completamente diferente que nos haga volver a empezar.

Por eso muchos expertos piden que las vacunas se mantengan al día frente a la evolución del virus, lo que obliga a actualizarlas más rápidamente. “Incluso más rápidamente que las vacunas e la gripe, que son nuevas cada año”.

Y como dijo el Dr. Andersen al NYT:

  • "Cada vez que pensamos que hemos superado esto, cada vez que creemos que tenemos la ventaja, el virus nos engaña".

  • "Y lo que es seguro es que la forma de controlarlo no es: Vamos a infectarnos unas cuantas veces al año y luego esperar lo mejor".

Por eso siguen tan vivas las peticiones de toda la ciencia para que los antivacunas dejen su absurda creencia y se vacunen.

Por eso continúan pidiendo prudencia.

Y por eso advierten que un contagio aparentemente leve puede desencadenar una COVID persistente, con las complicaciones que ello supone para la vida normal del paciente.

Noticias relacionadas