SEXOLOGÍA

Copa menstrual: ventajas y desventajas de esta alternativa a tampones y compresas

Aunque requiere un desembolso inicial elevado, tiene una duración de más de cinco años: más higiénico y sostenible

Copa menstrual: ventajas y desventajas de esta alternativa a tampones y compresas
3
Se lee en minutos
Rafa Sardiña

La menstruación cuesta dinero. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el gasto medio en productos de higiene íntima, aunque depende tanto de la duración como del tipo de sangrado, es de 50 euros al año.

Esto quiere decir que durante la vida fértil de una mujer (en torno a unos 40 años) el desembolso económico será de unos 2.000 euros.

Aunque los tampones y las compresas continúan siendo los métodos más usados para la regla, ahora les ha salido un duro competidor. Hablamos de la copa menstrual, una de las opciones más económicas (se debe renovar cada cinco años).

Y además cuida del medio ambiente, ya que es reutilizable, mientras que, como estima Ecologistas en Acción, los productos de higiene menstrual desechables tardan una media de 300 años en descomponerse. 

Sin embargo, el uso de esta alternativa sostenible genera dudas, que intentaremos resolver con la ayuda de Miriam Maireles (@maaisex), terapeuta sexual y de pareja.

Las mujeres pasan más de 2.900 días de su vida menstruando. Pero, el periodo sigue siendo un tema tabú, pese a que no hay evidencias científicas que demuestren que, por ejemplo, impida mantener relaciones sexuales.

Es más, según la especialista, puede ser recomendable porque "reduce los dolores menstruales, hay más lubricación, y el sexo puede ser más placentero que en otros momentos del mes", explica la especialista.

¿Cómo elegir la talla de la copa menstrual?

En el mercado hay diversidad de marcas de copas menstruales. Y no todas ofrecen el mismo número de tallas.

Elegir la talla correcta de la copa menstrual es esencial / MICHAELA ZOLAKOVA

No obstante, lo más habitual es que estén disponibles en tres tallas, que se adaptan a las necesidades de la mayoría de las mujeres.

Maireles especifica a ‘Guías de Salud’ que el tamaño de la copa menstrual no depende del flujo menstrual, sino que su diferencia radica en el diámetro de la misma.

  • Talla pequeña (S). Está indicada para adolescentes, que aún no mantienen relaciones sexuales. También es ideal para quienes no están acostumbradas al uso de otros métodos como los tampones.

  • Talla mediana (M). En esta ocasión, para menores de 30 años que no han tenido un parto vaginal.

  • Talla grande (L). Esta talla está dirigida a mayores de 30 años, con independencia de si han parido o no.

¿Cada cuánto tiempo hay que vaciarla?

El uso máximo continuado es de 12 horas. No obstante, esto dependerá de factores como la intensidad o el volumen de la menstruación.

Ahí radica precisamente la principal diferencia con los tampones, que tienen una duración máxima de ocho horas, pero que, además, tiene otros riesgos para la salud, como el Síndrome del Shock Tóxico.

Se trata de una infección, potencialmente mortal, causada por la bacteria estafilococo, aunque los tampones no son el único factor de riesgo.

Los principales síntomas son:

  • Fiebre.

  • Presión arterial baja.

  • Vómitos o diarrea.

  • Sarpullido.

  • Dolores musculares.

  • Cefalea (dolor de cabeza).

¿Cómo colocar la copa menstrual?

El primer paso es lavarse bien las manos. “Para introducirla en la vagina hay que doblarla sobre sí misma (en forma de U). Con la otra mano, abrir los labios vaginales para colocarla (es más superficial que con un tampón)”, señala la terapeuta sexual y de pareja.

Lo último es comprobar que se ha abierto correctamente. Solo hay que pasar un dedo por la copa para saber si hay abombamientos.

Las copas menstruales necesitan higienizarse antes de un primer uso y después de cada menstruación / Freepik

¿Y para quitarla?

“Es mucho más fácil”, detalla. Hay que apretar la base y extraer la copa menstrual diagonalmente, con cuidado, para evitar que la sangre se salga. 

La copa menstrual hay que higienizarla

Es el principal inconveniente. Al no ser un producto de higiene menstrual de usar y tirar, hay que esterilizarla antes de usarla por primera vez y, posteriormente, después de cada regla.

Para la limpieza diaria solo se necesita agua, evitando el uso de jabones, ya que pueden dañar el material con el que están fabricadas: silicona.

Sí se puede hacer con ayuda de un esterilizador o hirviéndola en una olla.

Otra de las desventajas que presenta la copa menstrual es su precio, ya que requiere un desembolso inicial que oscila entre los 20-25 euros. Pero, como se ha señalado, tiene una vida útil superior a los 5 años (pudiendo llegar a durar diez).

  • "Es la alternativa más cómoda, más higiénica, y a la larga más económica y ecológica, aunque cuesta introducirla las primeras veces", apunta.

Noticias relacionadas