MOVILIDAD

El éxito de las subvenciones para comprar bicis eléctricas en Madrid y Galicia anima a la patronal a pedir un plan estatal

La Asociación de Marcas y Bicicletas de España considera que el presupuesto debería partir de entre ochenta y cien millones de euros

Una mujer circula en bicicleta eléctrica por el paseo de la playa de la Concha, en San Sebastián.

Una mujer circula en bicicleta eléctrica por el paseo de la playa de la Concha, en San Sebastián. / Vincent West

Analía Plaza

Analía Plaza

Casi 12.000 personas recibieron una subvención para comprar bicicletas eléctricas en 2023 entre Galicia y Madrid, las dos comunidades que actualmente disponen de este tipo de ayudas. El dato sirve a la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE, la patronal del sector) para reclamar una subvención similar a nivel estatal que beneficiaría, según sus cálculos y si fuera tan "ambicioso" como el de otros países europeos, a más de 400.000 personas en toda el país.

Teniendo en cuenta que programas similares para comprar coches —el plan Renove o el Moves, por ejemplo— acumulan ediciones y miles de millones de euros de presupuesto, no es ninguna extravagancia. "Las ayudas para bicicletas se agotan y este no es el caso en las ayudas para coches", dice Jesús Freire, secretario general de AMBE. "Nosotros tenemos feedback de las tiendas y en Madrid y Galicia la gente está muy contenta. En Galicia van varias convocatorias que se amplían, en Madrid ahora mismo están agotadas".

Galicia, según datos de la Xunta, empezó presupuestando 500.000 euros en 2022, aumentó a un millón ese mismo año, prespuestó otro millón en 2023 y 700.000 euros para 2024. Hasta la fecha, lleva gastados 2,3 millones de euros que han servido para financiar 4.800 bicicletas eléctricas. La ayuda consiste en un 50% de rebaja por bicicleta hasta 500 euros (más porcentaje para familias numerosas). Las personas con movilidad reducida también tienen un descuento de hasta el 70% en bicicletas para silla de ruedas. "Otras comunidades están inspirándose en este ejemplo, es algo que funciona", dice Freire.

La Comunidad de Madrid lleva 6,7 millones de euros presupuestados hasta la fecha que, según los datos que proporcionó a AMBE y actualizará públicamente en las próximas semanas, han servido para financiar 7.698 bicicletas eléctricas. Vistos ambos casos de éxito, desde la patronal miran a Francia y a Suecia, donde los programas de subvenciones nacionales financian cientos de miles de bicicletas desde hace años.

"Si el sistema español alcanzara las mismas proporciones que en Francia o Suecia, se venderían unas 226.000 bicicletas eléctricas —la misma proporción que en Francia— o incluso 427.000 —la misma proporción que en Suecia", dice el informe elaborado por la patronal en colaboración con la European Cyclists Federation. Teniendo en cuenta, además, que en España se venden 241.000 bicicletas eléctricas al año sin necesidad de subvención "parece haber un margen para un programa más ambicioso".

Entre 80 y 100 millones

La patronal de las bicicletas considera que una cifra suficiente estaría entre 80 y 100 millones. "Es una partida presupuestaria importante a nivel estatal, por menos no te puedes plantear nada", dice Freire.

Por comparar, el último plan Renove para coches estuvo dotado con 250 millones de euros de los cuales solo se solicitaron 37,73 millones. Y el Plan Moves, habilitado en 2021 para subvencionar la compra de coches eléctricos, estaba dotado con 1.087 millones de euros de los cuales quedan 113 por asignar.

Al ejecutarse vía comunidades autónomas (cada una con su fórmula y requisitos) el reparto está siendo desigual: en algunas como Madrid se ha superado el presupuesto mientras que en otras, como Catalunya, aún queda por conceder un porcentaje importante.

El Gobierno amplió los plazos del plan tras la dimisión de Wayne Griffiths como presidente de Anfac, la patronal del automóvil, por su decepción con la "inacción" del ejecutivo. "España tiene que mejorar la infraestructura pública de recarga y facilitar la compra de coches electrificados con un verdadero plan de incentivos fiscales que permita cobrar la ayuda en el momento de la compra", dijo. Con el actual Plan Moves, el comprador adelanta el dinero y cobra la ayuda hasta un año después.

"En Galilcia, la Xunta ha llegado a acuerdos con las tiendas. El ciudadano sale de la tienda con el descuento aplicado y eso es fantástico", dice Freire. "Los políticos no están acostumbrados a que les digas que algo está funcionando muy bien".

Al presidente de AMBE le "consta" que el Ministerio de Transportes está trabajando en un programa de subvenciones nacional. "Nosotros llevamos años en conversaciones con el IDAE. Y a la presentación de nuestro informe anual vino Álvaro Fernández Heredia [secretario general de movilidad sostenible] y mencionó las ayudas a las bicis. España no puede seguir dormida".

Preguntado por si las bicis tienen tanta fuerza como lobby como los coches para conseguir que el Gobierno apueste por esas ayudas, Freire insiste en que "es un sector de presente y futuro". "Representamos a más de 3.000 empresas y 24.000 empleos, se producen componentes de bicis y se están abriendo fábricas de bicis", concluye. "Igual no vamos a decir que somos el 10% del PIB, pero sí que hay más bicis que pelotas de fútbol en España. Es un sector que está inviertiendo y en el que hay mucho por explotar".