OPERACIÓN KITCHEN

Una agenda del caso Gürtel ratifica la veracidad del chivatazo de Villarejo al PP

  • La UDEF aprehendió el recetario electrónico del exalcalde de Boadilla del Monte en el que aparecen las mismas citas que se pueden leer en las libretas del excomisario

  • Tanto la agenda de Arturo González Panero como las anotaciones manuscritas de Villarejo aluden a que Pío García Escudero y Juan Costa fueron alertados de una detención

Una agenda del caso Gürtel ratifica la veracidad del chivatazo de Villarejo al PP

El Periódico de España

5
Se lee en minutos

La agenda electrónica aprehendida por los agentes de la UDEF que investigaron el caso Gürtel al exalcalde de Boadilla del Monte (Comunidad de Madrid) Arturo González Panero confirma que el comisario José Manuel Villarejo se reunió con el exregidor del PP el 4 de junio de 2008 para alertarle de la detención del alcalde socialista de Estepona, tal y como ha confesado el exregidor madrileño. Según su relato, después informó en el Senado de la operación policial a Pío García Escudero y al exministro Juan Costa.

"Me reuní con Pío García Escudero en el Senado y también se lo conté a Juan Costa. Pero sobre todo se lo conté a Pío García Escudero que iba a producirse lo de Estepona. Él me lo contó para que yo se lo contase al partido", ha especificado González Panero, conocido con el apodo de 'El Albondiguilla'.

Precisamente, la citada agenda electrónica, a la que ha tenido acceso en exclusiva EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, registra un "desayuno" el 6 de junio de 2008 de González Panero con "Juan Costa", entre las 9.30 horas y las 10.30 horas; pero también una "cita con Pío en el Senado" entre las 12.00 y las 13.00 horas.

Las anotaciones manuscritas del comisario, con la misma fecha de 4 de junio de 2008, también aluden a la misma reunión recogida en el sumario de la trama de Francisco Correa, y de forma literal, dicen: "Buena perspectiva. Aviso de EST [Estepona]. Buena línea de contacto con Pío".

"Está con Costa y Pío"

El 18 de junio de 2008, justo un día después de la detención del regidor de Estepona (Málaga) Antonio Barrientos (PSOE) en el denominado caso Astapa, Villarejo escribió de nuevo en su libreta: "Muy agradecido por los datos de Astapa. Da la impresión que está con Costa y Pío. (Pero no parece estar en el bando ganador)".

Pero estas no son las únicas coincidencias entre la agenda electrónica del exalcalde de Boadilla del Monte y los apuntes manuscritos del comisario José Manuel Villarejo. En ambos señalan otras fechas, en las que mantienen reuniones. Así, el 28 de julio de 2008 la secretaria del Consistorio madrileño alude a una reunión "sin archivar" con "Pepe Villarejo" que se celebra entre las 9.30 y las 10.30 horas. Y el comisario relata en su agenda: "Ataque a su primer teniente alcalde. Desayuno 9.30. Muy explícito contando cosas de Correa y de todo lo demás (conseguidor). Va a dejar sin aprobar lo de Azata", en referencia a la promoción urbanística por la que iba a ser expropiada su vivienda de lujo situada en Boadilla del Monte.

El 16 de septiembre de 2008 se produce otra coincidencia entre las citas de la agenda electrónica de Arturo González Panero y las anotaciones manuscritas de Villarejo descubiertas por los fiscales Ignacio Stampa y Miguel Serrano en octubre de 2020 en el registro del chalé del excomisario. La secretaria del exregidor apuntó: "11.00 horas. Visita casa en el campo de fútbol con María Jesús y Pepe Villarejo". Por su parte el ex mando policial, con la misma fecha escribió: "11 horas con concejala. Muy cordial por parte de todos. Dice que todo se cerrará en octubre", en referencia a la expropiación de su chalé de lujo, según el relato de González Panero.

Declaración en Kitchen

Precisamente, la Fiscalía Anticorrupción considera necesaria la declaración como testigo de Arturo González Panero en el caso Kitchen, después de que este confesara que Villarejo le alertó un día antes de que Francisco Correa iba a ser detenido. Le avisó, según consta en sus anotaciones, de que habría una "tormenta". Los representantes del Ministerio Público, que rechazan la decisión del juez Manuel García Castellón de finalizar la investigación del espionaje y el robo de documentos a Luis Bárcenas para impedir que los dirigentes del PP fueran implicados en el caso Gürtel, han comunicado a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que su comparecencia es relevante.

Ahora los fiscales Miguel Serrano y César de Rivas cuentan con una prueba más de la veracidad de las anotaciones manuscritas de Villarejo: la agenda electrónica de Arturo González Panero, incluida en el sumario del caso que instruyó el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, y por el que fue condenado el PP como partícipe a título lucrativo de la trama de Francisco Correa.

En las notas de Villarejo también se especifica que un día antes del estallido del caso Gürtel, el 5 de febrero de 2009, el comisario se puso en contacto con el empresario Ignacio López del Hierro, marido de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal: "Toque sutil de la situación. Quedó muy mosca. Habla con su parienta", escribió.

María Dolores de Cospedal

En su declaración como investigada del pasado 29 de junio, Cospedal se vio obligada a reconocer que las "tres o cuatro" conversaciones que mantuvo con el comisario jubilado José Manuel Villarejo fueron algo más que meras charlas de carácter social, tal y como había deslizado en un primer momento.

"¿Es algo más que una conversación social? Sí, efectivamente", tuvo que aceptar entonces la que también fuera presidenta de Castilla-La Mancha, cuyas explicaciones no convencieron al juez Manuel García Castellón, que le reclamó que le aclarara las incoherencias de su testimonio, ya que hasta ese momento había asegurado que sus charlas con Villarejo habían sido intrascendentes.

"Si su interés es el que es, pues lo lógico es que se encuentre con él [Villarejo] y le exprese su deseo de saber cosas. No una conversación social", aseguró el juez, que prosiguió: "Lo que yo quiero decir es que si su interés es saber si les están espiando, por ejemplo, que es lo que usted ha dicho, lo lógico es que la conversación que tienen no sea una conversación banal, que es lo que usted me ha venido a decir, sino una conversación profesional. Es decir, sobre qué avances puede hacer él en detectar esas posibles escuchas. Pero eso me ha dicho usted hace un momento que no, que era una conversación banal...", concluyó el juez, que acabó archivando la acusación contra la ex secretaria general del PP.

Noticias relacionadas