CRISIS DIPLOMÁTICA

Sánchez avisa a Milei que si no rectifica escalará la crisis diplomática y pide al PP una condena

El jefe del Ejecutivo intenta acorralar a Feijóo para que se desmarque de Vox y le exige también una "condena rotunda" a las palabras de Abascal sobre que se debería sacar "a patadas y a gorrazos" al PSOE del Gobierno

Sánchez: "Entre los gobiernos los afectos son libres, pero el respeto es irrenunciable"

Sara Fernández

Iván Gil

Iván Gil

La crisis diplomática con Argentina amenaza con seguir escalando. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido a su homólogo argentino, Javier Milei, que si no rectifica las palabras con las que tildó de “corrupta” a su esposa, pronunciadas este domingo en Madrid durante un acto de Vox, “la respuesta será acorde a la dignidad que representa la sociedad española y los lazos de hermandad” con el país sudamericano. El ministro de Exterior, José Manuel Albares, ya no descartó esta mañana escalar la crisis diplomática rompiendo relaciones con Argentina si no se producía una disculpa pública. La Administración argentina lo ha descartado por el momento.

El jefe del Ejecutivo ha lanzado estas advertencias durante la inauguración de un foro económico organizado por el diario 'Cinco Días', donde lamentó que Milei no ha estado “a la altura” de las relaciones históricas entre ambos países. Al mismo tiempo, sin mencionar directamente al PP, ha afeado que el apoyo a las instituciones españolas “de los insultos y las difamaciones” no entiende de “peros”. “Más allá de la ideología está la educación y el patriotismo”, arremetió para intentar vincular las posiciones políticas de Alberto Núñez Feijóo con las del mandatario argentino.

A quien sí mencionó directamente Sánchez fue al líder de Vox, Santiago Abascal. El presidente del Gobierno hizo referencia a sus declaraciones, en el mismo acto orgánico de este domingo donde participó Milei, que se debería sacar “a patadas y a gorrazos” al PSOE del Gobierno. Una llamada “explícita” a la "violencia política”, según denunció, y unas declaraciones "antidemocráticas" frente a las que reclamó al todos los partidos una “condena rotunda”.

El Gobierno ya llamó a consultas a su embajador en Buenos Aires en la tarde de ayer y esta mañana ha convocado al argentino. El siguiente paso en una escalada diplomática es la retirada del embajador, algo muy poco frecuente y que suele considerarse como la ruptura de facto de relaciones diplomáticas. Albares ha rechazado en todas las ocasiones en las que ha sido preguntado en las últimas horas confirmar o descartar que considere la ruptura de relaciones diplomáticas. "Vamos a esperar acontecimientos, ha sido su respuesta esta mañana.

El Gobierno de ultraderecha de Argentina ya ha descartado de plano que Javier Milei se retracte de su intervención en Madrid que ha provocado una crisis diplomática sin precedentes entre España y este país, informa desde Buenos Aires Abel Gilbert. "El presidente no va a pedir disculpas porque no tiene por qué", ha dicho su portavoz, Manuel Adorni, al programa televisivo La Cornisa.

Campaña de las europeas

Desde Ferraz, la portavoz del PSOE, Esther Peña, se ha mostrado más contundente al exigir una condena firme y explícita a los populares. Tras situar al principal partido de la oposición al mismo nivel que Vox, Peña arremetió contra un falso patriotismo “de pulserita” porque “no les importa lo que pase a este país mientras piensen que puedan arañar unos votos”. Peña tampoco dejó de reprender a sus socios de coalición por evitar un respaldo explícito a los pasos diplomáticos dados por el Ejecutivo: "La equidistancia no es una posición. No se puede ser equidistante ante una agresión a las instituciones del país”.  

A escasos tres días de que arranque la campaña de las elecciones europeas, los socialistas intensifican su estrategia de asociar al PP con Vox para plantear estos comicios en una dicotomía entre “el avance y el retroceso”. Al igual que en las generales, se busca movilizar al electorado progresista y aglutinar el voto útil frente a lo que califican de “ola ultrarreaccionaria” con el concurso de los populares por acción u omisión.  

Los populares han evitado cerrar filas con el Gobierno y Feijóo optaba este mediodía por seguir la misma estrategia de los socialistas para equipararlos en radicalidad y situarse en la centralidad. "Ni el Gobierno argentino ni el del señor Sánchez, que empezó insinuando el consumo de sustancias del presidente argentino; ni el señor Milei, que siguió llamando corrupta a la mujer del presidente, están en el espacio de moderación que yo reivindico para la política”, señaló el líder de los populares durante un acto de campaña con la cabeza de lista de su partido para las europeas, Dolorst Montserrat.