Gesto de agradecimiento

Aparecen carteles en Palestina agradeciendo a Colau haber roto lazos con Israel

"Desde Palestina, gracias Barcelona", puede leerse sobre una imagen de la Sagrada Familia

Aparecen carteles en Palestina agradeciendo a Colau haber roto lazos con Israel
1
Se lee en minutos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tomó este sábado la polémica decisión de romper "temporalmente" lazos con Israel como respuesta a la ocupación Palestina. Aclamada por unos y criticada por otros, la decisión diplomática no ha dejado indiferente a nadie. Este mismo domingo, han aparecido en Ramala, Palestina, dos carteles con agradecimientos a la ciudad de Barcelona.

"Desde Palestina, gracias Barcelona", puede leerse sobre una imagen de la Sagrada Familia. "Te saludamos, Barcelona", puede leerse en otro cartel. La ruptura de relaciones entre la ciudad de Barcelona Israel deja sin efecto por ahora el hermanamiento que une a la capital catalana desde 1998 con la segunda ciudad más poblada de Israel, Tel Aviv, como abogan 112 entidades que consideran incompatible la entente con la ocupación de Palestina.

"La alcaldesa del ayuntamiento de Barcelona congela las relaciones con el régimen israelí del apartheid que incluye eliminar el acuerdo del hermanamiento con Tel Aviv", se lee en árabe debajo de la foto de la Sagrada Familia.

Gesto celebrado por los activistas

Noticias relacionadas

"Significa mucho para nosotros tener el apoyo de una de las ciudades más importantes del mundo y más conocidas y significantes e influyentes. Barcelona es una ciudad muy importante y capta mucha atención mediática, así como su política y economía, en este sentido este reconocimiento es muy importante sobre todo por el motivo, que es no querer apoyar a un estado que está cometiendo un delito de apartheid", asegura a EL PERIÓDICO, del grupo Prensa Ibérica, Shadia Ez-Zaher, activista por los Derechos Humanos y estudiante del master de diplomacia.

"Por otro lado en el comunicado se especifica que no se retomarán las relaciones hasta que Israel respete los derechos del pueblo palestino, algo que es un reconocimiento enorme y nos da esperanzas para creer que otras ciudades y otros países más adelante podrían seguir el ejemplo de Barcelona", añade. "Es la única forma de conseguir un cambio verdadero, con presión internacional. Es algo que hace unos años parecía imposible y nadie imaginaba que ciudades europeas importantes pudieran tomar este tipo de decisiones", zanja.