POLÍTICA DE DEFENSA

Podemos rehúye la polémica por el envío de carros de combate Leopard a Ucrania

El socio minoritario de coalición ve a Pedro Sánchez más alineado con Alemania, que ha enfriado un envío inmediato y está estudiando la petición

El portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique.

El portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique.

4
Se lee en minutos

Podemos aplaza el choque con el ala socialista del Gobierno por el nuevo envío de armas a Ucrania que se debate estos días en el seno de la Unión Europea. El socio minoritario esquiva de momento la disputa sobre este asunto, que puede reabrir heridas en el seno de la coalición, después de que en marzo del año pasado los morados impidieran al Gobierno exhibir unidad ante el escaparate internacional. 

En aquel episodio no sólo hubo división entre las dos fuerzas; también dentro del espacio morado hubo matices, y mientras Podemos se oponía frontalmente al envío de material, Yolanda Díaz apeló al derecho a la “legítima defensa” de Ucrania. Casi un año después de aquello, y en plena precampaña electoral, Podemos trata ahora de rehuir la polémica en torno a este asunto. 

Aunque desde el partido advierten de que su posición es “en favor de la paz”, desechan la posibilidad de que el Gobierno de España envíe ahora los blindados Leopard. Ucrania había reclamado a Occidente este tipo de armamento militar para hacer frente a la ofensiva de Rusia, ante el anuncio de Vladímir Putin de recrudecer sus ataques en suelo ucraniano en los próximos meses, una vez pasado el invierno. Este tipo de vehículo, que permite el combate nocturno, supondría un espaldarazo a las fuerzas ucranianas en el frente. 

“No vemos al PSOE en ese punto”, advierten desde Podemos, que aseguran que sus socios de Gobierno están en una “posición distinta” respecto a la que adoptaron hace poco menos de un año. Se muestran convencidos de que el envío de carros de combate a Ucrania supondría una importante “escalada bélica”, por el que el conflicto traspasaría las fronteras de los dos países contendientes y metería de lleno a la Unión Europea y la OTAN: “Llevaría a una guerra total”, aseguran. En este punto, creen que el presidente Pedro Sánchez “no está por contribuir a la furia belicista”. 

Cuando se comenzó a especular sobre la posibilidad de enviar carros de combate a Ucrania, las Fuerzas Armadas españolas pensaron en la posibilidad de recuperar unos Leopard que tenían en desuso en un almacén militar de Zaragoza. La ministra de Defensa, Margarita Robles, desechó no obstante la idea, al afirmar que se encontraban en un estado “lamentable”.

 Desde Podemos consideran que este argumento no es sino “una excusa” de los socialistas para no ampliar el apoyo militar a Ucrania y que en realidad el ala socialista “no está en esa postura”. Los morados ven a Pedro Sánchez “alineado con Alemania”, que tiene una postura “más sensata” sobre esta cuestión, después de que el Gobierno alemán haya enfriado un envío inmediato y esté todavía estudiando esta posibilidad. Consideran en Podemos que la disposición dar más ayuda militar a Ucrania parte, sobre todo, de Polonia y los países bálticos, que geográficamente pueden sentirse más amenazados por la presencia rusa. 

Sin embargo, el debate no está ni mucho menos cerrado a nivel europeo, y tampoco en España. La titular de Defensa, en declaraciones este mismo lunes, no cerraba las puertas al envío de material que requiere Zelenski y defendía que nuestro país actuará en coordinación con otros aliados europeos. 

Podemos sigue manteniendo sus tesis contrarias al apoyo militar a Ucrania, pero su oposición se ha rebajado respecto a la postura que adoptó hace un año. Una postura que, además, se ha mostrado como claramente impopular. En marzo del año pasado, el CIS preguntó sobre el apoyo militar a Ucrania, y siete de cada diez españoles se mostraron de acuerdo con que la OTAN envíe “material militar, armas o munición” al país. Este mismo diciembre, el CIS volvió a preguntar por Ucrania, y el 57% de los encuestados se mostraron a favor de que España apoyara su entrada en la OTAN. Unos indicadores que dan cuenta del apoyo mayoritario de la sociedad española a la causa ucraniana. 

Noticias relacionadas

El socio minoritario de coalición no ha tenido problema en seguir defendiendo sus posiciones, aunque ha bajado un poco el tono de confrontación que sí adoptó el año pasado. “Podemos ha sido la fuera que con más ahínco ha defendido la paz y ha denunciado una matanza injustificable”, aseguró en rueda de prensa este lunes el coportavoz del partido, Javier Sánchez Serna, que responsabilizó de las consecuencias de la guerra a Rusia y a la OTAN.

“Una matanza que es producto de una invasión ilegal de Rusia pero también de todo un despliegue militarista que no conduce a nada bueno, no solo al pueblo ucraniano sino a todo el continente europeo”. En este sentido, y al hilo de las tesis defendidas en los últimos meses, Serna llamó “a empezar a desescalar este conflicto y buscar soluciones diplomáticas”.