Calidad Institucional

Feijóo solo se compromete a facilitar que la lista más votada gobierne en ayuntamientos

El líder del PP acusa a Sánchez de "nepotismo" y "opacidad" en un acto solemne en el oratorio de San Felipe Neri

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo. EP

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo. EP

4
Se lee en minutos
Pilar Santos

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, eligió este lunes el oratorio de San Felipe Neri, en Cádiz, donde se proclamó la Constitución de 1812, para presentar su "Plan de calidad institucional", un conjunto de 60 propuestas para "mejorar la democracia" y "acabar con el nepotismo, opacidad y arbitrariedad" que achaca a Pedro Sánchez. En su discurso abundó en acusaciones al presidente del Gobierno, al que ve con una "peligrosa inclinación" hacia "posiciones iliberales" al "debilitar el Estado de Derecho" con reformas legales como la derogación de la sedición o la reforma de la malversación.

En este contexto, Feijóo ha echado el freno a una de sus propuestas más repetidas, pero que ahora ha puesto negro sobre blanco y lo ha preferido hacer con limitaciones. El dirigente conservador siempre ha defendido que, en municipios, comunidades y en las elecciones generales, debe gobernar el candidato que tenga más votos en las urnas, aunque el resto de partidos puedan hacer una "alianza de perdedores" e imponerse al ganador. De hecho, hace pocos días le ofreció un acuerdo a Sánchez. Sin embargo, en ese "Plan de calidad institucional" que este lunes firmó ante las cámaras de televisión, Feijóo solo se compromete a defender "la lista más votada" en el caso de las alcaldías. Para ello, propone reformar el artículo 180 de la ley orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General (Loreg) para "garantizar que sea proclamado alcalde o alcaldesa quien haya recibido el mayor número de votos y asegurar la gobernabilidad de la lista más votada".

No ha puesto por escrito que la fórmula de la "lista más votada" afecte a comunidades, algo que Isabel Díaz Ayuso había desdeñado solo horas antes, ni tampoco a las elecciones generales, que le tocan a él. Fuentes del equipo quitan importancia a la ausencia de esas concreciones y apuntan a que, en esos dos casos, debe ser fruto de un "acuerdo político".

En las próximas generales, podría darse la circunstancia de que el PSOE sea la lista más votada, pero que la alianza del PP con Vox sume una mayoría parlamentaria mayor. Con este documento que este lunes ha firmado en el oratorio de Cádiz, Feijóo no se ha comprometido a dejar paso a Sánchez ni tampoco ha puesto en un brete a los dirigentes autonómicos que puedan estar en la misma situación. De hecho, el PP no habría podido gobernar en Andalucía, Madrid, Murcia y Castilla y León en 2019 si se hubiera aplicado la fórmula de la "lista más votada", porque en todas ellas ganó el PSOE.

Mano tendida

Feijóo necesita presentarse como futuro presidente del Gobierno y, para reforzar esa imagen, se fue al oratorio gaditano, usado en los últimos años para celebrar los 40 años de la Constitución o la cumbre iberoamericana de 2012. El líder del PP ha querido marcar el debate de la semana con este plan que él ve como una nueva mano tendida a un Sánchez que, según se queja, siempre se la desprecia. Ya lo hizo, denuncian los conservadores, con el plan fiscal y con el plan para regenerar la justicia. "No somos los únicos en el mundo alarmados con un conjunto de acciones que se dirigen a debilitar el Estado de derecho frente a enemigos declarados", afirmó en referencia a independentistas y Unidas Podemos.

El plan con 60 medidas, que Feijóo esbozó en cinco grandes bloques, empieza por uno que le pone en aprietos: dice el líder del PP que hay que "proteger la Constitución". No obstante, la está incumpliendo al no renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que tiene el mandato caducado desde hace más de cuatro años. En este apartado, el dirigente conservador obvió la referencia a este asunto y se centró en las medidas sobre "la integridad territorial del Estado", entre las que citó la recuperación del delito de sedición, la anulación de la reforma de la malversación y la tipificación del delito de referéndum ilegal.

Noticias relacionadas

En el segundo bloque, quiere garantizar "las funciones del poder legislativo y la calidad de las leyes". Para ello, propone limitar el recurso al Real Decreto Ley, regular la periodicidad del debate del estado de la nación y la creación de una Oficina de Calidad democrática y Legislativa.

El CNI, RTVE

En el tercero es en el que ha incluido la propuesta de la "lista más votada". El cuarto paquete lo ha dedicado al poder judicial, con el límite a las puertas giratorias, el refuerzo de las exigencias de independencia, en el Constitucional y en el CGPJ y la fijación de un mandato de cinco años para el fiscal general del Estado, desvinculándolo de la legislatura del Gobierno. En último lugar, subrayó la necesidad de "recuperar el prestigio de las instituciones", "estableciendo requisitos de idoneidad para dirigir los organismos reguladores", con medidas para "recuperar la credibilidad y la independencia de instituciones" y cita el CIS, el INE, el CNI y RTVE.