Elecciones municipales y autonómicas

Ayuso desecha el plan de Feijóo para que gobierne la lista más votada y apoya que se estudie una segunda vuelta

  • La presidenta de la Comunidad de Madrid reconoce que ella no hubiese logrado el Gobierno de la región si se hubiese respetado la lista más votada y duda de que ahora el PSOE quiera aceptarla.

Ayuso desecha el plan de Feijóo para que gobierne la lista más votada y apoya que se estudie una segunda vuelta
4
Se lee en minutos
Elena Marín /EP

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no se ha mostrado hoy especialmente favorable a la propuesta que su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, de que gobierne la lista más votada tras unas elecciones. De hecho, renegando casi de la iniciativa del presidente del PP al decir que no ve "mal" que gobierne quien no ha obtenido en las urnas la mayoría, lo que ha hecho ha sido proponer una alternativa, sugiriendo que se podría estudiar la opción de una segunda vuelta.

Ayuso se ha desmarcado con esta idea poco antes de que esta mañana Feijóo presentara en el oratorio de San Felipe Neri, en Cádiz, donde se proclamó la Constitución de 1812, su "Plan de calidad institucional". Una iniciativa que congrega alrededor de 60 propuestas para "mejorar la democracia" y "acabar con el nepotismo, opacidad y arbitrariedad" que achaca a Pedro Sánchez pero en la que finalmente ha limitado su idea de la lista más votada a las alcaldías.

En las filas del PP la proposición de Feijóo no ha calado igual de bien en todas las comunidades autónomas, las aguas se han visto revueltas en regiones como Extremadura o Castilla y La Mancha donde la la propuesta de la lista más votada les dejaría probablemente en la oposición, pero el presidente del partido ha defendido esta misma idea desde que era líder en Galicia.

Propuesta "recurrente"

En el equipo de Ayuso son conscientes de que este es un asunto "recurrente" que vuelve como las mareas en cada periodo electoral y no tienen intención de hacer casus belli para contradecirla, según afirman en su entorno, pero tampoco ven necesidad de defenderla. Es una propuesta que parece nacer muerta dentro del propio partido antes incluso de que vea la luz. Ella lo ha achacado en la entrevista en Antena 3 a que la cuestión "va a tener difícil solución" porque duda que el PSOE lo vaya a querer", "es hablar sobre futuribles que no lo sé" ha indicado. Ha hablado del tema solo porque le han preguntado, explicaban fuentes de la Puerta del Sol.

Pero detrás de sus palabras se encuentra también el reconocimiento de que ella no estaría hoy donde está de haber seguido esa regla. En las elecciones de 2019, las primeras a las que se presentó, Ayuso consiguió gobernar gracias a la coalición que formó con Ciudadanos y a los votos de Vox para su investidura, pero el más votado en aquellas elecciones fue el socialista Ángel Gabilondo. Ahora gobierna rozando la mayoría tras haber convocado elecciones anticipadas en 2021.

Alcaldía de Madrid

Algo similar a lo que ocurrió en la alcaldía de Madrid, donde la lista más votada fue la de Más Madrid, con Manuela Carmena a la cabeza tras una legislatura como alcaldesa, pero José Luis Martínez Almeida supo aprovechar la coyuntura nacional y logró el apoyo de Begoña Villacís para un gobierno de coalición que, este sí, aún sobrevive.

De hecho, este es uno de los casos que los políticos de izquierdas han empezado a echar en cara al PP para argumentar que su propuesta es oportunista. "Pero entonces Almeida dimite?" se preguntaba irónico el ministro socialista de Presidencia, Félix Bolaños, en referencia precisamente a si dejará que gobierne Rita Maestre, líder de Más Madrid en la capital desde que Carmena decidió dejar el Ayuntamiento.

"Es falso", ha dicho abiertamente Mónica García al ser preguntada por esta propuesta precisamente por la misma razón: "El PP y Feijóo se suman al carro de las propuestas que les convienen a ellos y no se basan en ningún precepto democrático. Gobierna el que tiene el respaldo de los parlamentos en las Cámaras".

Ayuso ha reconocido cuál fue su situación en 2019, y una vez lanzada su propuesta de la segunda vuelta, algo que en el pasado ya propuso el PSOE de Pedro Sánchez, se ha limitado a decir que es "un sinsentido lo que está pasando", apuntando que son "minorías", en referencia a Bildu u otras formaciones del Congreso de los Diputados, las que "deciden por todos, y, sin embargo, los partidos que han obtenido más votos, que han quedado segundos o terceros o primeros y no han podido hacer gobierno se quedan fuera".

Noticias relacionadas

El plan de calidad democrática presentada esta mañana por Feijóo en Cádiz incluye entre sus 60 propuestas la reforma del artículo 180 de la ley orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General (Loreg) para que gobiernen las listas más votadas en las distintas alcaldías a partir del próximo mes de mayo. Para que fuera efectiva, la iniciativa debería ser votada por el PSOE en el Congreso de los Diputados, ya que se necesita una mayoría de tres cuartos para modificar esta ley, pero el principal partido del Gobierno ya ha dicho que no está por la labor.

El PP cree, con las encuestas actuales en la mano, que el mapa municipal podría virar en gran parte de España al azul si saliera adelante la modificación de la norma, proyectando de cara a las elecciones generales que previsiblemente se celebrarán en diciembre que el cambio de gobierno que ansían es posible. Sin embargo, la insistencia en esta propuesta que no tiene visos de salir adelante es vista también como una estrategia para que, si llegado el momento, el PP es la lista más votada pero se ve obligado a pactar con Vox para poder gobernar puedan decir que es responsabilidad del PSOE.