ACTO DEL PSOE EN VALLADOLID

Sánchez pone de ejemplo Castilla y León ante una hipotética unión Feijóo-Abascal

El presidente carga contra los manifestantes de Madrid: "Quieren una España uniforme y excluyente"

3
Se lee en minutos
EFE

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido este sábado que, pese a las manifestaciones de "nostálgicos" en Barcelona y en Madrid, "hoy se cumple la Constitución en toda España" y la "amenaza de la quiebra de la convivencia va quedando cada vez más lejos".

Ante unas 1.500 personas reunidas en Valladolid, donde el PSOE ha organizado un acto para presentar a sus candidatos de las nueve capitales de provincia de Castilla y León, Sánchez ha alertado de que los "nostálgicos" que se manifestaron en Barcelona el pasado jueves "querían una España rota", mientras que quienes lo hacen hoy en Madrid quieren "una España uniforme" y "excluyente".

"Y entre unos y otros estamos la mayoría de los españoles, que deseamos convivencia en una España, que respete la diversidad y que avance", ha sostenido el presidente, quien ha ironizado con que el PP, cuando estaba Mariano Rajoy al frente del Ejecutivo, "no hizo absolutamente nada" ante los "referéndum ilegales" que situaron al país "en el abismo".

Sánchez ha hablado de lo ocurrido en Cataluña en 2017 como uno de los múltiples problemas que ha tenido que afrontar desde su llegada al Gobierno, junto a la pandemia de la covid, la erupción del volcán de La Palma, la guerra de Ucrania, los incendios y temporales como el de Filomena.

"¿Os imagináis cuando el viento sople a favor?", ha preguntado a los candidatos del PSOE en Castilla y León, para animarles a defender la gestión del Gobierno socialista en materias como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la reforma laboral, la revalorización de las pensiones, los acuerdos del Diálogo Social y la fiscalidad especial para la banca, entre otros.

Orbán y Sánchez

El presidente ha ironizado con que son precisamente los que le descalifican comparándole con el presidente de Hungría, Viktor Orban, quienes "luego pactan con los Orban de aquí", en referencia al PP y su acuerdo de gobierno con Vox en Castilla y León.

Sobre este pacto, Sánchez ha alertado de que el PP y Vox harían en un hipotético gobierno de España lo que ya están haciendo en Castilla y León, con el presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco (PP), y su vicepresidente, Juan García-Gallardo (Vox).

"Quien quiera saber qué haría un hipotético gobierno de Feijóo y Abascal, no hace falta más que ver lo que hacen Mañueco y Vox aquí en Castilla y León", ha resumido.

Con varias referencias a lo ocurrido en Castilla y León en la última semana, tras presentar el vicepresidente de la Junta una serie de medidas antiaborto que posteriormente han sido desmentidas por Mañueco, Sánchez se ha preguntado "qué problema tienen" el PP y Vox con las mujeres y por qué "se empeñan en perpetuar la desigualdad de género".

Noticias relacionadas

"No se lo vamos a permitir", ha clamado el presidente del Gobierno, quien ha ofrecido continuar en el camino emprendido para reducir la precariedad laboral y garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas, para alcanzar una España "que compita en cohesión, justicia social, en talento y en calidad", frente a un modelo de la derecha que basa su crecimiento "en la precariedad".

Sánchez ha argumentado que las de su gobierno son "medidas progresistas" que salen adelante en el seno de un Ejecutivo de coalición (PSOE-Unidas Podemos), mientras que ha aventurado lo que ocurriría en España en el caso de que, a finales de año, el PP y Vox pudieran formar una coalición.