MEDIOAMBIENTE

Los regantes de Murcia piden "responsabilidad" a Sánchez para parar el plan del Tajo

El dictamen del Consejo de Estado critica la falta de "coordinación" entre los planes hidrológicos del Tajo y del Segura para mantener el acueducto e insta al Ministerio de Teresa Ribera a cambiar los criterios técnicos para calcular los caudales ecológicos

El canal del postrasvase, sin agua, a su paso por Santomera (Región de Murcia).

El canal del postrasvase, sin agua, a su paso por Santomera (Región de Murcia). / Europa Press

5
Se lee en minutos
Alberto Sánchez

Toque de atención serio del Consejo de Estado. El máximo órgano consultivo del Gobierno central avaló este viernes los planes hidrológicos del Segura y del Tajo, y con ello el recorte de agua que se producirá en el Trasvase a cuenta de los caudales ecológicos en la cuenca cedente. Sin embargo, en su dictamen, los consejeros que estudiaron el real decreto del Ministerio señalan que existe "falta de coordinación" entre ambos planes que la normativa de Transición Ecológica que los regula no logra "solventar". Con ello, inciden en que se produce entonces "una afección relevante" sobre el acueducto.

El Consejo sentencia que "resulta imprescindible coordinar el contenido de los planes hidrológicos de las cuencas cedente y receptora para garantizar su coherencia -es decir, que ambas reflejen la misma realidad- y que sus previsiones respetan la normativa específica reguladora del trasvase del Tajo-Segura". Esta compatibilidad que reclama el órgano consultivo, aunque no sea vinculante su dictamen, debería "hacerse efectiva", señalan, contando con el Consejo Nacional del Agua, donde están representados los regantes del Levante y los gobiernos de la Región de Murcia, Alicante y Almería, que alegaron en contra del Ministerio por la aplicación progresiva del caudal ecológico del Tajo hasta 2027.

El Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura ha denunciado que los cambios introducidos por el Ministerio para la Transición Ecológica en el real decreto sobre el Trasvase Tajo-Segura, cuestionados por el Consejo de Estado, "ha hecho más evidente si cabe la intervención política, personalista y autoritaria de la ministra". Los regantes celebran que el órgano consultivo cuestione, además, la metodología y los criterios técnicos para fijar los caudales ecológicos empleados por el Ministerio: "Los estudios del Scrats demuestran esos errores de cálculo cometidos".

Ante las conclusiones del órgano estatal, los regantes le piden "responsabilidad" al Gobierno de Pedro Sánchez para que el martes no se apruebe en el Consejo de Ministros el plan del Tajo "en los términos propuestos por el Ministerio para la Transición Ecológica". Las mesas del agua de Murcia, Alicante y Andalucía han anunciado una concentración frente a La Moncloa el próximo martes si en el orden del día de la reunión van las planificaciones hidrológicas.

Reglas de explotación

El Consejo, incluso, cuestiona la metodología y los criterios técnicos seguidos por el Ministerio para establecer los caudales ecológicos, no solo en la cuenca del Tajo, sino en todas las demarcaciones hidrográficas de España. "Se trataría de establecer unas metodologías y criterios comunes más detallados, precisos y actualizados que los que actualmente ofrece la instrucción de planificación hidrológica". Esta es una de las dos consideraciones que realiza para lograr esa coordinación entre ambos planes.

La segunda tiene que ver con la revisión necesaria de la regulación del Trasvase. El Consejo pide llevar a cabo un cambio en las normativas que inciden sobre el acueducto y también en las reglas de explotación para actualizarlas.

Murcia pide cambiar los criterios de los caudales

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha considerado este viernes que el informe del Consejo de Estado sobre el nuevo plan de cuenca del Tajo recoge todas las alegaciones presentadas por su Ejecutivo y le da una "justificación" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para no llevar a cabo el recorte sobre el trasvase Tajo-Segura. El presidente murciano ha recalcado también que el informe apela a la necesidad de hacer compatible el trasvase con los caudales ecológicos y que llama a definir éstos a partir de criterios técnicos.

Sí hubo cambio en el decreto

Noticias relacionadas

La institución dirigida por la exministra y exconsejera de Castilla-La Mancha, Magdalena Valerio, deja en evidencia al Ministerio al manifestar que sí existió un cambio en el real decreto de los planes de cuenca. Tras la aprobación del Consejo Nacional del Agua, el departamento de Teresa Ribera eliminó del texto la cláusula que frenaba la subida del caudal mínimo si se lograba el buen estado de las masas de agua en el Tajo y el Segura, un objetivo que contaba con una inversión superior a los 1.100 millones de euros para eliminar los vertidos mal depurados en Madrid y Toledo, entre otras metas.

Detecta "falta de transparencia" en el Consejo Nacional del Agua

"De la lectura del expediente remitido al Consejo de Estado se desprende que, en efecto, el debate y la votación en el Consejo Nacional del Agua no se desarrollaron con la claridad y la transparencia con las que debieran haber transcurrido". El Consejo de Estado hace esta dura observación al Ministerio para la Transición Ecológica, que llegó a negar que hubiera un cambio en el decreto del Trasvase Tajo-Segura. Existió "confusión" en la votación, subrayan, ya que hasta en tres ocasiones los representantes pidieron al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, que aclarase el cambio de posición del Gobierno. El Ministerio rompió el pacto que alcanzó con los socialistas murcianos y valencianos en favor de las exigencias del Gobierno manchego y su presidente Emiliano García-Page.

La cláusula para frenar la subida del caudal "carece de funcionalidad"

"A diferencia del texto inicialmente presentado al Consejo Nacional del Agua", el documento modificado por el Ministerio "no delimita con rigor y precisión el significado y alcance de los programas de seguimiento del Trasvase, que ahora siguen enunciados en la disposición pero sin precisar ni regular cuáles serían las consecuencias de sus resultados, ni de los programas asociados de medidas y la evaluación de sus resultados que ordena llevar a cabo", explica en el dictamen del Consejo de Estado. Ante eso, concluye que ese mecanismo rebajado por el Ministerio "no cumple adecuadamente la función coordinadora" entre ambas cuencas "para la que fue concebida en origen". Los consejeros llegan a afirmar que "resulta necesario arbitrar un mecanismo eficaz para la coordinación de los planes hidrológicos de las cuencas del Tajo y del Segura, entre sí y en relación con la normativa reguladora del Trasvase".

Se debe buscar, a juicio del Consejo, la "satisfacción del interés general" entre establecer un régimen de caudales ecológicos, "completo y vinculante", que el plan del Tajo tiene "necesariamente que establecer", pero que este "se haga compatible con un elemento de la planificación hidrológica nacional como el del trasvase mediante el acueducto del Tajo-Segura". A falta de tal "coordinación, puede producirse una consecuencia que no responde a la voluntad del legislador, que hasta el momento ha mantenido el trasvase sin perjuicio de la indiscutida prioridad de la cuenca cedente y de las previsiones legales que llaman a la revisión del volumen trasvasable".