IMAGEN DEL PRESIDENTE

El PSOE limita el rechazo a Sánchez a algo "madrileño" y niega que exista en el resto de España

  • La dirección moviliza a ministros, diputados y la propia Ejecutiva Federal para acudir a los actos del partido y contribuir a la movilización

  • Se pone en marcha una segunda fase de la 'operación cercanía' para que Sánchez venda directamente sus logros sociales

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la tercera jornada de la 43 edición de la Feria Internacional del Turismo Fitur 2023, en IFEMA Madrid, a 20 de enero de 2023.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la tercera jornada de la 43 edición de la Feria Internacional del Turismo Fitur 2023, en IFEMA Madrid, a 20 de enero de 2023. / Alberto Ortega / Europa Press

3
Se lee en minutos

Existe el antisanchismo como tendencia política pero se circunscribe sólo a Madrid. Este es el mantra que repiten en el PSOE, a escasas horas de una nueva manifestación en la ciudad contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este sábado en la capital. Los socialistas diluyen el rechazo que en parte de la ciudadanía provoca el jefe del Ejecutivo, pese a que el propio CIS apunta a un poso de desconfianza entre sus propias votantes. Lo consideran un "fenómeno madrileño" exacerbado por la "ferocidad" de algunas medios de comunicación y la política "de acoso y derribo" del PP. Pero defienden que en el resto de España no se comparte esa visión.

No existe una censura a Sánchez como la que parece imperar en Madrid, sobre todo porque la conversación política fuera de la capital es ajena a los temas dominantes en la política nacional. Y porque la decisión sobre el voto no está vinculada con los asuntos que dominan las tertulias. Esto es algo que corroboran distintas fuentes territoriales de primer nivel, que no perciben un impacto negativo de la figura del presidente. Otra cosa, reconocen en algunas comunidades, es que las decisiones del Gobierno sean mejor o peor entendidas por el partido. No lo ha sido, por ejemplo, la eliminación de la sedición y la reducción de la malversación ni el hecho de que la ley del 'sólo sí es sí' haya provocado la rebaja de penas de delincuentes sexuales pero eso no redunda en un desprestigio de la figura de Sánchez o en críticas por parte del electorado.

Únicamente en Andalucía se tiene una visión sobre él menos condescendiente y en un sector del partido sí se apunta que genera "rechazo". En Ferraz evitan en entrar en detallas pero sí reconocen que el PSOE andaluz arrastra el golpe moral de la mayoría absoluta de Juanma Moreno y que todavía están "purgando" esa derrota.

CONSERVAR SUS TERRITORIOS

A pesar de que las encuestas en diciembre y en enero han rebajado las expectativas electorales del PSOE, la dirección socialista mantiene intacta su predicción de un buen resultado electoral en las autonómicas y las municipales de mayo. Sus sondeos reflejan la fortaleza de sus barones y el apoyo a su gestión aunque dependerán sobre todo del resultado de otros partidos de izquierda -Podemos, IU, Compromís- para revalidar los gobiernos.

Noticias relacionadas

Para ayudarles se ha dado vía libre a sus barones para diseñar sus propias campañas. Frente a un PP que quiere desplegar una campaña nacional en el que estas elecciones sean un primer aviso para Sánchez, el PSOE favorecerá que se escuche y valore la gestión de sus presidentes y alcaldes. Pero también aprovechará la larga carrera electoral de 2023 para vender sus logros.

Con este intención se ha movilizado a ministros, miembros de la Ejecutiva y a diputados para afrontar una intensa actividad y cubrir el mayor número de actos. Incluso a quienes como la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, o el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, que carecen de carné del partido. Y con el mismo propósito se ha puesto en marcha una segunda fase de la 'operación cercanía', que ya inició el nuevo director de gabinete de Sánchez, Óscar López, a su llegada a Moncloa, destinada a sacar al presidente del castillo y también a dirigirse a sus votantes potenciales, a aquellas personas a las que ha podido beneficiar su política social. Ese el sentido del vídeo difundido esta semana jugando esta semana con unos pensionistas de Coslada -el PSOE tiene en los jubilados uno de sus mayores graneros de voto-, grabado y empaquetado para su difusión en redes sociales.