PODEMOS

Belarra dice que el plan antiaborto en Castilla y León muestra que en la derecha están "asalvajados"

La ministra de Derechos Sociales también ha alertado que hay un "recrudecimiento de la estrategia golpista" por parte de PP y Vox

La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en Zaragoza.

La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en Zaragoza. / Europa Press

3
Se lee en minutos

La líder de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha afirmado que la controversia con el intento de lanzar medidas antiabortistas en Castilla y León se suma a un movimiento reaccionario a nivel internacional contra la interrupción voluntaria del embarazo, cuyo germen es la revocación decretada por el Tribunal Supremo de Estados Unidos contra ese derecho.

También ha alertado que hay un "recrudecimiento de la estrategia golpista" de la derecha, "asalvajada" ante las medidas progresistas que propicia, dentro del Ejecutivo, su formación.

Así lo ha trasladado durante un acto del partido en Zaragoza para apoyar a los candidatos de Podemos en Aragón para las próximas elecciones de mayo, además de conmemorar el noveno aniversario de la formación que se cumplió el pasado martes, 17 de enero.

Y es que Belarra ha indicado que existe un movimiento que se opone a los avances del feminismo, tras la masiva manifestación en Estados Unidos contra el aborto y la reciente intención de Vox, junto al PP, de lanzar un plan frente a este derecho, aunque ahora digan los populares que se trata de un protocolo "fantasma".

Precisamente este viernes, el Gobierno dio por acatado su requerimiento a la Junta de Castilla y León en base al escrito que le remitió el Ejecutivo que encabeza Alfonso Fernández Mañueco, pero a la luz de nuevas declaraciones del portavoz del Ejecutivo regional sobre la intención de adoptar nuevas medidas para la atención de embarazadas que desean abortar, avisó de que actuará si estas se materializan.

De hecho, ha contrapuesto que mientras una fuerza política en el Gobierno, en referencia al PSOE, quería dejar las cosas como está respecto a la Ley del Aborto, otra en alusión a su partido tiene claro que "a la derecha se le frena con más derechos" y por ello plantearon la reforma de la normativa, para eliminar los tres días de reflexión respecto a la interrupción voluntaria del embarazo. "Tenemos que proteger a las mujeres", ha lanzado a continuación.

Además, Belarra ha lanzado que los sectores conservadores del país, ante la capacidad de Podemos de conseguir hacer realidad medidas que propugna Podemos, están "asalvajados" y van a desplegar "todo el ruido de la derecha".

Es más, ha asegurado que ese "salvajismo" en la derecha es consecuencia de la capacidad que ha demostrado Podemos, con su participación en el ejecutivo, de hacer "posible" y "factible" medidas que se tachaban de imposibles como subir el salario mínimo interprofesional, el ingreso mínimo vital, las leyes propugnadas por Igualdad o el tope al precio del gas.

Insiste en cambiar la ley para renovar el CGPJ

Por tanto, ha vaticinado que habrá un "recrudecimiento de la estrategia golpista de la derecha" y ha vuelto a denunciar, aunque ya no se hable tanto de ello, con una "gravedad infinita" el antiguo sector mayoritario conservador en el Tribunal Constitucional suspendió la tramitación parlamentaria de su reforma para desbloquear la renovación que estaba pendiente entonces.

Por otro lado, también ha reivindicado que solo se podrán acometer determinadas medidas si Podemos consigue ser la fuerza mayoritaria en el Ejecutivo estatal, así como en gobiernos autonómicos y municipales.

Noticias relacionadas

Por ejemplo, ha destacado que si su partido fuera ya el socio mayoritario de la coalición, no le iba a temblar el pulso de cambiar la ley para rebajar las mayorías de cara a renovar el Consejo General del Poder Judicial, ahora "secuestrado" por el PP.

Finalmente, la secretaria general de Podemos ha confrontado que mientras que su formación resiste "presiones" y "ataques" mediáticos, solo hizo falta dar un "toquecito" al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, desde ciertos sectores para "situarse fuera de la legalidad y la Constitución" negándose a renovar el órgano de gobierno de los jueces, cuyo relevo lleva cuatro años bloqueado.