CONGRESO

El PSOE se desentienden de su acuerdo con Podemos y lleva la ley de bienestar animal al límite

Socialistas y morados firmaron una enmienda para considerar a los perros de caza "animales domésticos" y dejarlos bajo la regulación autonómica

Perros de caza, junto a jabalís abatidos en Albanyà, el año pasado.

Perros de caza, junto a jabalís abatidos en Albanyà, el año pasado.

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez

La ley de bienestar animal llegará este jueves a la Comisión de Derechos Sociales sin consenso entre PSOE y Unidas Podemos. Los dos socios del Gobierno de coalición no han logrado cerrar un acuerdo en torno a los perros de caza después de que los socialistas se desmarcaran este miércoles de un texto pactado por ambas formaciones que concedía a estos perros la categoría de animales de compañía y dejaba su regulación en manos de las leyes autonómicas. Los morados han denunciado el "incumplimiento" del acuerdo y temen que sus socios acaben dejando caer la norma. Fuentes del PSOE alegan que la enmienda propuesta genera "una clara inseguridad jurídica" y anuncian que mantendrán su propuesta, pactada con PP y PNV, para dejar a los perros de caza fuera de esta norma.

A medio día de este miércoles, el proyecto de ley de bienestar animal impulsado por el Ministerio de Derechos Sociales, en manos de la morada Ione Belarra, parecía desbloquearse. Fuentes del grupo parlamentario de Unidas Podemos anunciaron un acuerdo con sus socios en el Ejecutivo fueran considerados "siempre de compañía" y quedarán regulados por "las normas autonómicas de protección animal". Los morados se mostraron bastante satisfechos.

Así lo recoge la enmienda que pactaron este miércoles, a la que ha tenido acceso El Periódico de Catalunya, del grupo Prensa Ibérica, y que fue redactada por el PSOE y firmada por las dos formaciones y ERC, donde se establece que los perros de caza, así como los animales que se emplean en actividades profesionales, son "animales de compañía", quedan fuera de esta norma, pero regulados y "protegidos por la normativa vigente europea, estatal y autonómica correspondiente, y que les sea de aplicación". La secretaria de Estado para la Agenda 2030 y dirigente de Podemos, Lilith Verstrynge, ha explicado que al ser considerados animales de compañía "iban a estar protegidos igual que el resto de los animales" y que todas las leyes autonómicas existentes "tienen que homologarse a la ley estatal y, por tanto, iban a estar todos protegidos".

Cambio de sentido

No obstante, a lo largo de la tarde, el PSOE se echado marcha atrás. "Nosotros hemos avisado de que esa redacción no se podía presentar así, y a pesar de ello han hecho público el acuerdo en base a ese papel", explican fuentes del grupo parlamentario socialista que, en este sentido, critican que Unidas Podemos "se precipita" al hacer público el anuncio. Las mismas fuentes subrayan que "había contradicciones en el propio texto" y que resulta de una "inseguridad jurídica terrible".

Además, los socialistas han dejado claro que mantendrán viva la enmienda que registraron y que pretende excluir a los animales usados en actividades específicas como las aves de cetrería, los perros pastores, los perros usados por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado o los perros de caza y demás animales auxiliadores de esta actividad. En definitiva, la ley de bienestar animal que busca alcanzar el sacrificio, el abandono y el maltrato cero solo afecte a los animales de compañía que viven en el hogar familiar.

Noticias relacionadas

"Por motivos que desconocemos, el PSOE se ha retractado y ha dicho que va a incumplir el acuerdo. Nos preocupa que el PSOE esté pensando en dejar caer la primera ley de bienestar animal del país y esperamos que reconsidere su decisión", ha denunciado Verstrynge. La dirigente morada ha confiado en que "en las próximas horas" se llegue a un acuerdo que permita salvar el trámite de este jueves en la Comisión de Derechos Sociales. Preguntada por las "incoherencias" que alega el PSOE, la secretaria de Estado ha asegurado que el texto proviene de los socialistas.

Así las cosas, si el PSOE saca este jueves adelante su enmienda para excluir a los perros de caza de la normativa se podría poner en riesgo la aprobación de la ley a su paso por el pleno del Congreso, ya que Unidas Podemos y otros socios del Gobierno podrían desmarcarse.