RESPÓNDAME

Esteban González Pons: "Quiero ser visto como escritor y no como político"

A sus 58 años, el vicesecretario general institucional del PP y diputado en el Parlamento Europeo acaba de publicar 'El escaño de satanás' (ESPASA). Veterano ya en las lides de la cosa pública, este valenciano afirma, sin embargo, que él lo que quiere es ser visto como escritor y no como político

Esteban González Pons durante la entrevista.

Esteban González Pons durante la entrevista. / David Castro

4
Se lee en minutos

Acaba de publicar El escaño de Satanás (Espasa). ¿En quién pensaba cuando puso el título?

No fue fácil poner el título. De hecho, la obra se llamaba Rodamundo. Pensaba en un título que resumiese bien el contenido de la obra, que trata de que Satanás siempre ha tenido un escaño en la política española. Satanás no es un político. Satanás es la política. En la política conviven Dios y Satanás. En ella vemos lo peor del ser humano y también lo mejor, porque gracias a la política tenemos pensiones, educación y sanidad. El problema es que para conseguir lo bueno hay que pasar por lo malo. 

Cuenta que el libro se le ocurrió en la bañera (en Bonn). Qué sexy.

Pero con la luz apagada. No me veía.

 ¿Encontró al vampiro que buscaba? ¿Estaba en las filas del PP?

El vampiro es la segunda marquesa del Valle de Oaxaca, que está, sin ningún género de duda, enterrada debajo del atril del Hemiciclo del Congreso de los Diputados, debajo del orador. Y sobre su losa soporta todos los discursos que llevan haciéndose en ese Hemiciclo desde mediados del siglo XIX.

¿Hay mucha peste debajo del Congreso, con o sin cripta?

Digamos que, sabiendo que hay un cementerio debajo del Congreso de los Diputados, la metáfora de que la política española ocurre sobre un cementerio lo explica todo. 

Dice que hay muchos muertos bajo el Hemiciclo. ¿Y encima?

La política es un juego de muertos que aparentan seguir vivos. No hay un político que haya llegado a nada que no haya muerto al menos un par de veces durante su carrera. Yo mismo estoy en mi enésima resurrección.

 ¿Ha visto mucho fantasma en la Carrera de San Jerónimo?

De los fantasmas de verdad, no. De los fantasmas de la vida, en la Carrera de San Jerónimo y en todas partes. El mundo está lleno (de fantasmas vivos). 

 "He contemplado mucha más crueldad en la política que en el infierno" (dice su narrador). Cuando vaya al infierno le va a parecer Hollywood.

Conociendo como he conocido la política, cuando vaya al infierno voy a tener una vida relajada.

 ¿Ahora mismo en el PP hace de poli bueno o de poli malo? ¿Y con quién (Gobierno?)

De poli viejo [risas] El poli bueno y el poli malo ya se han acabado para mí. Y ahora soy el poli que está en la comisaría, que se las sabe todas y que no sale nunca a patrullar, porque está demasiado gordo y ya no cabe en el coche.

¿Por qué cree que le ha recuperado la nueva dirección del Partido Popular? ¿Por qué es el rey del ¡A por ellos!?

No. Yo estoy en la nueva dirección por Alberto Núñez Feijóo. Tengo una muy buena y antigua relación política y personal con él y a mí me ha devuelto a la política nacional su candidatura. Yo tengo edad para ser ex algo y no soy ex nada. Y Alberto Núñez Feijóo me ha vuelto a convertir en meritorio, casi con 60 años.

Califica a los políticos de conspiradores, trepas, vanidosos, oportunistas, aventureros, charlatanes… ¿Cuánto de ese retrato se lo ha devuelto el espejo?

La novela la he escrito mirándome en el espejo. No hay un escritor que termine una línea sin que le haya salido de adentro. Esta novela no es un libro de memorias, ni un ensayo. (En esta novela) no he querido retratar a nadie más que a mí mismo. Ahora, debo advertir que tiene un final feliz, y que los políticos al final son buenos. 

¿Sigue con ese toque fallero que le llevó a afirmar: "Yo soy el pirotécnico del PP"?

Ya no soy el pirotécnico. Ahora soy el que acompaña a la fallera mayor al final del pasacalles. 

Le voy a traer del pasado, (de 2010): "No me veo con mucho futuro en la política. Una de mis frases favoritas es que los que desembarcaron en Normandía jamás desfilaron en París. (Yo soy de los de Normandía)". ¿Es un hombre sin futuro en la política?

Bueno, me he reinventado varias veces. Y ahora mismo estoy en un nuevo proceso de reinvención. Pero de verdad yo no aspiro a tener futuro en la política. Aspiro a poder seguir publicando novelas y a seguir atreviéndome a decir a la gente que no soy un político. Que, en realidad, soy un escritor. 

De mayor lo que querría ser es escritor.

Es lo que siempre quise ser y en realidad lo soy. Pero no puedo vivir de lo que escribo, porque seguramente no soy tan bueno y porque no he publicado tanto y porque no me atreví a empezar desde joven.

En cambio, sí puede vivir de la política. 

Bueno, en la política creo que presto un servicio a mi país, exactamente igual que lo presta un militar o un médico de urgencias o un conductor de autobús, cada uno en su papel.

Pongamos que el Partido Popular gana las próximas elecciones. A ver si va a tener que desfilar por los Campos Elíseos.

Mi compromiso se verá cumplido el día en que Feijóo sea presidente del Gobierno. 

Noticias relacionadas

Ya. Pero igual usted está llamado a pasar por el Arco de Triunfo (con perdón).

Jajaja. Ese es un buen final de la entrevista.