DIFERENCIAS EL 25-N

El Gobierno andaluz del PP iguala a Vox y PSOE en violencia de género: “Los extremos son malos”

  • La consejera andaluza de Igualdad da un requiebro en su discurso en la antesala del 25-N para proclamar que el PP no está “ni con uno ni con otro”: "A mí no me van a encontrar en la guerra entre PSOE y Vox"

  • El Instituto Andaluz de la Mujer se queda sin directora por el cese de su responsable en un caso de incompatibilidad

El Gobierno andaluz del PP iguala a Vox y PSOE en violencia de género: “Los extremos son malos”
4
Se lee en minutos

Desde que Vox irrumpió en el Parlamento andaluz en 2018, la Cámara no ha vuelto a tener una declaración institucional contra la violencia de género. Ese tipo de lecturas requieren la unanimidad de todo el arco parlamentario y ya no existe. Vox es un partido negacionista de la violencia de género, la considera ideológica y asegura que no hay un problema de machismo estructural en la sociedad ni una violencia específica contra las mujeres. Considera que existe “una ideología de género que persigue a los hombres” impulsada por "chiringuitos de feminazis" y "cazasubvenciones de izquierdas", todo según denominaciones que han usado diputados de este partido en la Cámara andaluza.

Vox logró colar en el lenguaje oficial el concepto que defienden, el de violencia intrafamiliar, con la puesta en marcha de un teléfono que el Gobierno del PP, ahora en mayoría absoluta, pactó a cambio de los Presupuestos de 2021 y que ahora mantiene y defiende porque “están creciendo los casos”, dicen, “de agresiones de hijo a padres”. El teléfono de atención a las mujeres víctimas de violencia en Andalucía atendió en 2021 un total de 31.566 llamadas. Desde su puesta en funcionamiento, octubre de 2020, el de violencia intrafamiliar ha recibido 1.421 comunicaciones.

Este martes, el Gobierno andaluz de Juan Manuel Moreno, ahora con mayoría absoluta del PP y sin necesidad de pactar con Vox, aprobó una declaración institucional con motivo del 25 de noviembre, día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. La consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Loles López, defendió que la violencia machista existe, es un “hecho irrefutable” y enfatizó en su declaración que es “una lucha de todos, donde no cabe ideología”. No mencionó al único partido del ámbito parlamentario español que la niega, Vox.

Incluso a preguntas evitó admitir que Vox es el único partido que rompe ese consenso institucional alrededor de la lucha contra la violencia de género. Esquivó decir si el PP está más cerca de Vox, negacionista del maltrato a las mujeres, o del PSOE, partido con el que suscribió un pacto de Estado contra la violencia de género en diciembre de 2017 o con quien votó en el Parlamento andaluz la ley andaluza contra la violencia de género, que salió adelante en noviembre de 2007 por unanimidad.

“El PP no está ni con el PSOE ni con Vox, está con las víctimas”, señaló la consejera de Inclusión Social. “No equiparo nada, pero esto no es de ideología y los extremos son malos”, insistió cuando se le preguntó si igualaba ambos discursos. El PP en Andalucía se sale así del discurso institucional de consenso contra la violencia machista que alinea a todos los partidos, excepto Vox, en el mismo lado.

“El PP no está ni con Vox ni con el PSOE, insisto”, subrayó para no censurar el negacionismo del partido de extrema derecha y asegurar que se siente igual de lejos de ambos partidos en cuanto a los postulados de igualdad y violencia machista. "Cuando Vox me pide que elimine el Instituto Andaluz de la Mujer digo claro que no", sostuvo, "igual que cuando el PSOE me pide que elimine el Teléfono de Violencia Intrafamiliar". "Mientras yo sea consejera no voy a eliminar ninguno de estos servicios, voy a luchar contra todas las violencias y no voy a hacerles el juego ideológico", zanjó, "los extremos son malos". En la anterior legislatura esta consejería estaba en manos de Cs. Es la primera vez que el PP en Andalucía asume estas responsabilidades de igualdad y lucha contra la violencia de género.

Ley del sí es sí

Este año, el 25N llega en mitad de una fuerte bronca por la ley del ‘solo sí es sí’ y la rebaja de penas a agresores sexuales, tras una norma estatal que abre la puerta a esas rebajas y que ha acorralado al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos. La consejera andaluza de Inclusión Social ha sido vehemente días atrás contra esa ley por permitir revisiones de sentencias a la baja y ha exigido su reforma inmediata “por obligación moral”.

Noticias relacionadas

La exsecretaria general del PP andaluz cargó contra “la ideología” como motivo de los errores de esa norma. Con esa percha, igualmente viene defendiendo un 25-N “al margen de ideologías” en la lucha contra la violencia de género. Por su parte, el PSOE andaluz ha cargado contra el Gobierno del PP por “amparar los discursos negacionistas” que no ayudan a comprender la realidad de la violencia machista y “solo sirven para confrontar”.

La consejera andaluz aseguró que su departamento trabaja para cubrir la vacante del Instituto Andaluz de la Mujer, cuya directora, Mariela Checa, dimitió tras 77 días en el cargo después de que, por un problema de incompatibilidad, se le apremiara a elegir entre este cargo público o su puesto de decana del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental. No descartó que el cargo pueda ser ocupado por un hombre, algo que no ha ocurrido hasta ahora. El Gobierno andaluz atendió en 2021 un total de 31.566 mujeres víctimas de violencia de género, un 25% más que el año anterior, en un año que dejó nueve asesinadas en Andalucía.