CUMBRE DEL G-20 EN BALI

Sánchez no descarta reformar la malversación para favorecer "la concordia entre catalanes"

  • El presidente reitera que la voluntad del Gobierno es "esperar a la tramitación parlamentaria"

  • Insiste en que él heredó "un problemón de convivencia" en Cataluña

Pedro Sánchez, durante la cumbre del G-20 en Bali.

Pedro Sánchez, durante la cumbre del G-20 en Bali. / EFE

2
Se lee en minutos

Pedro Sánchez sigue dando alas a la reclamación de ERC de reformar el delito de malversación ligado a los delitos de sedición. El presidente del Gobierno, que se encuentra en la cumbre del G-20 en Bali (Indonesia), no ha querido frenar un debate, que en las últimas horas estaba ahogando al Gobierno porque supondrá más beneficios a Oriol Junqueras y a otros cargos del procés, condenados o procesados por este delito, y podía incluso favorecer una revisión de condenas por casos de corrupción. Ni siquiera esto último lo ha atajado.

El jefe del Ejecutivo insistió en "ver las enmiendas" que presentan los grupos parlamentarios -ERC plantea este cambio a través de esta vía en la proposición de ley del PSOE y Unidas Podemos para modificar la sedición- y evitó ir más allá porque aún no se ha producido en el Congreso la tramitación de esta iniciativa.

Pero no cerró la puerta a hacerlo porque reiteró que él heredó un "problemón de convivencia" y lo que pretende el Gobierno es mejor mejorar "la concordia entre catalanes". Su aval se produce pese a que una reforma de la malversación provoca serias dudas sobre su encaje en el propio socio de Gobierno, Unidas Podemos, y en partidos que conforman su mayoría parlamentaria como Compromís.

Sin llegar a entrar en el fondo legal del asunto el presidente sí quiso dejar claro que seguirá por la senda de gestos a Cataluña. Se trata del mismo discurso que usó para defender la sustitución en el Código Penal del delito de sedición por uno nuevo de desórdenes públicos agravados. "Nadie duda de que la situación en Cataluña es hoy mejor que en 2017", repitió. "La política tiene instrumentos para superar conflictos", que es exactamente el sentido de la Mesa de Diálogo entre el Estado y la Generalitat que, en su reunión del pasado mes de julio, acordó desjudializar el conflicto. El retoque penal de la sedición, a falta de que se confirme que ocurre con la malversación, es uno de los compromisos, según sostiene ERC.

Noticias relacionadas

Después de la reforma del delito de la sedición, ERC reclamaba modificar también la malversación aunque la acotaba solo a los hechos relacionados con el 1-O. El presidente del ERC, Oriol Junqueras, ya apuntó a esta opción en la entrevista que el domingo publicó El Periódico de Catalunya (que forma parte de Prensa Ibérica, del mismo grupo que este diario). "Creemos que es posible porque lo que se nos imputa no es una malversación, sino el haber pensado en una posible destinación de fondos públicos para organizar un referéndum", mantuvo. "Lo que se debe de evitar es que alguien sea condenado por ‘pensar’ en una malversación, de ninguna manera amparar cualquier tipo de corrupción", explicó.

En un entrevista también este domingo en La Vanguardia, Sánchez había dado alas a revisarlo. "Los grupos son libres de presentar las enmiendas que consideren. Esperemos a esa tramitación", dijo. Y un día después, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, reiteró que se estudiarán.