AUDIENCIA NACIONAL

El juez detendrá a los dos empresarios ucranianos que viajan a España para declarar por tráfico de armas

La Audiencia Nacional rechaza dejar en suspenso las órdenes para evitar que Interpol actúe en Moldavia, donde harán escala este martes con destino a nuestro país

El juez detendrá a los dos empresarios ucranianos que viajan a España para declarar por tráfico de armas
3
Se lee en minutos

Los empresarios ucranianos en búsqueda y captura Oleg Etnarovich y Sergii Motsman, actualmente en Kiev, viajarán a España este miércoles para comparecer ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que les mantiene imputados en la causa abierta por la denominada Operación Yakir, que desmanteló una supuesta organización criminal dedicada a blanquear en España dinero procedente del tráfico de armas en países africanos. 

Pese a la petición de sus defensas para evitar que sean retenidos en Moldavia, dado que tienen previsto hacer escala en el aeropuerto de su capital, Chisináu, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 ha remitido un oficio a Interpol, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, haciendo saber que las órdenes internacionales y europeas de detención y entrega que dictó contra ellos el pasado mes de octubre siguen en vigor.

A principios del pasado mes de octubre, Etnarovich y Montsman, que se encontraban hasta entonces huidos de la justicia, reclamaron al magistrado de la Audiencia Nacional que expidiera una citación para que las autoridades de Kiev permitieran su salida de Ucrania, en plena guerra con Rusia, y poder así desplazarse a nuestro país pese a ser conscientes de que serían arrestados. 

Tras ser citados para este miércoles, 16 de noviembre, sus defensas se pusieron de nuevo en contacto con el juzgado para manifestar que los empresarios tienen intención de acudir a la cita voluntariamente, si bien advertían que el vuelo que cogerán mañana desde Kiev hará escala en territorio Moldavo. Han pedido al juez que solicite a Interpol que no se proceda a su detención en dicho país y que sus clientes sean vigilados "hasta su embarque en el avión con destino a Barcelona", y desde allí en el AVE a Madrid. 

El juez, por su parte, ha recordado que ya acordó contra los empresarios el 19 de octubre pasado su prisión provisional sin fianza y dictó contra ellos las oportunas órdenes de busca, captura e ingreso en prisión, librándose las órdenes internacionales y europeas necesarias. "No procede dictar medida alguna para dejar sin efecto la mismas", añade.

TRASLADO DESDE LONDRES

Por otro lado, el juez tampoco acoge la petición del Tribunal De Westminster (Londres), comunicado a través del magistrado de enlace del Reino Unido en España, para evitar el traslado de otra implicada en esta trama, Katerina G., de modo que ésta pueda declarar por videoconferencia al estar en libertad provisional y en espera de juicio en dicho país. El juez Moreno responde que tampoco puede acceder a la petición ni evitar que sea detenida si finalmente viaja para comparecer ante las autoridades españolas.

Noticias relacionadas

La operación policial Yakir se inició después de que el ciudadano español Aleksejs Dircenko, originario de Letonia, denunciara al ucraniano Viktor Murenko por extorsión. Según consta en el decreto dictado en su día el jefe de anticorrupción, Alejandro Luzón, al que tuvo acceso este diario, la investigación policial puso de relieve la existencia de "un entramado delictivo dedicado al tráfico de armas, soborno y blanqueo de capitales".

Estos hechos habrían sido cometidos en España bajo la supervisión del empresario Vadim Alperin, conocido con el sobrenombre de "rey del contrabando", y cuyos lugartenientes serían, según Anticorrupción, Murenko y Dircenko. Además, esta actividad delictiva estaría relacionada, según los investigadores, con la denominada "red Odesa", a la que se le atribuye el control del contrabando de armas a través de los puertos de esta ciudad ucraniana. Los abogados defensores rechazan la veracidad de las conclusiones de la Fiscalía Anticorrupción.