PROPUESTA DE LA ASAMBLEA DE MADRID

Ayuso consigue el apoyo del PSOE para tramitar una ley contra entidades antisemitas en el Congreso

  • La iniciativa, que propone prohibir que las entidades sospechosas de antisemitismo puedan acceder a contratos públicos o recibir subvenciones, se votará este martes, aunque el PSOE ya ha adelantado su apoyo

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso en la entrega de condecoraciones por el Día de la Policía esta mañana en Madrid.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso en la entrega de condecoraciones por el Día de la Policía esta mañana en Madrid. / CHEMA MOYA / EFE

4
Se lee en minutos

Isabel Díaz Ayuso se ha colado hoy en el Congreso de los Diputados y no ha sido por un enfrentamiento con Pedro Sánchez ni con otro miembro de su Gobierno. La Cámara baja ha debatido esta tarde una proposición de ley impulsada por el PP de Ayuso en la Asamblea de Madrid para prohibir que entidades que puedan ser sospechas de antisemitismo reciban dinero público, sea en forma de subvención o de contrato con la Administración, y, salvo sorpresas, la iniciativa se tramitará con el apoyo del PSOE y el voto en contra de su socio de Gobierno, Unidas Podemos.

La postura de este último se corresponde con la que ya mantuvo su filial en la Asamblea de Madrid cuando la proposición se debatió el pasado mes de abril, pero no así la del PSOE. Los de Juan Lobato se abstuvieron en la votación en la cámara regional, igual que hizo Más Madrid, bajo el argumento de que la iniciativa resultaba demasiado restrictiva porque se limitaba a poner el foco en el antisemitismo y no en la discriminación de otros colectivos por razón de su sexo, raza, religión u opinión. Pero los populares quisieron centrarse en este aspecto concreto, explica un colaborador cercano a la dirigente madrileña, porque es un asunto que a Ayuso le ha preocupado "desde antes incluso de ser presidenta" de la Comunidad y su involucración con este asunto le ha llevado a querer trabajar de la mano con la comunidad judía en Madrid "desde el inicio de su primera legislatura". Fue en 2019, añade, cuando empezaron a hablar con ellos hasta llegar a esta proposición de ley, que al no ser competencia de la Asamblea de Madrid han querido elevar a las Cortes Generales.

Sí a tramitar, pero con reticencias

Pero lo que en la Asamblea salió solo con el sí de PP y Vox parece que esta tarde saldrá también con el sí del PSOE. El diputado Miguel Ángel González Caballero es quien ha defendido la postura de los socialistas y ha mostrado su apoyo a seguir tramitando la ley impulsada por Ayuso.

Los diputados del PP madrileño que han asistido al Congreso esta tarde, el portavoz Pedro Muñoz Abrines, el secretario general del PP de Madrid Alfonso Serrano y la diputada Almudena Negro que ha defendido la propuesta ante sus señorías, no tenían claro antes de escuchar al PSOE si su propuesta saldría adelante, pero finalmente la postura de los socialistas ha sido favorable, aunque el anuncio ha estado precedido por el rechazo a las "lamentables intervenciones" de la derecha, en referencia, principalmente, a Vox.

Los socialistas, ha explicado González Caballero, están dispuestos a estudiar la propuesta que ha elevado Ayuso al Congreso pero su propósito será ampliarlo y mejorarlo, según ha adelantado durante su intervención. "No se debe confundir antisemitismo con la crítica a un Gobierno", ha aclarado el socialista tras advertir que Europa se encuentra en una "oleada preocupante de antisemitismo", con campañas de acoso a las minorías inducidos "por la derecha".

Modificación de varias leyes

La iniciativa debatida a petición de la Asamblea de Madrid propone limitar la acción de las entidades antisemitas mediante la modificación de tres leyes: la Ley General de Subvenciones, la Ley de Contratos del Sector Público y la Ley Orgánica reguladora del Derecho de Asociación. Los populares conocían ya la postura a favor de Vox, de hecho, también ha subido a defenderla a la tribuna el diputado de esta formación Pablo Gutiérrez de Cabiedes. Pero durante la posición de posturas se ha visto también cómo la tramitación de la ley ha recibido también, junto al PSOE, el apoyo de Ciudadanos y algunas formaciones minoritarias.

Podemos y Compromís, en cambio, han sido los más rotundos en mostrar su rechazo y el argumento ha sido muy similar al que ya usó Unidas Podemos. Joan Baldoví se ha negado ha apoyar si quiera la tramitación de una ley que su formación entiende que deja deliberadamente fuera a otros colectivos, como por ejemplo a toda la comunidad homosexual que es criticada por Vox, según ha explicado durante su intervención.

Noticias relacionadas

En Unidas Podemos, más allá de criticar que esta iniciativa de los populares solo busca coartar y sancionar a organizaciones incómodas para el Estado de Israel que defienden, principalmente, "los derechos de los territorios palestinos", han centrado su crítica en la oportunidad perdida para los madrileños. Recordaba el diputado morado Antonio Gómez Reino, que cuando una cámara regional invita a tomar en consideración una propuesta al Congreso suele ser para poner sobre la mesa asuntos de especial "preocupación" para sus ciudadanos, temas que afecten o formen parte de las políticas locales, y Madrid, en cambio, en lugar de proponer iniciativas sobre la educación o la situación sanitaria de la región, la presidenta y su partido han optado por llevar a los diputados algo que, desde su óptica, se aleja de las funciones del gobierno autonómico.

Una vez que finalice la votación en el Congreso a última hora de esta tarde, el asunto pasará previsiblemente a comisión para que sea analizada y los grupos puedan presentar sus enmiendas.