LO ABORDARON HACE DÍAS

Feijóo y Yolanda Díaz pactan en una cena forzar la bajada del IVA de alimentos

  • En la cena de hace días ambos dirigentes abordaron la bajada del IVA de algunos productos de la cesta de la compra, incluidos sin gluten, que Yolanda Díaz peleó hasta el final

  • El líder del PP aprovechó ese encuentro para pedir a la vicepresidenta insistir en su propuesta, que también incluye la rebaja fiscal para los alimentos más básicos como carne, pescado o conservas

Alberto Núñez Feijóo y Yolanda Díaz.

Alberto Núñez Feijóo y Yolanda Díaz. / LAVANDEIRA JR. /

4
Se lee en minutos

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, han encontrado un frente común en la bajada del IVA a algunos alimentos básicos de la cesta de la compra, incluidos los que afectan a algunos colectivos como los celíacos. Los dos dirigentes gallegos cenaron hace solo unos días en un restaurante de Madrid y según ha podido saber este diario, ese asunto fue uno de los centrales en la conversación y los puntos coincidentes han llevado a la ‘pinza’ visualizada este jueves cuando todavía se negociaba el plan fiscal del Gobierno.

A primera hora de la mañana existían diferencias entre los socios. Según desveló la ministra de Trabajo, el PSOE se negó “desde el minuto uno” a la petición de la rebaja fiscal a algunos productos sin gluten a pesar de que un millón de familias en España se ven afectadas por esta problemática.

La propuesta del PP pasa por que los principales alimentos de la cesta de la compra (carne, pescado, agua, aceites, pasta seca o conservas), algunos productos sin gluten y lactosa y también los básicos de la higiene femenina pasen del 10% al 4%. Los últimos sí están en el paquete fiscal del Gobierno aunque la ministra de Hacienda aseguró que era una reivindicación ya aceptada con la ley del solo sí es sí del Ministerio de Igualdad. Con respecto al resto de productos (los de la cesta de la compra), ninguno figura en el plan fiscal.

El PP no dejará de dar la batalla y según explican fuentes de la cúpula a este diario, seguirán peleando para intentar que la medida finalmente se incluya. Los conservadores consideran que “hay margen” porque la inflación es el primer problema de la economía familiar y ven esencial que los consumidores encuentren un alivio en los básicos del día a día. La vicepresidenta tercera, después de que se conociera el acuerdo de los socios de coalición, reconoció que “han quedado cosas pendientes”, en clara referencia a los productos sin gluten que también apuntó en un principio como línea roja, pero que no consiguió.

Yolanda Díaz no fue incisiva con los productos básicos que exige el PP, pero en una entrevista el miércoles por la noche en el Canal 24 horas se mostró partidaria de ayudas similares, citando por ejemplo al pescado, uno de los alimentos básicos que está viendo su precio disparado. Fuentes de Génova aseguran que “hay muchos puntos en común” sobre este tema y reconocen que Feijóo aprovechó su encuentro con la vicepresidenta hace días para tratar de tener su apoyo en esta propuesta y que saliera adelante.

La rebaja del IVA a los alimentos fue la ‘contrapropuesta’ del PP a la cesta básica de menos de 30 euros que Díaz avanzó en el mes de septiembre y que las distribuidoras rechazaron por completo. También los supermercados marcaron distancias, asegurando que topar los precios no solucionaría la crisis inflacionaria. Pero semanas después la líder de ‘Sumar’ y los populares han encontrado una batalla conjunta.

EL PAQUETE FISCAL

La ministra de Hacienda anunció ayer el paquete fiscal acordado en el Gobierno y que incluye una rebaja del impuesto del IRPF para rentas de hasta 21.000 euros (una horquilla pequeña puesto que las personas con un salario de hasta 15.000 euros están exentos de pagar impuestos). La medida fue aplaudida por Yolanda Díaz, que igual que Podemos, entendía que debía haber una bajada para las rentas más bajas. En el caso del PP, el nivel de crítica es total y piensa que el paquete “deja totalmente fuera a las rentas medias” que no se verán beneficiadas de una sola medida: ni IRPF ni IVA a excepción de la higiene femenina. 

Noticias relacionadas

La otra medida estrella del plan es el llamado “impuesto de solidaridad” que estará en vigor los próximos dos años (2023 y 2024) para aquellos patrimonios que superen los tres millones de euros. Según dijo Montero, afectará a 23.000 contribuyentes y el Gobierno espera recaudar 1.500 millones. La medida es una respuesta clara a las propuestas de los gobiernos autonómicos del PP que han eliminado el Impuesto sobre Patrimonio (sobre todo Andalucía porque la Comunidad de Madrid lo bonifica al cien por cien desde 2011). 

Lo que ha hecho el Ejecutivo es evitar la doble imposición: el nuevo impuesto será deducible en aquellas comunidades donde sí existe Patrimonio. De esta manera, Andalucía y Madrid tendrían que obligar a las grandes fortunas con residencia fiscal en sus territorios a pagar igualmente a través del nuevo impuesto. Y, precisamente por eso, los gobiernos del PP se plantean ya un recurso de inconstitucionalidad.