RENOVACIÓN DE LA RADIO TELEVISIÓN DE ANDALUCÍA

PP, PSOE y Vox pactan el reparto de sillones de Canal Sur y el Audiovisual

Juanma Moreno y Juan Espadas, en un acto.

Juanma Moreno y Juan Espadas, en un acto.

4
Se lee en minutos

La renovación del Consejo de Administración de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) y del Consejo Audiovisual, órganos de extracción parlamentaria que requieren mayoría cualificada para renovarse, será posible gracias a un acuerdo a tres bandas de PP, PSOE y Vox. Es el primer gran acuerdo de la legislatura con mayoría absoluta de y supone un reparto de sillones que deja fuera a la izquierda. Ni Por Andalucía, con cinco parlamentarios y grupo propio en el Parlamento, ni Adelante Andalucía, con dos diputadas como no adscritas, tendrán cupo en estos órganos.

La renovación de la RTVA y el Audiovisual contará con el apoyo de 102 de los 109 diputados de la Cámara y el acuerdo ha sido posible después de tres semanas de negociaciones a tres bandas, lideradas por el portavoz popular, Toni Martín, con la representante socialista Ángeles Ferriz y el de Vox, Manuel Gavira. El PP tendrá cinco miembros en cada órgano, el PSOE tres y Vox 1. Hay dos documentos, casi idénticos. firmados por el PP con el PSOE y por el PP con Vox. Es la condición que pusieron los socialistas para ahora defender que ellos no han pactado con la extrema derecha dejando fuera al resto de partidos de la izquierda. No es una técnica nueva. También Cs al inicio de la anterior legislatura firmaba acuerdos con el PP y luego el PP los extendía a Vox.

Continuidad en Canal Sur

PP, PSOE y Vox se reparten nueve sillones en el Consejo de Administración de Canal Sur y otros nueve en el Consejo Audiovisual de forma proporcional, han comunicado los tres partidos, a los resultados obtenidos en las elecciones del pasado 19 de junio. El acuerdo incluye además consenso para renovar tanto al presidente del Consejo de Administración de la RTVA, Rafael Porras, como al director de Canal Sur, Juan de Dios Mellado. Ambos nombres contarán, informaron fuentes del PP, con el respaldo de los tres grupos parlamentarios. En el caso del Audiovisual se estrenará como presidente el periodista José Francisco Domínguez del Postigo, Domi del Postigo.

Vox arrancó la campaña electoral pidiendo el cierre de Canal Sur y acabó rectificando su posición, con Macarena Olona asegurando en el último debate electoral que no iban a cerrar la cadena pública ni despedir a todos sus trabajadores sino solo a los que estuvieran allí por ser “profesionales”. Lo cierto es que ya Vox cuenta con representantes en ambos órgano, RTVA y Audiovisual, pese a sus críticas feroces tanto sobre la cadena pública como sobre el órgano destinado supuestamente a velar “como autoridad independiente” por los contenidos de los medios audiovisuales en Andalucía.

La renovación se materializará en el próximo pleno, ya que no daba a tiempo a inscribirlo para el que se celebra esta semana. Los partidos cuentan con dos semanas para dar a conocer los nombres que proponen para cada órgano. El PSOE de Juan Espadas tenía urgencia por renovar estos órganos, ya que los nombres que ocupaban estos puestos habían sido propuestos por la anterior dirección de Susana Díaz. Los socialistas tienen solo 30 escaños y muy poco sillones para repartir entre los suyos, además de serias dificultades para pagar nóminas, con estrecheces económicas que obligaron a la actual dirección a pedir una aportación a las direcciones locales para sanear las cuentas del partido.

Se desconoce quiénes serán las personas propuestas para representar a los partidos en estos órganos. Hasta ahora, pese a que la ley de la RTVA habla por ejemplo de profesionales de "reconocida cualificación y experiencia profesional", los partidos suelen sentar a dirigentes o políticos que se han quedado en paro, salvo excepciones. Sus salarios, incluyendo dietas, oscilan entre los 60.000 y 80.000 euros, en ocasiones por encima del presidente de la Junta de Andalucía.

Noticias relacionadas

Ya en la anterior legislatura un pacto de PSOE y PP, Cs, al que se sumó Vox y Por Andalucía permitió la renovación de Canal Sur y el Audiovisual, con un pacto que se extendió a la Cámara de Cuentas y al Defensor del Pueblo, cuyos mandatos aún no se han caducado. Entonces la RTVA estaba presa del bloqueo político y con un director interino desde 2013. El PP se fajó con éxito en renovar Canal Sur, que el PSOE insiste machaconamente que se ha convertido en "el principal arma de propaganda del Gobierno de Moreno". Pese a las duras críticas que vierten los socialistas aceptan ahora que permanezcan los mismos nombres al frente tanto del Consejo de Administración como de la dirección de la RTVA.

En 2015, ambos órganos se redujeron de 15 a 9 sillones para aligerar costes. El anterior costaba una media de un millón de euros y PP y Cs se comprometieron a reducir gastos. En esta ocasión una posible ampliación de puestos para que la izquierda no quedara fuera ha vuelto a estar sobre la mesa pero Vox se negó y el PP cerró rápido esa puerta. La única manera de que Por Andalucía tuviera representación era que el PSOE cediera uno de sus sillones, algo que los socialistas han rechazado. Si el PP cedía un puesto, otra opción posible, se quedaba sin mayoría. La oposición sumaría cuatro sillones, igual que el partido de gobierno, lo que obligaría continuamente a apelar al voto de calidad del presidente, explican fuentes de la negociación. La solución finalmente ha sido dejar fuera a la coalición que representa a Podemos, IU y Más País.