"INVIERNO DURO"

El Gobierno, rotundo tras la ofensiva de Putin: "El suministro en España está garantizado"

  • Ribera asegura que el invierno será duro pero que España ya está sufriendo "el efecto más importante" en la factura, y no lo pasará tan mal como otros países más dependientes de Rusia

  • La vicepresidenta asegura que "no habrá problemas de abastecimiento" y que si España necesita más gas se ampliarían las peticiones de nuevos barcos gasistas: "Solo si no queda alternativa"

La vicepresidenta, Teresa Ribera, tras el Consejo de Ministros.

La vicepresidenta, Teresa Ribera, tras el Consejo de Ministros. / JUAN CARLOS HIDALGO.

2
Se lee en minutos

El abastecimiento en España está garantizado. En nuestro caso, el efecto más importante de la situación lo estamos viviendo ya y no hay problemas de abastecimiento”. La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quiso mandar un contundente mensaje tras la nueva ofensiva de Putin, anunciando la movilización parcial de Rusia para frenar el avance de Ucrania en los últimos días, e insistió en que “a pesar del invierno complicado” que está por venir, España no sufrirá mayores consecuencias de las que ya está notando ahora, sobre todo con el incremento de los precios en la factura de la luz. 

El invierno va a ser más complicado para aquellos países que tienen un nivel de exposición muy alta, con importaciones del gas ruso y otros combustibles; como el carbón, el petróleo o el uranio enriquecido superior al 40 o 50 por ciento de su consumo”, advirtió, señalando a países como Finlandia, Austria y Alemania, que ya han activado mecanismos de acumulación de reservas de gas para jugar con otros combustibles, aunque son más intensivos en CO2. Así lo explicó Ribera en el Congreso de los Diputados tras la sesión de control al Gobierno zanjando los principales temores: “No es el caso de España. No hay problema de abastecimiento”.

También dejó claro que “si España necesita más gas, afortunadamente tenemos la infraestructura para recibirlo”. En ese caso, solo si no quedara otra alternativa, se convocarían más ‘slots’ (peticiones para que lleguen nuevos barcos gasistas). “Solo si resulta necesario”, repitió, insistiendo en que la apuesta de España sigue siendo acelerar la transformación del sistema energético “con renovables, eficiencia y almacenamiento”. 

La vicepresidenta puso en valor las actuaciones llevadas a cabo hasta el momento, “la respuesta ha sido reducir el impacto de los precios en nuestras facturas con medidas fiscales y regulatorias”, explicó. “Aunque tenemos facturas más abultadas estamos pagando un 20 o 30 por ciento menos de lo que habríamos pagado sin esas medidas”, defendió.

“HACER LO QUE SEA NECESARIO”

Además de un mensaje tranquilizador en lo relativo al suministro, Ribera insistió en la necesidad de que la Unión Europea permanezca unida en sus decisiones para frenar a Rusia. Explicó que continúan las reuniones técnicas en Bruselas para terminar de perfilar el último paquete de medidas propuesto por la Comisión a principios de mes y que debe ver la luz el 30 de septiembre en el encuentro extraordinario de ministros de Energía. 

Reconociendo que en este momento la situación es difícil, “el gas procedente de Rusia fluye ya en muy pequeña medida por uno de los gasoductos a Europa y ya hemos dado por descontado que no tendremos más”, Ribera afirmó que con la excepción de Hungría “todos los Estados de Europa están muy comprometidos” y convencidos de “hacer lo que resulte necesario” para proteger a los ciudadanos y hacer viable el tejido productivo de cada país. “Tenemos que cambiar drásticamente nuestro modelo energético hacia uno más eficiente, renovable y utilizando recursos autóctonos”, zanjó.

La vicepresidenta también insistió en que el nuevo escenario ha puesto encima de la mesa “como debate más importante” el mensaje de Europa a los mercados del gas “para evitar comportamientos especulativos que observamos en la evolución de los precios”, y consensuar herramientas para ver “cómo armamos esa respuesta unida y al mismo tiempo flexible para que nos podamos amoldar a las necesidades de cada país”.

Noticias relacionadas