BLOQUEO INSTITUCIONAL

La visita del comisario de Justicia aumenta la presión para renovar el Poder Judicial

  • El Comisario Europeo de Justicia llega a España el próximo 29 y se reunirá un día después con Lesmes, que fía a este encuentro una resolución final antes de cumplir su amenaza de dimisión.

  • Llop aseguró en Consejo de Ministros que quiere que el responsable Europeo escuche su "voz" y también habrá reunión con Bolaños. Desde el PP no se confirma un encuentro porque las relaciones con los responsables europeos son "constantes"

Didier Reynders, comisario de Justicia de la Comisión Europea

Didier Reynders, comisario de Justicia de la Comisión Europea / EPE

6
Se lee en minutos

La designación de una tercera parte del Tribunal Constitucional (TC) -de la que dos magistrados corresponde nombrar al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y otros dos al Gobierno- camina despacio, pero camina, y los vocales volverán a verse el próximo miércoles con un listado de candidatos sobre la mesa para seguir avanzando. No ocurre lo mismo con la renovación del propio Consejo, que ha cumplido ya más de 1.380 días en funciones y sin viso de un acuerdo entre el PSOE y el PP que permita acabar con una situación inédita en la historia de nuestra democracia.

Así las cosas, en apenas quince días visitará nuestro país el comisario de Justicia de la Unión Europea (UE), Didier Reynders, precisamente el cargo a quien el PP acudió hace apenas una semana para informarle de su propuesta para la renovación de la justicia en nuestro país. Durante su estancia en España, que comienza el próximo día 29, el responsable europeo se reunirá con la ministra de Justicia, Pilar LLop, como anunció ella misma la pasada semana en el Consejo de Ministros, y un día después en la sede del Tribunal Supremo con el presidente del Poder Judicial, Carlos Lesmes. Según ha podido confirmar este diario, también habrá un encuentro con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

Lesmes fía a esta reunión una resolución final del conflicto que le evite cumplir con la amenaza que realizó delante del Rey Felipe VI durante la apertura del año judicial, cuando tras realizar un demoledor diagnóstico de la situación de la justicia, y especialmente del Tribunal Supremo, debido a la situación creada por el bloqueo, habló de la posibilidad de tomar decisiones "que no gustan" en las próximas semanas, confirmando un poco más tarde que aludía a su posible dimisión del cargo. 

En todo caso, de cumplirse este abandono, buscará que los tiempos de su decisión "no ensombrezcan" la fiesta nacional del 12 de octubre, señalan fuentes del Consejo consultadas por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. Desde ambos sectores del CGPJ se espera que la visita sirva de acicate para una resolución final del conflicto, pues pocas oportunidades más van a existir para ello.

Lesmes ya recibió el pasado 15 de junio a la vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Valores y Transparencia, Věra Jourová, con la que abordó diversas cuestiones en relación con el estado de la Justicia en España y con la situación del órgano de gobierno de los jueces. Además, hace apenas unos días, Jourová mostró por carta su coincidencia con el duro mensaje expresado por el presidente del CGPJ y subrayó la “urgencia y prioridad absoluta” de renovar el CGPJ y de abordar la reforma del modelo de designación de los vocales procedentes del turno judicial, "que la Comisión considera necesaria".

REUNIÓN CON LLOP

 Por su parte, Llop ha manifestado públicamente que espera que el comisario Europeo visite la sede de su Ministerio para tratar de la importancia de la renovación del Consejo que tanto él como la vicepresidenta de la Comisión vienen manifestando desde hace varios meses, separando esta obligación legal de un posterior debate para cambiar la forma de elección de los vocales.

Fue en este momento cuando se refirió a que, lejos de estar "fuera de la órbita del día a día", el tema de la renovación del CGPJ era algo que la gente comenta en el autobús y el metro, tal y como ella había experimentado personalmente, una opinión que se hizo viral y le ha valido no pocas chanzas y 'memes' en redes sociales. "Desde luego es una cuestión muy importante y trascendente, por eso quiero hablar con el comisario Reynders y que me oiga a mí y escuche mi voz", añadió durante el último Consejo de Ministros.

Por lo que se refiere a las asociaciones judiciales, en la tarde del pasado viernes tan solo la Francisco de Vitoria (AJFV) confirmaba un encuentro de sus representantes con el comisario, que tendrá lugar el mismo día 29. Se trata de la asociación que acudió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por la inacción del Congreso en este asunto, puesto que es a los diputados a los que corresponde nombrar a los nuevos vocales del CGPJ.

LA POSTURA DEL PP

La visita del comisario Reynders también está presente en la agenda del PP, aunque por ahora no hay ningún encuentro confirmado. Los conservadores quitan importancia a la posibilidad de que no se produzca ninguna reunión en Madrid, afirmando que los contactos del partido con el comisario y con la vicepresidenta de la Comisión Europea, Věra Jourová, son “fluidos y constantes” en Bruselas, sobre todo de la mano de Esteban González Pons, que además es el responsable de Justicia del PP desde la llegada de Feijóo a Génova.

“Nos da igual vernos con él en Madrid o en Bruselas. La cuestión es que hay contacto y buena sintonía”, insisten en la sede nacional popular. Pero algunos dirigentes reconocen que sería muy positivo que el comisario europeo encontrara un hueco para reunirse con el líder del PP en la capital, porque supondría un espaldarazo a la postura conservadora en mitad de los tira y afloja que mantienen con el Gobierno en la renovación del CGPJ.

Las posturas permanecen enconadas y en el PP defienden que tras la carta que Pons envió a Bolaños para retomar las conversaciones, “la pelota está en el tejado de Moncloa”. Ni la advertencia pública de Lesmes en la apertura del año judicial, ni el órdago sobre su dimisión ha tenido un efecto inmediato para reactivar la negociación. Pero los populares han querido tomar la iniciativa ante el temor de que se consolide la idea de que ellos son los que bloquean.

La carta a Bolaños fue seguida de otra más que elevaron a Bruselas explicando de nuevo la postura del PP. En la misiva hacían hincapié en que su principal exigencia pasa por que los nuevos vocales del Consejo cumplan “unos requisitos mínimos” de profesionalidad y transparencia en la carrera judicial y que no sea un “mero reparto de nombres” en función de las sensibilidades de los magistrados. El cambio en el sistema de elección de los vocales (el otro caballo de batalla para el PP) podría quedar para después. Esta misma posición se la trasladó Feijóo a Lesmes en una llamada hace días, después del durísimo discurso del presidente del CGPJ. Según ha podido confirmar este diario, ambos mantuvieron una conversación tranquila en la que el líder del PP aseguró “su voluntad sincera” de renovar el órgano de gobierno de los jueces.

El PP cree que “ya ha movido ficha” bastante y que es el turno del Ejecutivo. “Nosotros estamos en lo que dice Europa. Renovamos ya, pero necesitamos una garantía mínima”, siguen defendiendo en Génova. Para los conservadores, la última carta europea de este lunes “avala su posición” a pesar de que el acento desde Bruselas está puesto en lo que pide el Gobierno: que haya un nuevo Consejo ya y que después se debatan el resto de asuntos. “Si no pensáramos que contamos con el apoyo de Europa, no habríamos elevado el asunto. Estamos seguros de que tenemos respaldo en nuestra posición”, afirman en el entorno de Feijóo.

Noticias relacionadas