Por los nuevos audios

Podemos y PSOE insisten ante la Audiencia Nacional en la imputación de Cospedal en la Kitchen

  • Ambas acusaciones quieren que la Sala de lo Penal corrija al juez y reabra la investigación en función de los nuevos audios conocidos

  • Anticorrupción sostiene que como el caso ya se concluyó debe abrirse otra pieza para volver a interrogar a la exsecretaria general del PP

3
Se lee en minutos

La exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal todavía tendrá que esperar un poco más para poder respirar tranquila. La acusación que ejerce Podemos en el caso Kitchen, al igual que hará en los próximos días la que ejerce el PSOE, se ha dirigido a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para solicitar de nuevo su imputación en virtud de los audios del caso conocidos después de que se hubiera dada por concluida la instrucción de la causa.

Ambas acusaciones, al igual que Anticorrupción, aunque por distinta vía, habían pedido al juez Manuel García-Castellón que Cospedal volviera a responder como imputada por su conocimiento del seguimiento ilegal al extesorero del PP Luis Bárcenas, al entender que las grabaciones hechas públicas a través de 'El País' y Fuentes Informadas demostraban un conocimiento del dispositivo muy superior al que admitió cuando declaró en el Juzgado Central de Instrucción número 6.

Pero el pasado 13 de septiembre el juez García-Castellón rechazó la pretensión de las acusaciones. La acusación que ejerce Podemos ha presentado este mismo lunes un recurso de apelación contra esa resolución en la que solicita reabrir la instrucción y ampliarla seis meses más e imputar tanto a Cospedal, como a su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, y a su exjefe de gabinete José Luis Ortiz. También solicita al juez que los nuevos audios de Villarejo publicados a partir mayo se investiguen dentro de la pieza.

Conocimiento de la operación

En opinión de Podemos, los audios publicados los días 16, 18 y 19 de mayo vienen a acreditar la participación de miembros relevantes de la dirección del Partido Popular, y en concreto, de Cospedal, en la dirección y ejecución de la operación Kitchen. "Estos hechos nuevos ponen claramente de manifiesto que María Dolores de Cospedal, en contra de cuanto declaró en sede judicial, estaría perfectamente al tanto de la situación y daba órdenes sobre los principales objetivos para desbaratar la acción de la Justicia contra la trama Gürtel y más específicamente, en lo que le afectaba tanto a ella como a su formación política", dice el escrito.

Añade que el publicado el 7 de julio pone en evidencia "la existencia de una trama policial que tuviera como objetivo, en connivencia con determinados medios de comunicación, la producción de pruebas falsas para dañar la reputación de formaciones políticas rivales en contexto electoral". 

La formación morada incide en la existencia de una organización criminal estable, en cuya cúpula estarían presuntamente Cospedal y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, que tenía como objetivo "proteger a través de todos los medios a su alcance al Gobierno del Partido Popular del escándalo de corrupción que se estaba investigando judicialmente" y, por otro lado, "con el objeto de perjudicar al partido político Podemos y a sus dirigentes, se habría ordenado la fabricación y difusión de información falsa contra la referida organización política, en clara connivencia con determinados medios de comunicación".

Frente a la petición de Podemos, a la que en los próximos días se unirá el PSOE, Anticorrupción defendía la apertura de una nueva pieza al haberse ya concluido la Kitchen, y tratarse ya de una decisión confirmada por la Sala de lo Penal. Por su parte, la acusación que ejercen los socialistas ha solicitado al juez más tiempo para presentar su escrito de acusación por el espionaje a Bárcenas, ya que considera que desde el juzgado no le ha llegado la documentación debidamente escaneada.

Noticias relacionadas