FUNERAL DE ISABEL II

Letizia tampoco se santigua en la capilla ardiente de Isabel II

Por su parte, Don Juan Carlos y Doña Sofía han llegado juntos para asistir a la recepción que ofrece el rey Carlos III de Inglaterra en el Palacio de Buckingham

3
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre

Los reyes de España, Felipe y Letizia, han acudido este domingo por la tarde a la capilla ardiente de la reina Isabel II, instalada en el palacio de Wenstmister. Los Reyes presentan así sus respetos a la monarca fallecida y su familia, encabezada por el ya rey Carlos III.

Más tarde, acudirán a la recepción que ofrece Carlos III en el palacio de Buckingham.

Felipe VI y la Reina Letizia, ambos de riguroso luto, han permanecido poco más de un minuto en el interior de la sala en el que se encuentra el ataúd de la antigua monarca. Ambos han inclinado su cabeza en señal de respeto y Don Felipe se ha santiguado. Junto a ellos ha acudido el ministro de Exteriores, José Manuel Albares.

Don Juan Carlos y Doña Sofía llegan juntos 

Por su parte, Don Juan Carlos y Doña Sofía han llegado juntos para asistir a la recepción que ofrece el rey Carlos III de Inglaterra en el Palacio de Buckingham a los cientos de mandatarios y dignatarios que asistirán al funeral de Isabel II este lunes.

El rey emérito ha llegado caminando con dificultad sirviéndose de un bastón y apoyado en un ayudante, mientras que Doña Sofía caminaba a su lado.

Ambos no habían sido vistos en público juntos desde que Don Juan Carlos se trasladó a Emiratos Árabes Unidos en agosto de 2020. Doña Sofía no ha viajado al país del Golfo para ver al antiguo monarca en este tiempo, como sí han hecho la infanta Elena y la infanta Sofía.

Don Juan Carlos y Doña Sofía han llegado por separado a Londres. El emérito lo ha hecho por sus propios medios mientras que su mujer ha llegado a bordo de un avión de la Fuerza Aérea española junto con Felipe VI y la Reina Letizia.

Los dos se alojarán en el mismo hotel durante su estancia en Londres, según ha informado Casa Real, que ha precisado que se ha hecho así por "razones de carácter logístico y organizativo".

Respeto de los mandatarios

Por la capilla ardiente han pasado ya algunos de los mandatarios y líderes que van a asistir al funeral de la difunta monarca, como el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, o la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el del Consejo Europeo, Charles Michel.

También lo han hecho ya cientos de miles de ciudadanos. Las autoridades británicas ya han advertido de que en las próximas horas se procederá a cerrar la cola, donde las horas de espera superan las diez, puesto que la capilla ardiente finalizará a las 6.00 horas.

Los Reyes han llegado a primera hora de la tarde a Londres en un vuelo de la Fuerza Aérea Española acompañados de la Reina Sofía y de Albares.

Don Felipe y Doña Letizia se han dirigido a la residencia del embajador español en Reino Unido, José Pascual Marco, donde se alojarán esta noche. Aquí, han saludado a su llegada a un grupo de españoles que les esperaban.

Por su parte, la Reina Sofía se ha dirigido a un hotel de Londres donde se alojará y en el que coincidirá con el rey Juan Carlos, que ha viajado desde Abu Dhabi de forma privada. Desde Zarzuela no se ha indicado si ambos tienen previsto acudir a la capilla ardiente.

Don Felipe y Doña Letizia, junto con el Rey emérito y la Reina Sofía, participarán esta tarde en la recepción que ofrecerá Carlos III en el palacio de Buckingham a jefes de Estado y altos dignatarios que van a asistir al funeral, entre ellos el presidente estadounidense, Joe Biden.

Este lunes, los cuarto asistirán al funeral de la que fuera monarca durante cuatro décadas en la Abadía de Westminster, si bien por protocolo no se espera que estén sentados juntos. El Rey, como jefe de Estado, junto con Doña Letizia, estarán ubicados en las primeras filas, mientras que Don Juan Carlos y Doña Sofía no tendrán un lugar tan destacado.

Casa Real ha dejado claro que nada tiene que ver con la organización del evento y el protocolo del mismo, que competen a las autoridades británicas. Por su parte, el Gobierno ha recalcado que la delegación española la encabeza Felipe VI, como jefe de Estado, mientras que el Rey emérito acude por una invitación personal y no representa al Estado.

Noticias relacionadas