CATALUÑA

Junts se desmarca del boicot conspiracionista de La Rambla que Borràs refrendó

La líder del partido avala a una protesta que interrumpe el minuto de silencio por las víctimas y las insulta | Rufián dice que es "despreciable" intentar sacar rédito político de un atentado

3
Se lee en minutos
Redacción

Junts per Catalunya ha tenido que desmarcarse de las escenas vividas este miércoles en La Rambla, cuando un grupo de pocas decenas de independentistas ha boicoteado con gritos e insultos el homenaje a las víctimas de los atentados yihadistas de hace cinco años. El partido ha rechazado esa protesta, que reivindica la tesis conspiracionista de que el Estado estaba detrás de los ataques terroristas, a pesar de que su presidenta, Laura Borràs, le ha dado apoyo con su presencia.

Después de que los concentrados interrumpieran los actos, y de que algunos de ellos se encararan e insultaran a familiares de las víctimas, la expresidenta del Parlament, expulsada de la Cámara por presunta corrupción cuando estaba al frente de la Institución de les Lletres Catalanes, se ha acercado a ellos para departir amigablemente, mientras el grupo la aplaudía y la vitoreaba. Otros diputados de Junts, como Francesc de Dalmases, daban apoyo a Borràs, también en las redes sociales.

Los hechos han provocado la repulsa de todo el arco parlamentario catalán. Empezando por Junts, el partido de Borràs, que ha lanzado un mensaje en el que "reitera su apoyo a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils y a sus familiares". "Por este motivo", añade el texto, "queremos expresar nuestro más enérgico rechazo a la interrupción del minuto de silencio de hoy en La Rambla". El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha sido uno de los que han divulgado el mensaje en Twitter.

Los socios de Junts en la Generalitat, Esquerra Republicana, también han protestado por la situación. El más contundente entre los republicanos ha sido su líder en el Congreso, Gabriel Rufián. "Con la misma contundencia que utilizamos desde hace 5 años para reclamar una comisión de investigación conviene decir que no respetar un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de un atentado es miserable. Y sacar rédito político de ello, despreciable. No en mi nombre", ha escrito.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también presente en los actos de La Rambla, ha pedido no "alimentar teorías de la conspiración, que hacen más daño a las víctimas". Colau ha recordado que los Mossos dicen que esas teorías "no tienen ninguna base".

Poco después, la líder de JxCat, Laura Borràs, ha avalado otra protesta de una plataforma que abona la tesis conspiracionista por una supuesta implicación del Estado en los atentados yihadistas de Cataluña de 2017, una concentración a la que han acudido cerca de 300 personas ante la sede de la Comisión Europea en Barcelona.

La concentración ha sido convocada por la 'Plataforma 17-A, exigimos responsabilidades', que se constituyó después de que el excomisario Villarejo insinuara que detrás de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) estaba el CNI y que, por primera vez, ha protagonizado un acto con motivo del aniversario de los ataques yihadistas de hace cinco años.

En la protesta se han exigido "responsabilidades" al Estado y que los "verdaderos responsables paguen por sus actos".

Bajo el lema "Estado español y CNI, responsables", "¡Generalitat, inoperante!" y "¡Basta ya de impunidad!", los concentrados han portado pancartas que rezaban lemas como "17-A, crimen de Estado" o "Las cloacas del Estado matan", al tiempo que han proferido gritos como "Queremos la verdad".

Tras guardar un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas y nombrar a cada una de las personas que perdieron la vida ese día, los convocantes han leído una carta que han hecho llegar a la Unión Europea.

La Plataforma, que califica en su carta dirigida a las instituciones europeas de "crímenes de Estado" los atentados de 2017, pide de esta manera que "se esclarezcan los hechos".

Borràs ha explicado posteriormente en Twitter que el 17 de agosto de 2017 "el terror se hizo presente en Barcelona y Cambrils. Un año más, acompañamos a las víctimas y todos aquellos que reclaman saber la verdad. Mientras tanto, todavía hay quien impide saber qué pasó", ha agregado Borràs.

Noticias relacionadas