AHORRO ENERGÉTICO

El PP exige retirar el decreto de ahorro energético una semana antes de que el Congreso lo avale

  • El decreto, en el BOE desde el 1 de agosto, lo tiene que convalidar o derogar el Congreso en un plazo máximo de 30 días; la previsión es que se encargue de ello la semana que viene

Teresa Ribera, vicepresidenta de Transición Energética.

Teresa Ribera, vicepresidenta de Transición Energética.

3
Se lee en minutos

El Partido Popular quiere que el Gobierno empiece de cero con las medidas de ahorro energético. El decreto del Gobierno al respecto, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 1 de agosto, no le vale. No le gusta. Por ello, el responsable de Política Autonómica y Local del partido, Pedro Rollán, ha pedido su retirada y el reinicio de un proceso radicalmente diferente. Frente al "ordeno y mando" del presidente del Gobierno, según las palabras del dirigente popular, la formación de Alberto Núñez Feijóo quiere que en una Conferencia de Presidentes, bien este mes o bien nada más empezar septiembre, se reinicie un proceso de consenso.

La exigencia, salvo sorpresa enorme, no va a ir a ningún lado. El Congreso de los Diputados, de hecho, se apresta a convalidarlo o derogarlo la semana que viene a través, previsiblemente, de una sesión de su Diputación Permanente. Es el órgano parlamentario que asume las funciones del pleno en periodos extraordinarios, julio y agosto, y por tanto, la que puede avalar ese decreto.

Decreto que, no obstante, está sembrado de dudas políticas. Los grupos aliados, ERC, PNV o EH Bildu, no están de acuerdo con el 100% del contenido, pero no parece, por lo que apuntan en sendas formaciones, que no vayan a votar en contra.

Puesto en marcha el Plan de Ahorro energético, la mayoría de los escaparates de Madrid se apagan pero algunos quedan encendidos

/ Alba Vigaray

Como es habitual en la Cámara Baja, el decreto-ley seguirá adelante (ya está en vigor) gracias al bloque progresista. No ayudará en ello el PP, y tiene razones para oponerse, en opinión de Rollán. En primer lugar, por las formas seguidas. Sin contacto apenas con la dirección de Feijóo y con las comunidades autónomas, el dirigente ha pedido que los presidentes regionales tengan "voz y voto", y no sólo ellos, sino además agentes sociales. Según sus palabras, no es de recibo que sean las instituciones y el comercio los que "arrimen el hombro" casi en exclusiva. Por último, ha criticado que el decreto se caracterice por "la prohibición". Por esta razón, ha demandado "medidas flexibles"; "recomendaciones", ha añadido acto seguido.

Aparte de las preferencias del PP, que son también ahorro en autoconsumo, inyección de fondos europeos o compras centralizadas de energía para las administraciones y las pymes, los populares han insistido sobre todo en que ante el escenario que se avecina (un otoño-invierno marcado por los precios elevados de la luz y del gas y los problemas que por ello tendrán los ciudadanos) es aconsejable rehuir "la confrontación". En opinión de Rollán, el presidente, Pedro Sánchez, ha de aparcar "los insultos" al Partido Popular y optar "por la mirada larga" y la "reflexión", y con estos rasgos, convocar una Conferencia de Presidentes cuanto antes, a primeros de septiembre como muy tarde.

Igualmente ha reclamado que al decreto lo acompañen una memoria económica y una memoria técnica, y con ambos documentos en la mano, calcular si efectivamente las medidas arrojarán el ahorro del 7% estipulado.

Pese a las críticas, el tono de Rollán, al igual que el empleado últimamente por Feijóo, ha sonado diferente al que suele usar la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuando se refiere al citado decreto. Lo ha tildado de "censura energética". Preguntado por ello en la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del PP, el responsable de Política Autonómica y Local ha eludido recurrir a los mismos términos, si bien ha compartido el trasfondo del reproche, porque si bien ha recalcado que los populares están a favor del ahorro energético y de que haya medidas, ha hecho hincapié en que deben ser otras y en que han de pactarse de otra manera.

"Lo que está haciendo -Ayuso, con sus palabras- es manifestar el hartazgo de una mayoría de madrileños. No estamos hablando de un 'no' clamoroso del PP sobre el uso eficiente de energía. Queremos que -el decreto- sea consensuado, no caprichoso", ha asegurado antes de incidir en que si el decreto lleva prohibiciones, "conlleva censura". "Y es verdad que más que por campañas el Gobierno aboga por prohibiciones", ha sentenciado.

Noticias relacionadas
Temas

Energía PP