TRIBUNALES

El juez del caso Villarejo rechaza archivar la causa sobre las detenciones ilegales a detectives de Método 3

  • Manuel García Castellón rechaza cerrar la pieza separada del caso Tándem que investiga el arresto presuntamente irregular del dueño de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, tal y como le había reclamado la Fiscalía Anticorrupción

El excomisario Villarejo.

El excomisario Villarejo.

1
Se lee en minutos

El juez que investiga en la Audiencia Nacional el caso Villarejo, Manuel García Castellón, ha prorrogado tres meses la investigación sobre la presunta detención ilegal que denuncia el propietario de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, para así poder interrogar a un nuevo testigo, según ha adelantado el diario 'Abc' y ha podido confirmar EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

En concreto se trata del extrabajador de la firma Julián Peribáñez, otro de los detectives detenidos, prosigue el rotativo madrileño, que al igual que Marco se considera víctima de las actuaciones de la cloaca policial, pues su vivienda también fue registrada por los agentes.

Registro irregular

El magistrado adopta esta decisión después de que la Fiscalía Anticorrupción le reclamara el archivo de esta pieza separada, la número 27 del caso Tándem, y que trata de determinar si la presunta mafia policial dirigida por Villarejo promovió el registro irregular de las sedes de la agencia con la intención de hacerse con los informes que esta compañía había elaborado para diferentes partidos políticos.

Noticias relacionadas

Tal y como adelantó EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, una grabación del propio Villarejo incluida en la pieza separada 'Land' muestra que el comisario utilizó para sus negocios privados, en este caso tras ser contratado por la empresaria Susana García-Cereceda, informes de Método 3 que habían sido requisados de forma irregular tras el registro policial de la agencia de detectives.

"En el sumario que hay, que está declarado secreto, contra Método 3, no figuran casi ninguno de estos informes ¿eh? Este informe no figura oficialmente en el sumario. El juez fue muy estricto. Lo que ocurre es que cuando hacen el registro, devuelven al malandrín este [Francisco Marco] el disco, pero ya han copiado todo. Entonces nuestra fuente es una fuente policial, no es una fuente judicial. Esto quiere decir que es muy probable que al personarnos y tal nos dijeran: '¿Oiga, de qué está usted hablando, aquí no hay nada?", dice en una grabación Villarejo a su clienta, a la que cobró 340.000 euros.