TRIBUNALES

El juez archiva el 'caso niñera' y descarta que alguien ajeno a Montero e Iglesias se encargara de sus hijos

La investigación acredita que ni Teresa Arévalo ni Gara Santana se ocuparon de la hija mayor a sueldo del partido.

El juez archiva el 'caso niñera' y descarta que alguien ajeno a Montero e Iglesias se encargara de sus hijos
3
Se lee en minutos

El juez Juan José Escalonilla, instructor del denominado 'caso niñera', ha dictado el archivo de la causa en la que trataba de aclarar si la actual ministra de Igualdad, Irene Montero, utilizó a una trabajadora de Podemos, posteriormente asesora ministerial, y a otra persona como niñeras de su hija mayor cargando los gastos al partido.

En el auto al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, destaca que "de las diligencias de investigación practicadas no sólo no consta acreditado que Teresa Arévalo o Gara Santana se encargasen del cuidado de los hijos de Irene Montero y Pablo Iglesias, sino que incluso no consta acreditado que persona alguna, ajena a los propios padres se haya encargado de su cuidado durante el tiempo que desempeñaban funciones remuneradas por el partido político Podemos o remuneradas por el erario público".

Fuentes del partido se preguntan, tras conocer la decisión del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, quién repara todo el daño reputacional causado a tanto a la ministra como a las hasta ahora investigadas. "Han sido acusaciones falsas que tenían el propósito de perseguir a la gente de Podemos", añaden a este diario.

REACCIÓN DE MONTERO

La propia ministra de Igualdad ha reaccionado a la decisión del magistrado vía Twitter en el mismo sentido, refiriéndose al daño causado por "esta mentira y esta persecución" a sus compañeras, también a su familia, amistades y al partido Podemos. "Seguimos, juntas y firmes para cambiar nuestro país", añade el mensaje.

La causa ha permanecido abierta durante 18 meses, desde que en enero de 2021 se produjo la denuncia sobre un posible uso irregular de dinero del partido para gastos de cuidado de la hija mayor de Montero y Pablo Iglesias, por parte de la ex responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos Mónica Carmona.

VIAJE A ALICANTE

Afirmó que había tenido conocimiento de lo ocurrido a través de una denuncia interna confidencial relativa a un viaje a Alicante de la hoy ministra para asistir a un mitin, donde se habría servido de Arévalo como niñera, si bien no pudo terminar una investigación interna al ser cesada en su cargo. La única prueba que aportó, según afirma ahora el juez, ha sido la factura de la operadora del viaje a la Comunidad Valenciana.

En su resolución, que tiene fecha del pasado 27 de julio, el juez señala que "del solo hecho de que dicha investigada se desplazara en tren el día 20 de octubre de 2019 a Alicante, para un acto electoral, desplazándose igualmente tanto Irene Montero como su hija A. Iglesias a dicha localidad para el fin indicado, no cabe inferir indicio alguno acreditativo de que el desplazamiento de dicha investigada lo fuera para el cuidado de la citada hija (...) pudiéndose inferir que lo hizo en cumplimiento del cargo que tenía dentro del partido político en dicho momento".

La última diligencia acordada por el juez tuvo lugar el pasado día 21, cuando Santana, trabajadora de prensa de Podemos, negó haber ejercido como niñera de la niña mayor o de sus hermanos. Explicó que en ocasiones fue a la casa de la ahora ministra de Igualdad, pero solo para trabajar sobre el argumentario del partido. El juez da validez a estas afirmaciones y archiva el procedimiento, si bien contra esta decisión cabe recurso ante el propio magistrado, al que podrá acumularse con carácter subsidiario el de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Noticias relacionadas