NUEVO GOBIERNO ANDALUZ

Moreno presenta un Gobierno con cuatro independientes junto a pesos pesados del PP

  • Antonio Sanz ocupará la Consejería de Presidencia, Nieto se incorpora a Justicia, el alcalde de Almería y la secretaria general del PP saltan al Gobierno

  • Moreno admite que algunos perfiles independientes han dado calabazas a la oferta por las duras incompatibilidades y presenta el fichaje de cuatro independientes

  • El Gobierno contará con más mujeres que hombres y crecerá con dos consejerías más, hasta sumar un organigrama de catorce carteras, incluido el presidente

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, momentos antes de anunciar hoy lunes en el Palacio de San Telmo en Sevilla el nuevo gobierno.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, momentos antes de anunciar hoy lunes en el Palacio de San Telmo en Sevilla el nuevo gobierno. / EFE

5
Se lee en minutos

Con más de una hora de retraso sobre la convocatoria oficial, el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, compareció este medio día en San Telmo para presentar al Gobierno con el que transitará la mayoría absoluta que le dieron las urnas el pasado 19 de junio. Un Gobierno donde habrá más mujeres que hombres y al que se incorporan, junto a nombres de larga trayectoria en el PP de peso político, cuatro fichajes independientes del sector privado y sin afiliación al partido ni experiencia en la política o la gestión pública.

El Gobierno crecerá en número de carteras, pasando de once a trece. Suma dos carteras, hasta un organigrama de catorce con el presidente. La Consejería de Presidencia, Interior y Diálogo Social, la ocupará Antonio Sanz, que era el viceconsejero. Sanz es un veterano, ha tenido casi todos los cargos orgánicos posibles en el PP andaluz, fue el eterno escudero de Javier Arenas, quien le controló el fuerte mientras él estaba en Madrid, desde el partido y desde el Parlamento.

De 2015 a 2018 se estrenó en los cargos institucionales, como delegado del Gobierno de España en Andalucía. De 2006 a 2012 fue el secretario general del PP-A bajo la presidencia de Javier Arenas. Fue diputado en la Cámara autónomica desde 2004. Cuando Moreno lo rescató para el Gobierno de Andalucía, como viceconsejero de Presidencia, en tándem con Elías Bendodo como número uno, presidía el PP de Cádiz. Su papel como número dos en Presidencia ha cosechado sus frutos.

Esquema del Gobierno de la Junta de Andalucía para la XII Legislatura. 

/ Junta de Andalucía

La Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional la ocupará Patricia del Pozo, antes en Cultura. En Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, que sumará las competencias de agua, una fusión reivindicada de todo el sector, seguirá Carmen Crespo. En Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, seguirá Marifrán Carazo, de la que el presidente destacó su "brillante gestión" y que los empresarios han pedido que siga como responsable. En Empleo, Empresa y Trabajadores Autónomos, seguirá también Rocío Blanco, perfil independiente, "con solvencia técnica y mucha capacidad de diálogo". Es la única en la cuota de Cs que seguirá.

En la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, que volverá a ser exclusiva tras varios años sumadas estas competencias a Agricultura, se situará Ramón Fernández Pacheco, hasta hoy alcalde de Almería. En Justicia, Administración Local y Función Pública estará José Antonio Nieto, que fue portavoz y secretario general del grupo parlamentario en la anterior legislatura y que en su momento tuvo un destacado papel como secretario de Estado de Interior en el Gobierno de Mariano Rajoy y durante todo el 'procés' catalán. Antes fue alcalde de Córdoba. Economía y Hacienda, fusionadas ambas carteras, tendrá al frente a Carolina España, que fue teniente alcalde de Economía del Ayuntamiento de Málaga

A la Consejería de Políticas para la Industria y la Energía, de nueva creación, se incorpora Jorge Paradela Gutiérrez, director de negocios del Sevilla Fútbol Club y con una amplia trayectoria en el sector privado, en empresas como Heineken. En Turismo, Cultura y Deporte, fusionadas estas competencias, llega un perfil gestor "que conoce bien los tres ámbitos", Arturo Bernal, que estaba al frente de la Agencia Andaluza de Promoción en el Exterior (Extenda). En Salud y Consumo estará Catalina García, que era la viceconsejera de Salud y Familia con el anterior equipo.

La secretaria general del PP, Loles López, se incorpora al Gobierno y deja atrás el partido en la Consejería de Integración Social, Juventud e Igualdad de Oportunidades, lo que supondrá un cambio orgánico en las filas populares en Andalucía. En Universidades e Innovación estará José Carlos Gómez Villamandos, exrector de la Universidad de Córdoba.

Moreno estaba obligado a una importante renovación, no solo por la salida de Cs y la formación, por primera vez en la historia de la autonomía andaluza, de un gobierno monocolor del PP. También porque sus pesos pesados, Elías Bendodo, en Presidencia, y Juan Bravo, en Hacienda, salen del Ejecutivo camino de Madrid para dedicarse a Génova de forma exclusiva. El PP piensa volcarse, también desde Andalucía, en que Alberto Núñez Feijóo gane las próximas elecciones generales. El presidente admitió que varios perfiles del sector privado han rechazado la oferta de entrar en el Gobierno andaluz por las duras incompatibilidades y pidió "una reflexión a fondo" sobre las restricciones en los cargos públicos.

Había expectación sobre los nombres después de que Moreno se haya empeñado en mantener bajo siete llaves la composición de su gabinete. Durante días se ha reservado los cambios y los fichajes y ha advertido sobre las consecuencias de cualquier especulación, consiguiendo que no se haya filtrado un solo nombre. Es el primer síntoma, tras una majestuosa toma de posesión el pasado sábado a las puertas del Palacio de San Telmo, del poder sin fisuras con el que ejerce su mayoría absoluta. No se le mueve una mosca sin que él lo autorice. Nada que ver con lo ocurrido hace cuatro años, cuando la coalición con Cs y el pacto con Vox le impedía controlarlo todo.  

Noticias relacionadas

El Gobierno andaluz tendrá que hacer frente a los nubarrones económicos que amenazan el otoño y a las señales de crisis por la inflación y las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania. El presidente no ocultó en su investidura que vienen tiempos de turbulencias y profunda inquietud pro la situación económica y aunque evitó hablar de recesión alertó sobre la dificultad del próximo año.

Moreno defendió que han hecho "un esfuerzo muy importante" para que "en menos de 40 días" desde las elecciones Andalucía disponga de Gobierno. Esta tarde el presidente firmará el decreto de nombramientos, mañana martes prometerán el cargo y por la tarde habrá Consejo de Gobierno. "Tiempo récord", señaló, para “no perder un minuto para afrontar crisis de inflación y sacar adelante el Presupuesto de 2023".