DESTITUCIÓN POLÉMICA

Rebelión en un sector de la Fiscalía contra Delgado por el cese del número dos de Menores

  • Más de cien fiscales se quejan por escrito, pero FGE responde que la decisión es facultad de la fiscal general y no se puede "patrimonializar" los cargos porque abunda en el "inmovilismo".

Dolores Delgado, la hasta ahora fiscal general del Estado.

Dolores Delgado, la hasta ahora fiscal general del Estado.

3
Se lee en minutos

Nuevo 'incendio' en la Carrera Fiscal a cuenta de la política de nombramientos de la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, que nada más incorporarse de su baja médica -debido a una intervención urgente en la espalda el pasado mes de abril-, acordó el cese del fiscal adjunto a la Sala de Menores, Francisco Manuel García Ingelmo. La medida ha sido fuertemente contestada por un sector de este colectivo, y un total de 117 fiscales de esta especialidad han remitido un escrito expresando su queja.

La destitución de García Ingelmo, que ejercía como número dos Menores desde julio desde hace más de una década, fue comunicado a la Carrera el pasado día 29, tras constituirse el nuevo Consejo Fiscal. Según los firmantes del escrito, su salida supone "una excepcional pérdida" para esta especialidad dentro de la Fiscalía "no solo por la excelencia en el desarrollo del trabajo, sino, especialmente, por sus cualidades humanas".

Más dura se ha mostrado la mayoritaria Asociación de Fiscales (AF), cuya ejecutiva ha lanzado un comunicado en el que califican de "sorprendente y preocupante giro" la decisión de Delgado, y más aún cuando quien dirige actualmente la especialidad de Menores "carece de los conocimientos propios de la materia".

SITUACIÓN EN MENORES

Con ello, la asociación mayoritaria alude a la decisión de Delgado de insistir en el nombramiento de un fiscal afín para ser jefe del departamento de Menores, Eduardo Esteban, pese al veto dictado hace unos meses por el Tribunal Supremo, que anuló su nombramiento por considerar que no había sido motivado suficientemente.

De hecho, la AF y otro fiscal que aspiraba a este puesto plantearon volver al alto tribunal contra la segunda designación de Esteban. La doctrina del Tribunal Supremo, sin embargo, viene resolviendo de forma favorable a respetar la discrecionalidad de los nombramientos de jueces por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cuando los candidatos alcanzan cierto nivel de excelencia. Esta jurisprudencia, según fuentes jurídicas, es perfectamente aplicable al caso del nombramiento de Esteban como fiscal de Sala de Menores.

Sobre la salida ahora del número dos de esta especialidad, García Ingelmo, desde la Fiscalía General aluden al artículo 36.3 del Estatuto Fiscal, que regula que la decisión adoptada por la fiscal general es "legal y estatutaria". Se trata de una facultad de designación directa de cargos de confianza que es de la fiscal general "y de nadie más", señalan las fuentes consultadas por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, que añaden que la elección de cargos de confianza la ejerce Delgado al igual que lo han hecho sus antecesores en el cargo.

La salida de García Igelmo "supone una reestructuración de equipos para adaptarse y dar impulso a los nuevos proyectos", añaden desde la Fiscalía General. También apuntan que el inmovilismo en la carrera fiscal no favorece este impulso ni a las aspiraciones de tantos fiscales que se verían injustificadamente limitadas sus posibilidades de movilidad y promoción profesional, ya que "no se pueden patrimonializar los cargos".

PETICIÓN DE VIADA AL CONSEJO FISCAL

La polémica llegará previsiblemente al próximo Consejo Fiscal que se celebrará este mes a cuenta del vocal de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF), Salvador Viada, que ya ha solicitado por escrito una "especificación de las razones" por las cuales el García Ingelmo, tras más de doce años de adscripción a la Fiscalía de Menores y con un prestigio reconocido en la especialidad, ha sido cesado.

Viada quiere conocer, concretamente, si la decisión de cesar al citado fiscal proviene de la Fiscal General o del jefe de Menores. "Porque si el Fiscal Jefe de Menores no hubiera solicitado el cese siendo su superior directo, la decisión debe ser explicada, dado que difícilmente puede obedecer a razones de índole profesional y de mejora del servicio", señala el escrito.

Noticias relacionadas