Poder Judicial

Más de 1.000 jueces acuerdan un sistema de elección para los vocales del CGPJ frente al bloqueo político

  • Dos asociaciones proponen un sistema de votación ponderada para los doce vocales de procedencia judicial que busca sustituir al actual modelo de designación palamentaria.

Sede del Consejo General del Poder Judicial.

Sede del Consejo General del Poder Judicial. / Europa Press

2
Se lee en minutos

La Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) y Foro Judicial Independiente (FJI), que representan a más de 1.100 jueces y magistrados en activo -una quinta parte de la Carrera-, han decidido pasar a la acción frente al bloqueo institucional que mantiene al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con todos sus miembros fuera de mandato desde hace ya tres años y medio. 

En la misma línea que el PP y la asociación mayoritaria de jueces, la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), que propugnan un cambio de modelo para que sean los jueces los que elijan a los jueces, han diseñado un sistema de votación ponderada que esperan pueda ser la base de una futura reforma legal dirigida a superar el actual sistema de designación parlamentaria.

La reforma, según informan en un comunicado conjunto, está en la línea de los estándares de independencia reclamados y exigidos desde organismos europeos en reiteradas ocasiones, con el fin de superar "la politización existente en la selección de los vocales y que ha originado el rapapolvo desde instancias del Consejo de Europa a España en los últimos años"

CADA JUEZ, SEIS VOTOS

Tres son los puntos clave de la propuesta de reforma de elección de vocales de procedencia judicial para el órgano de gobierno de los jueces y magistrados: elección directa por los miembros de la Carrera Judicial en activo de los 12 vocales de procedencia judicial, pero mediante un sistema que garantice la pluralidad proporcional en su composición: cada elector podrá votar a un máximo de seis candidatos que hayan obtenido los avales estipulados; y que el voto sea “cualificado”, es decir, se asignarían más puntos al primer votado que al segundo, y así sucesivamente.

En segundo lugar, podrán presentar candidaturas para esos 12 jueces y magistrados en activo, todas las asociaciones judiciales, pero también agrupaciones de electores y los jueces a título individual, que logren los avales fijados, en un número que no imposibilite de lleno la presentación de quienes legítimamente quieren aspirar a ser elegidos vocales. Las candidaturas completas deberán necesariamente presentar, como mínimo, un candidato de la categoría de mdel Tribunal Supremo, un candidato de la categoría de magistrado y un candidato de la categoría de Juez.

De esta forma, se lograría que en el CGPJ tuviese una configuración plural y representativa de la Carrera Judicial, y que, consecuencia de ello, las decisiones que se adopten en el mismo sean “fruto de un debate, intercambio de pareceres y puntos de vista que permitirían que se alcanzara tanto la neutralidad e imparcialidad de estas, como la ponderación de todos los aspectos de la cuestión sobre la que se ha de decidir”, destacan ambas asociaciones.

POSIBLES PÓRROGAS

Para ello, y como “los avatares políticos pueden retrasar el nombramiento de los vocales no judiciales”, consideran recomendable que se legislase la posibilidad de que el nuevo CGPJ “iniciase su trayectoria tras la elección de los vocales judiciales, bien funcionando provisionalmente solo con los vocales judiciales, en tanto el Legislativo no cumpla con su deber constitucional, o, bien, prorrogando los vocales no judiciales anteriores”.

Estas propuestas -y las fórmulas de cálculo- serán remitidas ahora a la asociación mayoritaria y tambíén a la progresista Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD) "para que las analicen y, en su caso, se sumen a las mismas, antes de ser remitidas a todos los grupos parlamentarios y al propio órgano constitucional. 

Noticias relacionadas