CRÍTICAS A UN JUEZ

Vocales progresistas del CGPJ arropan al juez de Prada frente a los ataques recibidos tras sus decisiones sobre ETA

El órgano de gobierno de los jueces rechaza amparar al magistrado, que fue vetado por el PP de Casado para renovarlo.

Vocales progresistas del CGPJ arropan al juez de Prada frente a los ataques recibidos tras sus decisiones sobre ETA

EPE

3
Se lee en minutos

El juez de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada no obtuvo el pasado jueves el amparo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pero tres de los vocales firman un voto particular en el que le arropan frente los ataques que está recibiendo en determinados ámbitos mediáticos tras conocerse algunas de sus decisiones en la Sala Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional, que se encarga de las progresiones penitenciarias de los presos de ETA.

De Prada, candidato del PSOE para renovar el órgano de gobierno de los jueces, ha venido adoptando posiciones en la Audiencia Nacional que fueron fuertemente criticadas por el PP de Pablo Casado, que le vetó expresamente en las negociaciones para la renovación de este órgano. El veto puede explicarse en que atribuyen a este magistrado las frases más contundentes sobre la 'caja B' del PP en la primera sentencia del caso Gürtel, que llevó a la moción de censura contra Mariano Rajoy. A ello se han añadido sus últimas decisiones en recursos presentados por presos de ETA.

La última Comisión Permanente del CGPJ, celebrada el pasado jueves, acordó inadmitir su solicitud de amparo en relación con varias informaciones y editoriales publicadas en las últimas semanas por algunos medios de comunicación, al considerar que no concurren las circunstancias y requisitos que, desde un punto de vista objetivo, alcancen virtualidad suficiente como para lograr la perturbación de la independencia judicial. 

Las citadas informaciones se referían, concretamente, a un auto del pasado 7 de junio, del que fue ponente De Prada, en el que se concluyó que el perdón "no es en absoluto un requisito legal" para conceder el permiso al miembro de ETA Gorka Loran Lafourcade, condenado a 2.775 años de cárcel. 

LOS JUECES NO SON INMUNES A LA CRÍTICA

Según el sector mayoritario del Consejo, los titulares de los órganos judiciales, en cuanto personas públicas, no pueden permanecer inmunes al ejercicio del derecho a la crítica que ampara la libertad de expresión e información. Por ello, en su resolución concluyó que las informaciones sobre el magistrado son juicios subjetivos llevados a cabo por periodistas que ejercen el derecho a la libertad de expresión y que en modo alguno revisten rasgos suficientes para influir en el modo de aplicar el derecho por parte de un miembro integrante del Poder Judicial.

 En cualquier caso, en su acuerdo señala que las críticas a los jueces debería sujetarse a principios tales como la mesura, la proporcionalidad y el respeto a las personas, "ya que la persistencia en dicha crítica puede llegar a generar situaciones de intensa perturbación que lleguen a exigir la adopción por parte del CGPJ de medidas dirigidas a preservar y proteger la independencia de jueces y magistrados".

A los vocales progresistas Álvaro Cuesta, Rafael Mozo y Pilar Sepúlveda, todos ellos designados a propuesta del PSOE, la respuesta del CGPJ respecto al juez De Prada les parecen tibias, por lo que consideran que se le debería haber amparado. Se trata de los mismos vocales que ya le defendieron el pasado mes de octubre, cuando el Consejo rechazó amparar a este juez cuando este acudió al Consejo por sentirse convertido en "chivo expiatorio" sobre el que elaborar un "relato interesado" de la moción de censura que costó la Presidencia a Rajoy.

AFECTA A LA CONFIANZA EN LA JUSTICIA

"No cabe desconocer que las críticas desmedidas y carentes de todo fundamento al Juez en ejercicio de sus funciones pueden llegar a afectar no ya solo a su honorabilidad profesional, sino también a la confianza misma en la justicia", señala el voto particular al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

Añaden que, a su juicio, "la libertad de expresión y censura pública de las resoluciones judiciales no es ilimitada", y que para juzgar su "ejercicio legítimo" se ha de tener presente la singular posición del Poder Judicial en el Estado constitucional, el Juez —que como tal se expresa solo a través de sus resoluciones— carece, por obvias razones de reserva, prudencia y contención, de capacidad de réplica a su honor profesional". Apuntan también a que los ataques a este magistrado se vienen realizando de forma reiterada. 

Noticias relacionadas