COMUNIDAD VALENCIANA

Cronología: los seis días más oscuros de Mónica Oltra tras su imputación

La exvicepresidenta de la Generalitat Valenciana reconoce que la decisión de dimitir le ha costado porque "sobre todo porque ganan los malos"

La hasta ahora vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, tras anunciar su dimisión.

La hasta ahora vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, tras anunciar su dimisión. / Europa Press/Jorge Gil

3
Se lee en minutos
EFE

Así han sido los seis días que han transcurrido desde la imputación judicial de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, por la gestión de su Conselleria del caso de abusos a una menor tutelada por su exmarido hasta su dimisión:

DÍA 1: EL TSJCV IMPUTA A OLTRA

El 16 de junio, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana se declara competente para instruir la causa contra Oltra y otros trece investigados en la causa, al apreciar "una serie de indicios plurales" que "hacen sospechar la posible existencia de un concierto" entre la vicepresidenta y diversos funcionarios para "proteger a su entonces pareja o bien proteger la carrera política de la aforada", y la cita a declarar como investigada el 6 de julio.

Oltra guarda silencio ese día, mientras que el president de la Generalitat, Ximo Puig, a quien la decisión del TSJCV le pilla en un acto público, muestra su respeto por la medida judicial y afirma que no afectará al pacto de gobierno en la Generalitat, mientras que la oposición en bloque le insta a destituirla de manera urgente.

DÍA 2: OLTRA RECHAZA DIMITIR

Oltra comparece en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, donde las preguntas se centran de manera monográfica durante casi una hora en su situación judicial y en la que afirma que no va a dimitir porque esto es una cuestión "política", fruto de una "cacería de la extrema derecha", y que va a aguantar la presión.

La oposición insiste en que Puig la destituya de manera "fulminante" y que expulse del pacto de gobierno en la Generalitat a Compromís, formación que avisa: si el president optara unilateralmente por apartar a Oltra del Consell, rompería al acuerdo del Botànic, el pacto de izquierdas que desde 2015 sustenta al Gobierno valenciano. Puig afirma que es "tiempo de reflexionar y de tomar decisiones".

DÍA 3: FIESTA DE COMPROMÍS Y CIERRE DE FILAS

Compromís celebra el 18 de junio en València un acto convocado con anterioridad a la imputación de Oltra bajo el título 'Hacia un tercer Botànic', que se convierte en un cierre de filas en torno a la coportavoz de la coalición, con frases como "si tocan a una, nos tocan a todos" o "nunca caminarás sola", y a la que se reivindica como "imprescindible".

Oltra, a la que se ve bailar junto a sus compañeros de partido, defiende su "integridad y honradez", se ofrece "para ganar el tercer Botànic" y avisa de que "el Botànic no es Botànic si no está Compromís", mientras que Puig, en otro acto, señala que "no tiene por qué peligrar" el pacto de gobierno e insiste en que hay que reflexionar con serenidad.

DÍA 4: ELECCIONES ANDALUZAS

Domingo sin actos públicos de los partidos políticos en la Comunidad Valenciana, donde los resultados de las elecciones andaluzas se leen también en clave valenciana a falta de once meses para los comicios autonómicos valencianos.

DÍA 5: REFLEXIÓN CORAL

La semana comienza con la llamada de Puig a una reflexión "coral" y no personal sobre el futuro de Oltra y a tomar una decisión "más pronto que tarde", mientras que desde Compromís se admite que la situación es "complicada" y que hay que hacer una reflexión colectiva en el seno de la coalición como paso previo a tomar decisiones.

DÍA 6: LA DIMISIÓN

Mónica Oltra aparece por sorpresa en la sede de Compromís, donde va celebrarse una reunión de la ejecutiva a la que había dicho que no asistiría, y ofrece una rueda de prensa para anunciar su dimisión como miembro del Consell y de Les Corts "para no comprometer el proyecto de cambio iniciado en 2015".

Asegura que se va "con la cara bien alta" y con "los dientes muy apretados", y reconoce que esta decisión le cuesta "sobre todo porque ganan los malos", pero afirma que no quiere ser "la coartada" para que echen a su partido del Gobierno valenciano.

Noticias relacionadas