ELECCIONES EN ANDALUCÍA

Ciudadanos Andalucía comunica un despido colectivo tras quedarse sin representación

Las elecciones celebras este domingo en Andalucía han dejado al partido sin representación tras de tres años y medio formando parte del Ejecutivo junto al Partido Popular

El candidato de Cs a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, este domingo en su análisis de los resultados de las elecciones andaluzas. 

El candidato de Cs a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, este domingo en su análisis de los resultados de las elecciones andaluzas.  / EP

2
Se lee en minutos
EPE

Las elecciones celebras este domingo en Andalucía han dejado a Ciudadanos sin representación en el Parlamento Autonómico después de tres años y medio formando parte del Ejecutivo junto al Partido Popular. La formación naranja ha perdido más de medio millón de votantes y los 21 escaños con los que contaba hasta ahora, una situación que deja al partido en un estado de descomposición casi total y que ha forzado a la dirección a llevar a cabo un despido colectivo que afecta a todos sus empleados.

La desaparición de la formación en el Parlamento Andalucía lleva consigo la pérdida de financiación y de la actividad de sus hasta ahora diputados, por lo que esta medida es un paso lógico que incluso había sido anunciada a los propios empleados "hace unos días", según ha explicado el jefe de prensa del grupo parlamentario, Adrián Angui López, en su perfil de Twitter. "Sin grupo, legalmente, cesa la actividad y el día 14 julio terminan su contrato", señalan a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA fuentes de la formación.

Juan Marín, el candidato del partido a las elecciones y hasta ahora vicepresidente de la Junta de Andalucía, anunció en la noche del domingo su dimisión tras asumir en primera persona la responsabilidad del desastre electoral. Ciudadanos tenía serias aspiraciones de entrar en el Parlamento andaluz. Sus cálculos eran tres escaños (Sevilla, Málaga y Cádiz) e incluso creían poder pelear por el de Córdoba y Granada. Las previsiones del PP coincidían en los tres primeros diputados, aunque sabían que obtendrían una victoria muy fuerte, pero la prudencia imperó hasta el último momento. Y si por sí solos no lograban alcanzar la mayoría absoluta, la idea era sumar esos tres escaños de Ciudadanos como si fueran un solo bloque para firmar los 55.

Con estos datos en la mano, que se suman a la desaparición también en la Comunidad de Madrid y a la permanencia en Castilla y León con solo un representante, todas las miradas se dirigen ahora a Inés Arrimadas. Cargos consultados por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA aseguran que Marín “no es el único responsable” de la debacle y que la situación de Ciudadanos no es ya comprometida, sino que se asoma al abismo sin que parezca haber remedio. “Aquí ya no queda nadie. Esto es un desastre”, reconocen en plena resaca electoral, aunque ven difícil que haya “decisiones trascendentales”.

La líder del partido ha dejado claro que pretende aguantar el ciclo electoral que viene: “Gracias a los más de 120.000 andaluces que siguen confiando en el proyecto liberal, que debemos reimpulsar entre todos”, escribió en Twitter. 

Noticias relacionadas
Temas

Ciudadanos