COMUNIDAD VALENCIANA

Oltra rechaza dimitir y defiende que su caso es una "cacería de la extrema derecha"

La vicepresidenta valenciana asegura que cualquier comparación entre su situación y Camps "es odiosa"

Oltra rechaza dimitir y defiende que su caso es una "cacería de la extrema derecha"
1
Se lee en minutos
Diego Aitor San José

Mónica Oltra ha comparecido tras su imputación en la habitual rueda de prensa del Gobierno valenciano para señalar que no piensa dimitir, que no hay línea roja para la que se plantee su marcha “porque no hay fase judicial que cambie la realidad”, que pese a su citación como investigada por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana no hay nada que haya cambiado más allá de que tenga la oportunidad de “dar explicaciones” y que el proceso judicial es una “cacería de la extrema derecha”. 

Oltra ha aprovechado el mismo auto con el que el TSJ explica su imputación para defender su continuidad en el cargo y su inocencia. “Cierto es que no existe prueba directa” ha parafraseado la vicepresidenta al escrito judicial que ha servido como principal defensa y que ha enmarcado su situación procesal a una “persecución de la extrema derecha”, el llamado “lawfare” a partir de “denuncias falsas”. 

De hecho, ha indicado que frente a esto, su continuidad en el cargo es una forma de “ser coherente” y que es “una postura ética, estética y política, no personal”. "Mi trayectoria siempre se ha basado en oponerse a las injusticias y defender a la gente vulnerable”, ha expresado al tiempo que ha rehusado cualquier comparación entre su situación y la de Francisco Camps al ser recordada por sus declaraciones en 2009. "Cualquier comparación con el comportamiento corrupto del PP es odiosa”, ha agregado. 

Preguntada por si ha hablado con Ximo Puig de su imputación, ha señalado que no, pero que cuenta con el apoyo de todo el Consell y que no quieren incrementar “más la presión” sobre el jefe del Consell. Así, ha considerado que su caso no genera "desgaste político” sobre el gobierno del Botànic y que la presión en política “hay que aguantarla”. “Sino uno se dedica a otras cosas”, ha complementado al tiempo que ha rechazado dejar de ser la portavoz del ejecutivo autonómico. 

Noticias relacionadas