CRISIS DIPLOMÁTICA

El Gobierno sigue verificando si Argelia ha levantado el bloqueo comercial contra España

La portavoz del Ejecutivo pide prudencia en el conflicto diplomático con Argel y asegura que Exteriores mantiene abierta la interlocución

El Gobierno sigue verificando si Argelia ha levantado el bloqueo comercial contra España
2
Se lee en minutos

El Gobierno continúa caminando a ciegas en el conflicto diplomático con Argelia. Del mismo modo en que la decisión, el miércoles pasado, de ruptura unilateral del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España y el anuncio de bloqueo de todas las operaciones de comercio exterior con nuestro país, pilló al Ejecutivo absolutamente desprevenido, ahora carecen de información sobre si se ha revertido o no esta situación de bloqueo.

El viernes, después de que el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, buscara y encontrara el amparo de la UE contra la congelación de las relaciones comerciales con España, Argelia hizo público un comunicado en el que manifestaba que se habían malinterpretado las órdenes de la Asociación Profesional de Bancos e Instituciones Financieras. "En lo que respecta a la supuesta medida de detener las transacciones corrientes con un socio europeo, sólo existe en el espíritu de quienes la reivindican y de los que se han apresurado a estigmatizarla", sostenía.

Pero, cuatro días después -con un fin de semana de por medio- España aún no sabe si las empresas que exportan a Argelia y las que están radicadas allí operan ya sin ninguna dificultad. La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, aseguró este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que a través de la Oficina Comercial en Argelia el Ejecutivo está tratando de verificar si "efectivamente las transacciones financieras se están produciendo con normalidad". "Esperamos que así sea", señaló, para resaltar a continuación que España está trabajando también en el ámbito de la UE.

Bruselas ya advirtió la semana pasada a Argel que el embargo comercial a nuestro país "parece vulnerar el acuerdo de asociación entre la UE y Argelia en 2005”. Esto, apuntan, significaría "un trato discriminatorio hacia un Estado miembro y afectaría negativamente el ejercicio de los derechos de la Unión previstos en el Acuerdo". Esta declaración fue la que llevó a los argelinos a rectificar y a negar un parón en el comercio exterior.

"PRUDENCIA" PARA RECUPERAR LA RELACIÓN

Sin embargo, no hay constancia, y el Ejecutivo tampoco la ofrece, de que se esté pagando a las empresas españolas con normalidad. Pese a ello, y a falta de que se logre avanzar en estas "verificaciones", la portavoz se mostró tremendamente cauta en sus manifestaciones sobre el país vecino. En varias ocasiones pronunció la palabra "prudencia" y defendió "el compromiso del Gobierno con el diálogo". "Nos encontramos en un momento importante, intentando retomar las relaciones, afirmó.

Isabel Rodríguez sí desveló que la comunicación entre Madrid y Argel continúa, a través del Ministerio de Exteriores. "Las relaciones diplomáticas existen", dijo. Ya que había dudas de quien -España o la UE- está negociando con Argelia. En todo caso, el plan es primero solucionar el bloqueo comercial -un asunto en el que sí puede participar Bruselas- y otro es las crisis entre España y Argelia, que retiró su embajador cuando se conoció el giro de Pedro Sánchez en la postura sobre el Sáhara. Ese cambio de posición, materializado en el apoyo al plan de autonomía marroquí para este territorio, es fundamento de este conflicto.

Noticias relacionadas