ELECCIONES EN ANDALUCÍA

Juanma Moreno: "El mantra del PSOE ha saltado por los aires con nuestra gestión, ya no hay miedo ni al PP ni a mí"

El presidente de la Junta de Andalucía y candidato popular, Juanma Moreno, durante la entrevista. 

El presidente de la Junta de Andalucía y candidato popular, Juanma Moreno, durante la entrevista.  / A.J.GONZÁLEZ

  • El candidato popular regresó el miércoles al Valle de los Pedroches a visitar a su vaca "talismán", la que le dio suerte en 2018 para acabar con 37 años de gobiernos socialistas

  • Entonces lo hizo de la mano de Cs, pero a día de hoy sigue sin hablar del elefante en la habitación del 19J

11
Se lee en minutos
Irina Marzo

¿En qué difiere el Juanma Moreno de las elecciones del 2018 y el Juanma Moreno del 2022?

Sigue siendo la misma persona, pero ahora tiene más foco, más posibilidad de hacer cosas y por tanto de proyectar la voluntad y las ganas de gestión. Sobre todo lo que ha cambiado en Andalucía es que el miedo que existía en 2018 al PP después de 37 años repitiendo el mismo mantra de que cuando llegáramos íbamos a eliminar la sanidad pública y la educación. Ese mantra ha saltado por los aires como consecuencia de nuestra gestión y ahora ya no hay miedo ni al PP ni a Juanma Moreno.

Piden el voto sin ambages al votante de centro izquierda, ¿se puede ser del PSOE y votarle a usted?

Por supuesto y de hecho ha ocurrido muchas veces. No se trata de ser del PSOE, se trata de ciudadanos que han optado en otras elecciones por el PSOE o por el PP. Hay muchas personas que han cogido alguna vez la papeleta del PP aunque son progresistas. Apelo a esos ciudadanos que están desencantados con las políticas de Sánchez, de 37 años de gobierno socialista donde los últimos diez han sido de indolencia, falta de ambición por nuestra tierra y una pésima gestión. A esos progresistas les pido de manera directa el voto porque creo que no hay mayor progreso que las políticas que estamos ejerciendo en Andalucía.

Para algunos de esos votantes de centro izquierda quizá sea imprescindible saber si llegado el caso pactaría usted con Vox, sé que no nos lo dirá. ¿Pero no cree que deberían conocerlo por higiene democrática?

Es como si yo acepto de partida que no tengo la capacidad de alcanzar la mayoría suficiente. Como si a un jugador antes de jugar un partido le dices: ¿estás dispuesto a empatar? Yo digo: dejadme jugar. Hasta el 19 de junio nosotros tenemos la opción clara de generar una mayoría. Sé que hay muchas personas a las que no les gustan otras opciones políticas, por eso creo que concentrar el voto en mi candidatura supone la garantía de un gobierno estable, sólido, moderado y sereno. Si yo tengo una mayoría suficiente vamos a ir más lejos y más rápido. Y además estamos cerca. Aunque pongo los sondeos en cuarentena hay una tendencia a estar cerquita. Si apretamos todos podríamos tener un gobierno que reflejaría la Andalucía real, la Andalucía que no chilla, que es serena, tranquila, positiva y optimista, con un gobierno de gestión. Eso es lo que creo que quieren la mayoría de ciudadanos andaluces aunque a veces les cueste superar la trinchera ideológica, pero por encima de la ideología están la gestión y las personas.

¿En qué medida teme a Vox? ¿Dicen que las encuestas mienten y que van a protagonizar un revolución electoral?

Cada opción política tiene sus propias intenciones de voto y todas, como en los partidos de fútbol, dirán que van a ganar, pero no creo que se produzca esa revolución por muchas razones. Para hacer un proyecto de mayoría hay que trabajar con la mayoría de la sociedad y ser reflejo de todas las sensibilidades. Ahora mismo ellos no están en ese punto. Es un partido que tiene una legítima posición pero que no creo que vaya a tener un resultado de incluso superarnos a nosotros. Yo no lo veo, pero son los andaluces los que van a decidir y nos van a poner en el sitio que consideren oportuno.

¿Cómo interpreta que Macarena Olona no haya renunciado a su acta de diputada?

Me ha sorprendido porque hubo un compromiso previo a dejar el escaño y ahora ha puesto una excusa que no tiene ningún tipo de justificación. Me imagino que puede no tener muy claro cuál va a ser su futuro en Andalucía.

Dónde la ve más, ¿en el Consejo de Gobierno, en la oposición o en Madrid?

No lo sé, me imagino que querrá tener una garantía por si las cosas no le van bien en Andalucía, si el resultado no es el que espera poder seguir en el Congreso.

¿Le suena a amenaza lo que dice Vox de o con nosotros o el PP no gobierna? o ¿qué le parece?

Sí, es una especie de ultimátum. Yo creo que así no se construye la política, sino desde el entendimiento, la serenidad y la búsqueda de puntos de encuentro. No es o esto o nada. Las posiciones maximalistas no llevan a nada bueno y no es un buen comienzo en una relación política.

Juanma Moreno

¿Lo de la segunda vuelta de las elecciones entonces sigue siendo una posibilidad?

Otras elecciones serían un fracaso, primero, de todos los partidos políticos que no hubiéramos llegado a ningún acuerdo, no de los ciudadanos que nunca se equivocan. Sería un fracaso en todos los sentidos, también para mí y para Andalucía, porque no podríamos tener listos los presupuestos para el 2023 a tiempo, que es el gran objetivo que tengo. Pero todo va a depender del 19J si no sale un gobierno viable de las urnas todo puede pasar.

¿Qué resultado consideraría adecuado para gobernar en solitario?

A partir de una cifra que me permita la aritmética parlamentaria, que el PP tenga más escaños que toda la izquierda junta.

¿Sumaría a los diputados que obtuviese Cs a su gobierno después de la experiencia de estos años?

Nosotros hemos tenido una relación muy fluida con Cs, una experiencia claramente satisfactoria. Hemos sido los dos unos socios estables y leales. A mí no me importaría repetir la experiencia de gobierno con Cs.

En la imagen que ha conseguido de político moderado, ¿cuánto le debe a Cs?

Creo que no le debo nada a nadie. No se trata de proyectar, uno es lo que es y yo siempre he sido así. Cuanto más auténtico es uno, las personas ven lo que eres. Me reconozco como una persona templada en mi manera de ver la vida, la sociedad o la política. Creo que uno no está en posesión de la verdad y que el que no piensa como tú no es un enemigo, sino alguien complementario a ti. Creo en la tolerancia y el respeto porque son cosas que uno lleva de serie. En todo caso se lo debería a mis padres.

Gran parte de la ofensiva del PSOE se está basando en las críticas de la sanidad, el despido de sanitarios, el déficit de personal en los hospitales, las listas de espera, los conciertos con la privada…. Pero resulta, que parte de su campaña consiste en sacar pecho precisamente de lo que han hecho en esta materia. Es imposible llegar a un consenso en los datos.

Las cifras son oficiales, el ciudadano las puede comprobar y no se pueden discutir. Hay unos que dicen la verdad y otros que no dicen la verdad. Las cifras oficiales tienen un fedatario, en este caso la Consejería de Salud que es una institución, el resto son cifras del PSOE que es un partido político en campaña electoral. Hemos invertido más de dos mil millones de euros que hubiesen sido tres mil si el PSOE y Vox no hubieran tumbado los presupuestos del 2022. Tenemos 30.000 trabajadores profesionales más que en 2018. Las cifras te pueden gustar más, pero no se pueden discutir.

También es una cifra que se despidiera a 8.000 sanitarios.

Pero eso es lo que digo, unas son las cifras oficiales y otras, la de partido. En el debate, el mismo Espadas dijo: usted me va a dar cifras, pero yo no quiero hablar de datos. No quiere hablar de datos porque son incontestables. Nunca se había alcanzado el 7,4% en inversión en sanidad en 40 años de socialismo, ni el 5% en educación. Uno de cada tres hospitales que se han construido nuevos en España se han hecho en Andalucía en 2021, según datos del Ministerio de Sanidad. ¿Qué nos queda mucho por hacer? Claro, llevábamos 12 años que no se hacía nada. He ido a hospitales donde los profesionales me han dicho que hacía 40 años que no se hacía nada en su hospital. Son muchos años de retraso, pero lo vamos a hacer si tenemos una nueva oportunidad esta legislatura. Ahora lo que es incontestable es que hemos marcado una prioridad en la sanidad, en la educación y los servicios sociales.

Uno de cada cuatro niños andaluces está en riesgo de pobreza extrema. Ese es otro dato que su oposición esgrime.

No sé de dónde sale ese dato. Los datos que no se pueden condicionar son los de las instituciones, y luego te pueden gustar más o menos, pero ese no me lo creo.

Centrar tanto una campaña en su persona y no tanto en la marca tiene sus riesgos, ¿por qué cree que cae usted mejor que el PP?

No, simplemente ocurre como con los alcaldes, la gente vota a la persona. En el siglo XXI esto es una democracia madura camino de cumplir los 50 años y los ciudadanos, ya no es como antes que estaban en trincheras ideológicas. La ideología cada vez ocupa menos espacios y es la confianza en las personas la que ocupa mayor espacio político. La sociología ha cambiado, los bloques políticos están en vías de desaparición. Los ciudadanos se fían de las personas igual que sucede en el ámbito laboral o familiar. Cuando te fías de una persona la votas.

¿Andalucía ha dejado de ser de izquierdas?

Creo que no se trata de izquierdas y derechas. Volvemos otra vez a los bloques. Se trata de gestión, de hacerlo bien o de hacerlo mal. Es evidente que ha habido un agotamiento del PSOE después de 40 años, prueba de ello es que no tienen propuestas, solo críticas. No conozco ni una sola propuesta del PSOE. Cuando uno está agotado necesita estar en la oposición un tiempo para reconstruirse, organizarse y mejorar.

¿Qué se juega Núñez Feijóo en estas elecciones andaluzas?

Nada, se lo juega Andalucía y los andaluces, que se juegan su sanidad, su educación, su futuro y su empleo. Los andaluces se juegan muchísimo, Alberto Núñez Feijóo, lo único, que pueda tener un poquito de más impacto o de menos impacto, pero él no se presenta a las elecciones, el responsable del resultado electoral soy yo.

¿Cuál es la fórmula química del ‘milagro andaluz’?

Muy sencilla: menos impuestos, menos trabas administrativas y confianza. Esas son las tres reglas que hacen que los inversores se fijen en Andalucía y que Andalucía prospere cuando hay confianza, menos presión fiscal y cuando hay menos trabas, la gente confía e invierte.

Las cifras del paro de mayo son muy buenas, ¿de verdad que nada ha tenido que ver la reforma laboral aprobada por el Gobierno?

La reforma laboral tiene muchas trampas. Los agricultores me han comentado estos días que no están haciendo trabajadores discontinuos sino fijo discontinuos; consta como que tienen empleo pero no les están pagando durante seis o siete meses. Además, las reformas laborales se tienen que hacer por consenso, si lo haces de espaldas a una parte del sistema productivo te va a crear problemas siempre.

Bueno, esta tuvo el consenso de empresarios y sindicatos.

Se ha hecho de manera unilateral y eso no es bueno en una medida tan importante como esa. En cualquier caso, la reforma laboral se ha aplicado en toda España pero es Andalucía la que más empleo ha creado de todo el país en 2021 y la que lidera el descenso del paro.

Con tanta encuesta a favor y la certeza de que en Andalucía no gobernará la izquierda, ¿van a terminar temiendo más la desmovilización de los suyos que al resto de fuerzas políticas?

Las encuestas son encuestas y no ganan elecciones. Hasta el 19 de junio, hasta que no se abran las urnas y se cuenten los votos, todo lo demás son intenciones. Pero es verdad que la intención de voto crea una sensación de confianza en tu votante y puede pasar que una parte se confíe y ese domingo se vaya a la playa. Por eso apelo a la responsabilidad y a la movilización, quiero que la gente salga a votar. Cuanto más personas vayan a votar será mejor para Andalucía y también para mi opción política. De aquí al 19J voy a pedir que tomen conciencia de lo que nos jugamos y que salgan a votar. No hay nada más importante. Días de playa puede haber muchos, pero nos jugamos seguir avanzando o retroceder a la casilla de salida y para eso solo hay un día: el 19.

En caso de gobernar en solitario, ¿sabe ya cuál será su equipo de gobierno? ¿En qué porcentaje repetirán los últimos consejeros populares?

No me gusta vender la piel del oso antes de cazarlo. En eso soy prudente. Si el 19 de junio tengo la confianza mayoritaria de los ciudadanos, a partir de ese día me pondré a pensar en ello. Ahora mismo no se me pasa ni siquiera por la cabeza.

Quedan pocos días, ¿cree que ya está todo el pescado vendido?

No. En democracia han cambiado los bloques políticos, que se han ido diluyendo. Antes se hacían campañas electorales porque había que hacerlas, porque un mes antes ya se había decidido el voto. Ahora hay en torno a un 20% de población [1,3 millones de votantes], que es muchísimo, que decide su voto en las últimas 48 horas. Aquí , hasta el domingo que viene a las 8 de la tarde está todo abierto.

¿Cuál cree que ha sido su mayor aportación a la política andaluza?

Haber rebajado el nivel de decibelios.

Noticias relacionadas