ELECCIONES EN ANDALUCÍA

Yolanda Díaz y María Jesús Montero desembarcan de la mano en Sevilla contra Juanma Moreno a las puertas del 19-J

La vicepresidenta segunda del Gobierno protagonizará un cuarto acto en Andalucía durante la campaña electoral andaluza

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, conversan en una sesión plenaria en el Senado, a 7 de junio de 2022.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, conversan en una sesión plenaria en el Senado, a 7 de junio de 2022. / Ricardo Rubio - Europa Press

5
Se lee en minutos

Dos de las figuras más relevantes del Gobierno unen fuerzas contra el ejecutivo andaluz a las puertas de las elecciones del 19 de junio. Yolanda Díaz y María Jesús Montero participará el próximo miércoles 15 de junio en un encuentro en Sevilla en el que exhibirán músculo conjuntamente y donde, desde las dos alas del Gobierno, sacarán pecho de las medidas progresistas aprobadas en esta legislatura por la coalición. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo debatirá con la titular de Hacienda y ex consejera del Gobierno andaluz a cuatro días de los comicios en un acto que oficialmente queda fuera de la campaña electoral pero que es de facto un envío de artillería pesada del Ejecutivo contra la gestión del presidente andaluz, Juanma Moreno Bonilla.

El encuentro, organizado por Economistas frente a la crisis, tendrá lugar en el próximo miércoles a las 11 horas en la Fundación Cajasol, con la particularidad de que está protagonizado por perfiles de distintos colores políticos, pero con un adversario común: el Partido Popular. Bajo el título 'Dos crisis, dos Gobiernos, dos respuestas', el debate contrapondrá dos modelos de gestión; por una parte se expondrá la acción del Gobierno central durante la crisis de covid, y por otra tanto la gestión del ejecutivo andaluz en pandemia, como la del anterior gobierno de Mariano Rajoy durante la crisis económica. El telón de fondo de las elecciones será determinante, y fuentes conocedoras avanzan que servirá a las dirigentes para cargar contra el ejecutivo del presidente de la Junta de Andalucía.

El encuentro está ideado desde antes de que se convocaran las elecciones andaluzas, y aunque estaba inicialmente previsto para este miércoles, finalmente se pospuso a la próxima semana, en la recta final de campaña. Aunque no es un acto propiamente electoral, puesto que acuden figuras de distintos partidos, sí representa a las fuerzas de oposición de izquierda en Andalucía, y no hay en panel ningún dirigente de PP o Cs, los partidos que conforman el Gobierno andaluz ahora en funciones.

En el encuentro del miércoles participarán, además de Díaz y Montero, otras figuras significadas políticamente y especializadas en economía, como es el caso de la eurodiputada socialista y ex consejera del Gobierno andaluz, Lina Gálvez, que es profesora titular de Economía Aplicada en la Universidad Pablo de Olavide; o la también titular de Economía de la Universidad de Granada Carmen Lizárraga, quien fuera presidenta del grupo parlamentario de Podemos en su primera legislatura y que, tras romper con la dirección del partido en Andalucía, entonces liderada por Teresa Rodríguez, fue cabeza de lista por Granada por Más País, que sólo obtuvo dos diputados. Además, intervendrá el consejero del Banco de España y catedrático de Historia Económica Carles Manera, también ex conseller socialista del Govern de Baleares.

Apuesta por Andalucía

Yolanda Díaz ha intensificado su presencia en Andalucía respecto a los dos actos inicialmente previstos. Después de sumar a su agenda inicial un tercer mitin este domingo con Iñigo Errejón en Sevilla, la dirigente añade ahora una nueva aparición, esta vez sin las siglas de la coalición Por Andalucía encabezada por Inmaculada Nieto y en la que están representados IU, Podemos, Más Andalucía e Iniciativa del Pueblo Andaluz.

De esta manera, la vicepresidenta estará este sábado en Córdoba con Ione Belarra y Enrique Santiago; este domingo en Sevilla con Errejón, el martes con Belarra y Alberto Garzón y este miércoles en el debate económico con la ministra de Hacienda. Desde un primer momento su equipo tenía claro que debía tener una mayor presencia que en Castilla y León, donde sólo acudió a un acto de campaña de bajo perfil. Su presencia allí es la constatación de su apuesta por nuevas fórmulas electorales que sumen a muchas fuerzas frente a la reedición de Unidas Podemos -Podemos e IU- que tuvo lugar en las elecciones de febrero.

Su apoyo a esta fórmula encabezada por Nieto ya se vio antes incluso de que se cerrase la coalición, cuando Yolanda Díaz acudió a Sevilla para llamar al acuerdo y exhibió su buena sintonía con la candidata de IU frente a la apuesta de Podemos por situar a un candidato de sus filas. Aunque ambas políticas no se conocían personalmente, la química entre ambas fue total, y desde entonces han mantenido una relación muy fluida. En la última visita de la candidata andaluza a Madrid concertaron una sesión de fotos conjunta que alumbró la imagen de ambas que ahora aparece como cartel de campaña en los mítines convocados.

La buena relación entre las dirigentes adquiere especial importancia, dadas las turbulencias que atraviesa con Podemos. En un primer momento, estaba prevista la presencia de Irene Montero en el acto del martes en Dos Hermanas (Sevilla), pero finalmente acudirá solamente Belarra. Aunque todas las fuerzas pactaron un límite de líderes por cada uno de los partidos para acompañar a Díaz, Montero podría haber acudido para coincidir la vicepresidencia. Sin embargo, finalmente será Belarra quien 'repita' y coincida en dos actos distintos con la vicepresidenta.

El ambiente en la coalición se ha enturbiado también en los últimos días, después de que la ministra de Igualdad cesara el martes a su jefa de Gabinete, Amanda Meyer, histórica dirigente de IU Andalucía, después de las difíciles negociaciones andaluzas. Una decisión que tomó de manera fulminante y sin atender las peticiones realizadas por la coalición Por Andalucía para que llevara a cabo el cese sólo después de la cita con las urnas. Montero, sin embargo, desoyó esta petición e hizo evidente su malestar con IU a menos de dos semanas de los comicios.

En Por Andalucía son conscientes de que la vicepresidenta segunda es el mayor reclamo electoral, ya que juegan a contrarreloj dos importantes partidas: la primera, contra el desconocimiento de su candidata, que fue nombrada in extremis a poco más de un mes de la cita con las urnas. Además de esto, tendrán que paliar la confusión que generan las siglas para evitar que los votos del espacio se vayan al partido de Teresa Rodríguez, que se quedó con la marca bajo la que concurrieron Podemos e IU en las anteriores elecciones andaluzas, Adelante Andalucía. En esta empresa no ayuda el hecho de que Podemos se quedara fuera de la coalición Por Andalucía, en cuya papeleta no podrá figurar el logo del partido morado.

Noticias relacionadas