ELECCIONES EN ANDALUCÍA

Los partidos sacan la calculadora: campaña tranquila mirando el trasvase de votos

  • El PP ‘susurra’ para convencer a votantes socialistas y atraer a los que se fueron a Vox, el PSOE trata de frenar fugas en su electorado y Cs pide otra oportunidad a los que los eligieron en 2018

  • Por Andalucía se aferra a los líderes nacionales para reactivar a las izquierdas, mientras que Vox resguarda a Olona y controla mucho su exposición ante la caída en las previsiones del partido

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (c), mantiene un encuentro con la sociedad civil cordobesa en la Casa del Agua.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (c), mantiene un encuentro con la sociedad civil cordobesa en la Casa del Agua. / EFE / Rafa Alcaide

5
Se lee en minutos

La protagonista para el PP en el sexto día de campaña iba a ser una vaca, Fadie, a la que Juan Manuel Moreno volvió a visitar este sexto día de campaña electoral en Andalucía. Fue su “talismán”, dijo, en 2018, cuando ya le preguntó a quién iba a votar, alimentando todo tipo de chanzas de sus rivales, y la visitó ya como presidente para expresar su compromiso con la ganadería desde el Valle de los Pedroches, en Córdoba. Solo las llamas voraces del primer incendio forestal grave de la temporada en Andalucía, de nuevo en la sierra de Málaga, opacaron la tranquilidad de las caravanas, amenazando con poner patas arriba las agendas de los candidatos este jueves. El fuego se llevó por delante la vaca como símbolo, pero la estrategia de dar tila con propiedades relajantes quedó clara en las filas del PP de Andalucía.

Que una vaca sea protagonista da buena cuenta del tono de Moreno, que navega cómodo arropado hacia el 19-J con las encuestas a favor acercándolos a la mayoría absoluta y un solo objetivo: una campaña plana, sin estridencias, sin ruidos, para poder captar votos en todos los caladeros y así formar gobierno en solitario. Moreno no quiere atizar a Vox e ignora sus ataques porque cree que hay votantes que se fueron a la extrema derecha que están volviendo al PP. No puede hacer un discurso radical contra este partido y sobrevuela todas las polémicas sumando otro objetivo, mirando a su izquierda, para que los votantes del PSOE, más moderado, le confíen su papeleta o que al menos los que están en la abstención no salgan a votar para evitar a Macarena Olona en una vicepresidencia.

Por eso Moreno sonríe mucho, habla poco, no se sale del guion y los suyos calculan y recalculan para pasar de 26 diputados a 50, pactar con los dos o tres de Cs, que cree también que está remontando en su campaña con un decidido Juan Marín, y quedarse a solo un par de escaños de los 55 de la mayoría absoluta. Es el escenario ideal y con toda la prudencia, porque temen pecar de exceso de confianza y que sus votantes se relajen, con esas estimaciones sitúan al candidato bromeando junto a una vaca, se dan baños de masa, el mitin de la tarde en Torremolinos volvió a superar las expectativas de los organizadores, y Moreno se dirige a los medios con un mensaje repetido: “Si tuviera que gobernar en minoría buscaría apoyos puntuales con todos los partidos políticos”. Con todos, insiste. Quiere "diversidad" y "pluralidad".

Los trasvases benefician al PP

En frenar el trasvase de votos está también el PSOE, pero con una idea muy diferente, la de evitar que votantes que fueron socialistas vayan a coger la papeleta del PP de Moreno. En las filas populares comenzaron calculando que unos 90.000 socialistas podrían decantarse por ‘Juanma’, la marca personal con las siglas arrinconadas. Al arrancar la campaña estimaron que serían unos 100.000. En la campaña del presidente de la Junta recuerdan que Isabel Díaz Ayuso cimentó su arrolladora victoria en Madrid con votantes socialistas contrarios a Pedro Sánchez y con los de Cs, obtuvo 900.000 votantes más que en las elecciones anteriores. Eso quieren repetir en Andalucía, donde Moreno además se ha forjado un perfil de centro con pocas aristas que abre más juego para estos trasvases.

Un estudio de la consultora Thinking Heads señala a Moreno como el candidato más capaz de atraer votos ajenos a su ideología. El estudio sobre modelo de reputación de líderes políticos de esta empresa, especializada en liderazgo y gestión de la reputación de personas y organizaciones, que se centra en los candidatos andaluces señala que Moreno es capaz de atraer votos de centro izquierda. El estudio no es una encuesta electoral, pero incluye un apartado de estimación de votos con datos interesantes sobre los trasvases. Un 16,6% de andaluces que eligieron a Susana Díaz en 2018 declaran que votarán a Moreno. La cifra sube al 42% en el caso de Cs y recuperaría un 11% de votantes que se fueron a Vox.

Eso lo saben en el equipo de Olona que no paran de dar tumbos con la campaña y que tras anunciar que su candidata no tendría actos públicos hasta el viernes improvisaron una agenda en un mercadillo en Dos Hermanas (Sevilla), sin atención a los medios de comunicación y con un vídeo enlatado enviado posteriormente donde supuestamente un vendedor ambulante se acercaba de forma espontánea a Olona, rompía delante suya un carné del PP y le decía que lo había convencido en el debate. Fuentes del PP aseguran que sus datos internos arrojan que Vox ha pasado de 21 escaños a 17 en esta semana.

Espadas insiste en hablar de PP y Vox como “pareja de hecho” y en presentar al PSOE como la “única alternativa”. El candidato socialista afeó a Moreno la estrategia de la vaca, asegurando que Andalucía tiene muchos problemas reales para esas fotos, se comprometió a la estabilización de las plantillas de empleados públicos, cuando Olona promete entrar “con una motosierra” en la administración autonómica y uno de los grandes tema fue una vez más la sanidad pública.

El fuego entra en campaña

Ya por la tarde el incendio en Pujerra (Málaga) opacó todos los actos de campaña. El presidente de la Junta acabó la jornada desplazándose al lugar del fuego y el vicepresidente Juan Marín anunció que anulaba su agenda del jueves para trasladarse al Puesto de Mando Avanzado de la Junta. Tres bomberos del Infoca resultaron heridos con quemadura de diferente consideración. El recuerdo del grave fuego de Sierra Bermeja, que costó la vida a un bombero en septiembre de 2021, sigue presente. La pelea de los trabajadores temporales del Infoca, que luchan porque se estabilicen sus plazas todo el año y se acaben los contratos temporales, ya se había colado en la campaña, con Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía), Modesto González (Andaluces Levantaos) o Inma Nieto (Por Andalucía), levantado la voz por las plantillas de efectivos contra los fuegos y recordando que eso también es empleo público del que quiere destruir Vox. El líder de Más País, Íñigo Errejón, intervino por primera vez en la campaña andaluza, convencido de que hay una recuperación de la izquierda y acusando a Moreno de “dormir” la campaña. Errejón lamentó el “desastre” del incendio y habló de “negligencia” del Gobierno andaluz.

Noticias relacionadas