'SUMAR'

Yolanda Díaz levanta expectación en la izquierda y se perfilan las primeras alianzas

La vicepresidenta segunda recibe el apoyo de Garzón y Colau, mientras en Podemos se muestran más fríos | Más País, Compromís o Adelante Andalucía muestran su interés por el proyecto que construya la ministra de Trabajo

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en un desayuno informativo de Europa Press.

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en un desayuno informativo de Europa Press. / EFE

3
Se lee en minutos

Yolanda Díaz tiene fecha y nombre para su proceso de escucha. Será después de las elecciones andaluzas del 19-J y se llamará 'Sumar'. Poco más se conoce. Ni siquiera se sabe la ciudad elegida en la que empezará su viaje por toda España. Pero con lo que se sabe es más que suficiente para que ya se haya generado expectación en torno a la vicepresidenta segunda. Las formaciones de la izquierda española han recibido la noticia con interés y expectación, en su gran mayoría, y empiezan a dibujarse alianzas futuras.

Los planes de futuro de la vicepresidenta segunda son bastante difusos. Díaz no ha llegado a aceptar en ningún momento el encargo de presentarse a las futuras elecciones generales. Y no dará ese paso, insiste ella una y otra vez, hasta que termine su proceso de escucha, haya recorrido toda España para entrevistarse con la ciudadanía y estén puestos los cimientos de una plataforma sobre la que construir su proyecto. Ante este secretismo -tan solo en su entorno más cercano están al tanto de sus intenciones-, cualquier nueva dosis de información provoca temblores en la izquierda.

Y no es para menos. La vicepresidenta tiene lista la herramienta sobre la que poner en marcha su proceso de escucha. Como adelantó EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, personas del entorno de Díaz han registrado en el Ministerio del Interior la asociación 'Sumar' que, oficialmente, quedará inscrita en las próximas semanas. La puesta a punto de este vehículo ha desencadenado los primeros movimientos en el tablero político.

La noticia fue recibida con cierta frialdad en Podemos. La ministra de Igualdad, Irene Montero, admitió que no conocía la constitución de la asociación 'Sumar' y quiso dejar claro que es Díaz quien debe aportar todos los detalles. Aun así, la dirigente morada aseguró que Podemos "va a sumar siempre" y que colaborará "con toda la fortaleza de su organización". Este viernes, la vicepresidenta restaba importancia a los roces con los morados: "En cuanto empecemos, veremos cómo vamos ensanchando ese proceso".

Mucho más receptivo se mostró el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, con quien Díaz mantiene una estrecha relación. El también ministro de Consumo exteriorizó su entusiasmado este viernes ante el proyecto que va a lanzar la vicepresidenta y afirmó que es "hora de sumar" En este sentido, recalcó que le "gusta mucho" el nombre escogido para el proceso de escucha e hizo un llamamiento a "apoyar y proteger" a Díaz ante los ataques que le llegarán desde la derecha.

Igualmente, alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, subrayó que Díaz es el "liderazgo que se necesita en la izquierda". La edil catalana es uno de los principales nombres que la ministra de Trabajo quien incluir en su futura plataforma. "Sumemos también con Ada Colau", dijo nada más conocerse que la líder de Catalunya en Comú se presentará a las elecciones locales de 2023.

Extendiendo lazos

Fuera de la coalición de Unidas Podemos, Díaz ya lleva tiempo tendiendo puentes. Uno de los más sólidos es el que ha construido con el líder de Más País, Íñigo Errejón. Tan solo en la última semana, la vicepresidenta se ha dejado ver con él en las fiestas de San Isidro en Madrid y en la presentación del libro de la líder de Más Madrid, Mónica García. Errejón quiso poner en valor estos días la "magnífica relación" que mantiene con la líder de los morados en el Gobierno, aunque evito entrar en futuras alianzas. No obstante, desde el entorno de ambos se recalca su bien entendimiento.

El verbo 'Sumar' ha llegado también hasta la Comunidad Valenciana, donde Compromís -actual socio de Más País- es la fuerza predominante a la izquierda del PSOE. En los últimos meses, Díaz ha mostrado una fluida relación con la vicepresidenta, Mónica Oltra. Sin embargo, en la coalición valenciana -los principales partidos son Més-Compromís e Iniciativa del Poble Valencià- han surgido tensiones en las últimas días. Més se muestra cauto y piden esperar a hablar con Díaz "del qué y el cómo", mientras que Iniciativa habla ya de un "proyecto muy ilusionante".

En Andalucía, a menos de un mes de que se instalen las urnas, la noticia tampoco ha dejado indiferentes a ninguna de las formaciones de la izquierda. Más allá del aviso de la candidata de 'Por Andalucía' (IU, Podemos, Más País...), Inma Nieto, de que "Díaz va a montar un tinglado muy grande y va a ser la próxima presidenta del Gobierno", la cabeza de lista de Adelante Andalucía y exdirigente de Podemos, Teresa Rodríguez, también admitió su "interés", aunque reclamó "un espacio propio" andalucista. Recuperar la alianza con la líder de Anticapitalista será uno de los retos de la vicepresidenta.

Noticias relacionadas