CONGRESO DEL PP DE MADRID

Feijóo ensalza a Ayuso pero pide llegar a la mayoría absoluta y dejar "los debates estériles"

  • El presidente nacional pone deberes al PP madrileño para el próximo ciclo electoral: "Hoy hemos puesto la primera piedra para la mayoría absoluta"

  • Feijóo corona a Ayuso pero insiste en que el PP no puede entrar "en la letra pequeña de las cortinas de humo" del Gobierno ni "en debates estériles"

Feijóo y Ayuso en el Congreso del PP de Madrid.

Feijóo y Ayuso en el Congreso del PP de Madrid. / DAVID MUDARRA.

4
Se lee en minutos

Alberto Núñez Feijóo le puso la alfombra roja a Isabel Díaz Ayuso en el congreso del PP de Madrid que la presidenta de la Comunidad llevaba reclamando meses y que la anterior cúpula le negó. Si la primera decisión orgánica de Feijóo fue poner fecha al cónclave, en su intervención este domingo dejó claro que no dedicaría “un segundo” a las cuestiones internas”, nos hemos preocupado demasiado y no me interesa el pasado sino el futuro”, avanzó, insistiendo en que los partidos que representan el pasado “pierden elecciones”. 

El expresidente de la Xunta de Galicia auguró el inicio de “una etapa brillante” a partir de este fin de semana, con la coronación de Ayuso. Y afirmó que, aunque “a los madrileños no le gustan las imposiciones” (recordando la frase que le dijo la presidenta de la Comunidad durante la campaña interna de Feijóo), él vino a “poner deberes” al congreso madrileño apuntando en varias direcciones.

El más importante, ganar las elecciones del año que viene y llegar a la mayoría absoluta que tocó con los dedos el 4-M. “Tenemos que dar a los 179 municipios de la Comunidad de Madrid candidaturas sólidas y que los ciudadanos confíen mayoritariamente en nosotros”. “Hoy hemos puesto la primera piedra para la mayoría absoluta. Isabel es la presidenta que más se parece a Madrid y por eso volverá a ser la presidenta. El objetivo del PP de España es que el PP de Madrid sea más libre”. 

También aprovechó para confirmar la candidatura de José Luis Martínez-Almeida en 2023 después de las peores semanas para el alcalde por las distintas polémicas en Cibeles, incluido el caso de las mascarillas: “El año que viene Almeida seguirá siendo el alcalde de Madrid”. Justo el día anterior Ayuso también hizo un guiño al primer edil garantizando su continuidad.

"NO NOS ENREDEMOS"

Feijóo no escatimó en halagos y muestras de apoyo total a la presidenta, las que nunca recibió de la anterior dirección por las tensiones acumuladas que impedían una reconciliación, y advirtió que debía “prepararse” como ha hecho también él “para los ataques cada día”, augurando que la izquierda está “muy preocupada” y eso “es un buen síntoma”. Por eso, el presidente del PP cree que hace falta “centrarse en lo importante” y evitar “las cortinas de humo” con las que el Gobierno busca “distracciones”.

“Es un Gobierno que no sabe hacer frente a las crisis, no da soluciones. Lo demostraron durante la pandemia y ahora con la grave crisis inflacionista”. Feijóo dejó claro que “ni puede ni quiere perder el tiempo en energías y debates que no llevan a ningún sitio. No entraré en polémicas, no nos enredaremos en la letra pequeña de esas cortinas de humo. Yo he venido a intentar mejorar mi país, su política, sus instituciones y el entendimiento de los pueblos que conforman la nación”.

Feijóo pidió una mirada amplia, “respetar las distintas visiones e intentar unir a todos los ciudadanos” insistiendo en que él busca “un partido amplísimo” donde “cabe mucha gente y muchos acentos”, aunque eso sí, “con un objetivo compartido que es creer en nuestro país, España”. El discurso ideológico del presidente nacional difiere en muchas ocasiones del madrileño y, de ahí, que el líder nacional insista en que los esfuerzos deben apartarse de generar polémicas. “No vamos a hablar, sino a hacer”.

“DICEN QUE SOMOS DISTINTOS”

Sin ser ajeno a todas esas diferencias, tan presentes en los debates públicos, Feijóo decidió nombrar algunas de ellas. “De Isabel y de mí han dicho varias cosas y esto está bien porque cuando el PP va bien siempre hay alguien dispuesto a desestabilizarlo”. Además de las evidencias por haber liderado una tierra como Galicia, muy distinta a la de Madrid, y las diferencias generacionales, Feijóo quiso aunar esfuerzos dejando claro que “lo importante es que los dos creemos lo mismo, que la política viene a servir y no a servirse; creemos en gestionar los intereses generales por encima de los gobiernos; y los dos sabemos que en el PP se puede venir de abajo, ser de familias modestas, y llegar arriba”.

“Los dos creemos que la mejor herramienta democrática para España es el PP. Los partidos no somos nada más y nada menos que herramientas para servir a los ciudadanos. Y si creen que podemos ofrecer respuestas, nos votarán. Pero si observan que nos enredamos en temas menores y que ya no somos útiles a sus intereses, nos dejarán de votar”, advirtió también. “Por eso es tan importante encontrar a un líder que se parezca a la tierra a la que va a servir”, se refirió a Ayuso, volviéndola a situar (lo hizo en todo momento durante su discurso) en la política madrileña.

Noticias relacionadas