PARTIDO POPULAR

Inquietud en el PP por la plurinacionalidad: "Nos lo podíamos haber evitado"

  • Dirigentes de distintos niveles entienden que se trata de un tema muy sensible en el que no puede haber “meteduras de pata” que “se pueden evitar fácilmente”

  • La naturalidad de Feijóo hablando de las nacionalidades recogidas en la Constitución jugaron una mala pasada a Bendodo

  • En el partido insisten: "Este nuevo PP no puede cometer errores así"

Inquietud en el PP por la plurinacionalidad: "Nos lo podíamos haber evitado"

ALEJANDRO MARTÍNEZ VELEZ.

3
Se lee en minutos

Aunque el líder del PP se esforzó por zanjar la polémica — “es una obviedad que España no es un Estado plurinacional ni lo será” — la resaca que han dejado las palabras del coordinador general, Elías Bendodo, sigue instalada en distintos sectores del partido. El “error”, como lo calificó Alberto Núñez Feijóo en el primer toque de atención público a su número tres (y que también asume el propio consejero andaluz) disgustó a dirigentes de distintos niveles, que entienden que se trata de un tema muy sensible en el que no puede haber “meteduras de pata” que “se pueden evitar fácilmente”.

El enredo fue de Bendodo en una entrevista en el diario ‘El Mundo’ en la que pretendía explicar el plan de Feijóo para Cataluña. El mismo que el presidente del PP llevó la semana pasada a Barcelona, aprovechando su primera conferencia en el Cercle d’Economia como líder conservador y que tiene que ver con exportar su modelo político de Galicia a otras comunidades con particularidades históricas. 

Feijóo está convencido de que la equivocación del PP en estos años ha sido una desconexión total con la sociedad catalana y, en los tiempos más recientes, haber mirado demasiado lo que hacían otros partidos (Ciudadanos primero y, sobre todo, Vox después), olvidando que en Cataluña “todo no es el conflicto permanente con el Estado”.

Con esa idea, Feijóo se dirigió hace días al empresariado catalán, que tanta influencia tiene en esa comunidad, ofreciendo una alternativa trabajada (y muy centrada en la economía) al Gobierno de Pedro Sánchez, en horas bajas con sus socios catalanes. El líder gallego atesora cuatro mayorías absolutas en una comunidad que también tiene lengua cooficial y hace gala de haber frenado al nacionalismo hablando sin complejos de las nacionalidades que la Constitución recoge en su artículo 2 “dentro de la indisoluble nación española”, como repitió una y otra vez este martes. 

Elías Bendodo, nuevo coordinador General del PP

/ EFE

Pero la naturalidad con la que el líder popular habla de la composición del Estado le jugó una mala pasada a Bendodo, que quiso hablar de Cataluña como una de esas nacionalidades y terminó afirmando que España “es un Estado plurinacional”.

En el PP catalán el malestar fue importante (expresado con rotundidad por Cayetana Álvarez de Toledo públicamente, que representa bien lo que piensan dirigentes en activo, y que se remitió a unas palabras de Juanma Moreno Bonilla de 2017 cargando contra el PSOE, precisamente, por hablar de plurinacionalidad) pero también entre diputados, senadores y otros dirigentes cercanos a la cúpula, que reconocían este martes que “se podía haber evitado” la polémica fácilmente.

Todos coinciden en que Feijóo fue muy explícito desde su visita a Ceuta, dejando claro la posición del PP, “que es la que recoge la Constitución” y confían en que la polémica muera pronto. Pero, al tiempo, no escondían su malestar por que este nuevo PP, que pretendía acabar con debates estériles de otros tiempos y no dar facilidades a rivales como Vox, cometa de nuevo “estos errores tan absurdos”.

Más todavía a las puertas de una campaña tan importante para la formación que el propio Bendodo dirige como hombre fuerte de Moreno Bonilla. En el PP dan por hecho que Macarena Olona utilizará el asunto de forma recurrente en la precampaña y, de hecho, en el Congreso descuentan alguna referencia en la sesión de control de este miércoles. “Es carne de cañón para Vox”, asumen algunos parlamentarios que siguen pendientes de la reunión que mantendrán con Feijóo próximamente. La idea inicial era haberse visto esta misma semana pero, finalmente, el encuentro con los grupos parlamentarios se producirá a finales de mes.

Noticias relacionadas