INSISTE EN QUE FUE "UN ERROR" DE BENDODO

Feijóo intenta zanjar la crisis: "España no es un estado plurinacional. Es una obviedad"

  • El líder del PP asegura que España "ni es ni será" un Estado plurinacional y que se intenta utilizar "un error" tras las palabras de Bendodo para generar una polémica "inexistente"

Alberto Núñez Feijóo en Ceuta.

Alberto Núñez Feijóo en Ceuta. / Tarek/PP

2
Se lee en minutos

Alberto Núñez Feijóo viajó este martes a Ceuta coincidiendo con el día que España y Marruecos reabren las fronteras terrestres de las dos ciudades autónomas, y desde allí intentó zanjar la polémica que lleva sacudiendo el partido más de 24 horas: “España no es un Estado plurinacional. Es una obviedad. El debate en mi opinión no existe y si lo que se quiere es aprovechar un error… Es legítimo hacerlo”.

El líder del PP se refería al “error” de su coordinador general, Elías Bendodo, que ayer aseguró en una entrevista en el diario ‘El Mundo’ que España sí es un Estado “plurinacional” y que Cataluña es una de las "nacionalidades" que lo integran, defendiendo que los populares deben articular un proyecto de centroderecha capaz de conectar con un "catalanismo integrador". La intención, según decía el consejero andaluz, pasa por trasladar a esa comunidad el proyecto de Feijóo en Galicia que ha servido para frenar al nacionalismo y que incluye el concepto de “bilingüismo cordial”

Pero sus palabras no sólo despertaron fuertes críticas en Vox y Ciudadanos, sino que obligaron al propio Bendodo a matizarse a sí mismo en distintos medios de comunicación. Este martes Feijóo trató de dar carpetazo al asunto insistiendo en que España “ni lo es ni lo será” (un Estado plurinacional) sino que es “una nación” que “garantiza el derecho a la autonomía de nacionalidades y regiones”. Citó en distintas ocasiones el artículo 2 de la Constitución que dice exactamente eso y volvió a reivindicar al PP como el partido que nació para redactar la Carta Magna y que seguirá garantizando su estricto cumplimiento.

Con esta intervención Feijóo trata de poner coto a las críticas externas e internas (pocas y muy templadas) y, sobre todo, quitarse de encima la presión de partidos rivales que aprovecharon la duda surgida para atacar al PP. En el caso de Vox el propio Santiago Abascal se pronunció: “Quien no cree en la nación no combate a sus enemigos”.

“GRABACIONES DE UNA DÉCADA”

Sobre los audios que revelan una conversación entre Esperanza Aguirre y José Manuel Villarejo en la que la expresidenta madrileña pidió al ex comisario que no abriera diligencias en el caso del aparcamiento irregular en plena Gran Vía por si le restaba opciones de ser candidata a la alcaldía de Madrid, el líder del PP aseguró que es “absolutamente respetuoso con todo tipo de investigación judicial” y que “si alguien quiere traer a colación grabaciones de hace una década, está en su derecho”. 

POCA PLANIFICACIÓN EN LAS FRONTERAS

Feijóo, en presencia del presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, celebró haber recuperado la normalidad en los pasos fronterizos, pero criticó con dureza la falta de planificación que la situación requería. “Las fronteras tenían que abrirse con las garantías jurídicas y más seguridad en la toma de decisiones, porque no se puede ignorar las crisis migratorias que hemos vivido y que la inmigración ilegal está creciendo en España”, dijo Feijóo entre reproches a “la disfuncionalidad” que se produce constantemente entre los socios de Gobierno en todo lo que tiene que ver con la política exterior y las políticas de inmigración.

Noticias relacionadas