Elecciones en Andalucía

La junta directiva de Cs en Córdoba dimite en bloque a menos de 48 horas del acto de presentación del 19-J

La dirección de la agrupación de la capital, que coordina Pedro Montero, se marcha al considerar que en el partido prevalece "la dedocracia" y que no se ha contado con ellos para elaborar las listas que han conocido por la prensa

Juan Marín, presidente de Cs Andalucía, durante una visita a Córdoba.

Juan Marín, presidente de Cs Andalucía, durante una visita a Córdoba.

3
Se lee en minutos
Irina Marzo

A menos de 48 horas del acto de presentación que Ciudadanos tiene previsto celebrar en Córdoba --programado el sábado a las 11 de la mañana en el Bulevar de Gran Capitán-- la fuga de cargos y afiliados de la formación naranja no cesa. La última, la que ha comunicado el coordinador de la asamblea de Cs en Córdoba capital, Pedro José Montero, tras remitir una carta a la dirección del partido que preside en Andalucía Juan Marín, a la postre candidato a la Junta de Andalucía, informándole de la dimisión en bloque de la junta directiva.

Pedro Montero, el coordinador de la agrupación de la capital que representa a un centenar de afiliados, el 50% de los que hay en la provincia, explica en esa carta que después de los últimos acontecimientos vividos, su junta directiva ha decidido dimitir en bloque por "coherencia". Se da la circunstancia que las juntas directivas de las agrupaciones locales de Cs son prácticamente el único órgano que votan los afiliados de este partido.

Cambio de la número 2 a última hora

Pedro Montero, ya excoordinador de la agrupación, ha explicado a este periódico que toman la decisión de marcharse después de haber conocido hoy por la prensa cuáles serán los candidatos a las elecciones andaluzas por Córdoba, pese a no haberse producido "ni una sola reunión, ni para preparar el programa electoral, ni para decidir el perfil de los candidatos" con ellos. Es más reconocen haberse enterado a última hora de que la número 2 por la provincia de Córdoba será Érika Nevado y no Purificación Joyera, delegada de Turismo de la Junta, como fuentes de Cs Córdoba habían confirmado a este periódico esta misma mañana y como pensaban los propios afiliados cordobeses de Cs. Oficialmente, de momento, nadie ha confirmado tampoco que Érika Nevado, representante de Cs en la Diputación y concejal en el Ayuntamiento de Villaviciosa de Córdoba, vaya a ser la número 2.

"Es cierto que por estatutos, al no tener el número suficiente de afiliados en la provincia, no es obligatorio las primarias, pero también no es menos cierto que estos estatutos no prohíben la celebración de consultas no vinculantes a los afiliados o como mínimo informar a estos a través de los órganos provinciales del partido, de esta forma pensamos que esta lista estaría más arropada y consensuada. Por el contrario, esta se ha confeccionado con una falta de transparencia y de participación absoluta", dicen en la carta remitida a la dirección regional.

En la carta, la dirección de la agrupación local de Cs explican que la filosofía de trabajo, reflexión y democracia que había articulado su labor durante los últimos años "ha chocado frontalmente y de forma reiterada con las formas de actual y posturas de las personas que lideran en estos momentos nuestro partido, tanto a nivel andaluz como municipal y sobre todo con el actual secretario de organización provincial", Ángel Pimentel, candidato número 1 de Cs por Córdoba, con quien este periódico ha tratado de contactar sin éxito.

"Sirva de ejemplos las razones que nos han esgrimido los compañeros que se ha ido y por las cuales se han visto obligados a abandonar este proyecto, estas razones siempre han tenido un denominador común, la falta de información y de participación en la toma de decisiones, donde se han impuesto las malas costumbres de los viejos partidos prevaleciendo la dedocracia como factor determinante frente a la meritocracia. Y cuando se ha pedido algún tipo de razonamiento o explicaciones la respuesta ha sido siempre la misma: Ahí está la puerta sino te gusta”, dice la carta.

Sobre Ángel Pimentel, la junta directiva saliente dice que "ha tomado una postura frentista y de desdén ante las competencias estatutarias" de esta dirección, lo que ha terminado provocando "un estado de tensión y desazón que nos aboca a tomar una decisión drástica pero coherente con nuestros principios y valores tanto de entender la política como el trabajo. En un contexto de paulatina pérdida de afiliados provocada por estas actitudes y ante el inminente proceso electoral que se nos avecina (....) esta junta directiva considera que son momentos de unión y suma en lugar de división y resta, como dice el refrán, dos no bailan si uno no quiere”.

Noticias relacionadas