TRIBUNALES

Quim Torra, condenado por segunda vez por no retirar una pancarta por los presos del 1-O

El expresidente tendrá que cumplir 15 meses de inhabilitación por un delito de desobediencia

Quim Torra, condenado por segunda vez por no retirar una pancarta por los presos del 1-O
2
Se lee en minutos

El expresidente de la Generalitat, Quim Torra, ha sido condenado a 15 meses de inhabilitación y una multa de 8 meses con una cuota diaria de 100 euros por un delito de desobediencia, al negarse a retirar del balcón del Palau de la Generalitat en septiembre del 2019 una pancarta a favor de los dirigentes independentistas presos y haciendo caso omiso a una orden del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). Es la segunda vez que el exmandatario es juzgado por no quitar una pancarta en apoyo a los políticos presos. También deberá pagar las costas del juicio. La primera vez le costó el cargo.

En septiembre de 2020, el Tribunal Supremo confirmó la condena a un año y medio de inhabilitación y multa de 30.000 euros por no retirar una, pese a que se lo había ordenado la Junta Electoral Central para garantizar la neutralidad de los edificios públicos durante la campaña de abril de 2019.

Vulneración de la libertad de expresión

Esta segunda sentencia se refiere a hechos que se remontan al 19 de septiembre de 2019. El juez dictó entonces un auto en el que aceptaba la medida cautelar pedida por Impulso Ciudadano para que Torra retirara la pancarta que rezaba: “Libertad de los presos políticos y exiliados", en catalán e inglés y con un lazo amarillo.

Pese a esa orden, el entonces president respondió una vez más con un desafío. El 20 de septiembre de 2019, el TSJC le dio 48 horas para quitar el cartel. Lejos de obedecer, Torra denunció una "vulneración flagrante del derecho a la libertad de expresión".

En la sentencia, la magistrada considera ahora que queda probado que el acusado no dio cumplimiento a la resolución judicial de retirada de la pancarta de la fachada del Palau de la Generalitat en septiembre de 2019 y que: "no cabe entender amparados los hechos del acusado por el ejercicio legítimo de los derechos fundamentales aducidos o la inviolabilidad parlamentaria, no pudiendo apreciar la concurrencia de la excusa absolutoria del art. 410.2 del Código Penal"

La respuesta, otra pancarta

Al final, el 27 de septiembre, expirado el plazo, los jueces ordenaron que los Mossos retiraran la pancarta, tras lo que dos operarios de la Generalitat quitaron el mensaje del balcón del Palau. El Govern, sin embargo, respondió con un nuevo envite: colgó otra pancarta con el lema 'Libertad de opinión y expresión. Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos'. La Fiscalía de Barcelona reclama un año y ocho meses de inhabilitación y una multa de 30.000 euros para Torra. 

Noticias relacionadas