PP DE GALICIA

Rueda da continuidad a la herencia de Feijóo y avanza una rebaja en el impuesto de la renta

  • Alfonso Rueda da continuidad a la herencia en Galia de Alberto Núñez Feijóo

  • El primer tramo autonómico del IRPF bajará cuatro décimas, lo que supondría 50 euros de ahorro

  • El candidato mantiene el tono reivindicativo con Pedro Sánchez, al que enviará una carta con los incumplimientos con Galicia

Rueda da continuidad a la herencia de Feijóo y avanza una rebaja en el impuesto de la renta
4
Se lee en minutos
X. A. Taboada

Tras trece años a la sombra de Feijóo con el éxito de cuatro mayorías absolutas en su haber, el próximo presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, no podía romper con el discurso de su predecesor. Por delante tiene dos años para definir su perfil diferenciador, pero para empezar su nueva singladura aboga por dar continuidad a la herencia del ahora presidente nacional del PP. De ahí que una cuarta parte de su intervención en el Parlamento para presentar su programa como candidato a la Xunta lo dedicara a realizar un balance de la gestión de Feijóo. Y como él hizo varias veces en el pasado, Rueda también anunció rebajas fiscales: en el tramo autonómico del IRPF –de hasta 50 euros al año, según los expertos consultados– y bonificaciones para las familias con dos hijos menores de 25 años.

El aspirante a San Caetano tiró de recursos habituales en Feijóo como los intensos reproches al Gobierno central por entregarse a los nacionalistas, el tono reivindicativo ante Pedro Sánchez, la denuncia de la improvisación y la frivolidad existente en la política o la exaltación de la estabilidad política y económica de Galicia –la “normalidad excepcional”, la llamó– como ejemplo para el resto de España, presa desde hace años de la inestabilidad. Pero también tuvo gestos en los que no se prodigó Feijóo, como reconocer que de Laxe y Touriño, los dos expresidentes socialistas, también hay lecciones que aprender, como de Albor, Fraga y el propio Feijóo, al que definió como “gallego ejemplar”.

No soy ni aspiraré a ser Albor, ni Laxe, ni Fraga, ni Touriño. Tampoco intentaré ser Feijóo. Soy Alfonso Rueda y trabajaré para ampliar y mejorar el legado de estos años de Gobierno. Cambia uno de los caminantes, pero el camino continúa”, proclamó el candidato a presidir la Xunta.

Este camino que pretende emprender, dijo dirigiéndose a todos los partidos, se hará con políticas en favor de los intereses generales, “con sentidiño”, sin dogmas y por encima de las ideologías, nacionalistas o centralistas. Básicamente, una senda por la moderación. “Ni bloques ni bloqueos: siempre y ante todo, los intereses generales de los gallegos”.

Su primera gran promesa es la rebaja fiscal. Ante la espiral inflacionista anunció que no iba a esperar por las medidas del Gobierno central y que en 2023 reducirá del 9,4% al 9% el primer tramo autonómico del IRPF, lo que colocaría a Galicia como la segunda comunidad con menos impuestos para las rentas más bajas.

“En consecuencia, los gallegos con una base liquidable igual o inferior a 12.400 euros deberán pagar un 4,3% menos y los de base igual o inferior a 20.200 euros ahorrarán con esta medida un 2,4%. Tras esta nueva rebaja fiscal, los impuestos para estos hogares serán de más de un 25% más bajos que en el año 2009”, aseguró. En todo caso, la rebaja se aplica a la totalidad de los contribuyentes, porque el primer tramo afecta a todos ellos, indistintamente del nivel de renta que declaren. Lo que pasa es que la reducción se nota porcentualmente más en las familias con ingresos más bajos. Esta medida, según los economistas consultados por este periódico, supondría un ahorro de hasta 50 euros al año.

Adicionalmente y también a partir de 2023, las familias gallegas con dos hijos menores de 25 años contarán con los mismos beneficios fiscales, a efectos de IRPF, que las familias numerosas. Esta medida se traducirá en una deducción de 250 euros en el tramo autonómico de la cuota íntegra del IRPF, que se incrementará en 250 euros extra por el tercer hijo y cada uno de los siguientes, como reconocimiento a las familias numerosas. De este modo, los hogares con tres hijos podrán ahorrar 500 euros o las que tienen cuatro, 750 euros, por ejemplo.

“La decisión personal e individualísima de tener hijos es fundamental para despejar el horizonte de Galicia y por eso no escatimamos esfuerzos ni medidas ni fondos”, destacó el candidato a la presidencia de la Xunta.

Añadió que desde el año 2009, las familias gallegas han ahorrado 1.200 millones de euros en impuestos.

Más competencias

En un discurso relativamente corto –66 minutos empleó en su lectura–, Alfonso Rueda no dejó pasar la oportunidad para emular el tono reivindicativo usual de su predecesor ante el Gobierno central. Nada más ser investido como presidente de la Xunta enviará una carta a Pedro Sánchez para solicitarle audiencia y exponerle las reclamaciones de Galicia. “Es importante no confundir lealtad con sumisión”, advirtió.

Entre los compromisos pendientes y reivindicaciones, el candidato enunció la ejecución del Corredor Atlántico ferroviario, la ubicación en Vigo de la sede del Instituto Oceanográfico, el traspaso de nuevas competencias –Feijóo deja el cargo sin conseguir ninguna–, la implicación del Estado en el Xacobeo, la transferencia de la AP-9, la ampliación de la plantilla de la Policía Autonómica o la llegada del AVE puro todas las ciudades de Galicia más allá de Ourense.

Completamente en línea con Feijóo y tras prometer la “lealtad” de Galicia “para no romper las costuras el Estado”, Rueda se negó a normalizar el hecho de que el futuro de España esté en manos de aquellos “cuyo proyecto político es la disolución del país” y del creciente uso partidista de las instituciones.

Noticias relacionadas