ENCUESTA DEL CIS

Los españoles se hartan de la crispación política y culpan de ella a VOX y al PSOE

Nueve de cada diez se declaran 'hartos' del mal ambiente en la política y exigen a los partidos que sean capaces de llegar a acuerdos en las cuestiones que más afectan a los ciudadanos

Macarena Olona en sesión parlamentaria. 

Macarena Olona en sesión parlamentaria.  / EFE

2
Se lee en minutos

Hartos de la crispación política que se respira en el Congreso, nueve de cada diez españoles esperan más de sus dirigentes. Esperan que bajen el tono, que lleguen a acuerdos y que resuelvan cuestiones clave para el futuro del país como son el precio de la energía, la lucha contra la violencia de género y los desafíos derivados de la invasión de Ucrania. Así lo refleja una encuesta publicada por el CIS en la que, además, se señala como responsables de esa crispación al PSOE y a VOX como principales agitadores del mal ambiente que reina entre los partidos políticos.

El estudio se llevó a cabo con 2.357 entrevistas entre el 26 y el 29 de abril, es decir, en el momento en el que el caso Pegasus se recrudecía y se aprobaba, in extremis, el decreto anticrisis para paliar las consecuencias económicas de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Según datos de esa encuesta, un 86% de los encuestados aseguraban que en España había “mucha” o “bastante” crispación política en España. Prácticamente nadie consideró que existía una tensión nula (1,2%) o moderada (6,9%).

Los responsables de este clima de difícil convivencia entre las diferentes sensibilidades ideológicas son, para seis de cada diez españoles, los partidos políticos y sus representantes, seguidos de los medios de comunicación (13,7%).

Dentro de esa responsabilidad de las formaciones presentes en las instituciones públicas, VOX (11,5%), PSOE (10,8%) y PP (6,2%) son los principales señalados por los ciudadanos, mientras que Unidas Podemos (4,9%) y los partidos independentistas (1,9%) se alejan en esta valoración. En este apartado destaca que el 46,3% de los encuestados aseguraron no tener la suficiente información sobre el tema, no creían que hubiese crispación política alguna en España o no señalaban directamente a los políticos como responsables del problema.

En lo que concuerdan prácticamente todos los españoles (un 92,2%) es en que los partidos políticos están obligados a llegar a acuerdos en materias que afecten al futuro de los españoles.

Concretamente a PSOE y PP se les pide prácticamente de forma unánime que consigan entenderse en temas que afectan a la lucha contra la violencia de género, transición energética, gestión de los fondos europeos y política exterior en relación a la guerra en Ucrania. Eso sí, conscientes de lo difícil que es llegar a acuerdos en España, siete de cada diez opina que el partido más votado en las próximas elecciones debería gobernar.

Noticias relacionadas