ELECCIONES ANDALUZAS

'Por Andalucía' pide disculpas por la pelea de las izquierdas y defiende que el acuerdo es "irreversible"

  • Los partidos de la confluencia andaluza se desmarcan de la guerra de Iglesias y Díaz, marcan un espacio "netamente andaluz" y sin injerencias desde Madrid y apuran el plazo para cerrar los términos legales y de reparto que siguen en el aire pese al acuerdo político

Miembros de Por Andalucía.

Miembros de Por Andalucía.

4
Se lee en minutos
Isabel Morillo

Los partidos que conforman la confluencia ‘Por Andalucía’ se han afanado este miércoles es una foto conjunta y en echar un manto de ilusión y buen rollo por encima del espectáculo que han dado en la recta final para cerrar esta suma política andaluza, incluidas pifias legales garrafales y de difícil arreglo. La candidata Inmaculada Nieto no dudó en pedir disculpas, en dos ocasiones, por “la incertidumbre y el desasosiego” de los últimos días, cuando no se sabía si esta confluencia electoral de los partidos a la izquierda del PSOE en Andalucía si iba a ser posible.

“Hemos pedido disculpas por esos días, por esos nervios, por esa incertidumbre y esa desazón y ahora vamos a reconectar con el electorado”, señaló en el cierre de esta comparecencia conjunta con los seis partidos en esta papeleta, Podemos, IU, Más País. Equo, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz. “Ni de la melancolía ni de la desazón va a nacer nada”, remachó Nieto.

El consenso político es “irreversible”, la foto que se ha dado en La Carbonería, un mítico bar de Sevilla, es “ inédita en el contexto de todo el país” y el acuerdo “no ha sido nada fácil”, aceptaron todos los actores como una obviedad. Ya no hay marcha atrás, hay consenso político, unidad, voluntad de ir todos juntos a una pero sigue sin haber contrato, no se conoce acuerdo sobre los términos en los que se materializará esa confluencia.

Podemos llegó tarde al registro de esta coalición, apuraron tanto la negociación que legalmente el acuerdo registrado quedó a cuatro y en unos términos que nada tienen que ver con los que cerró con IU en el último minuto, donde se fijaba un reparto de cargos, sillones y fondos públicos, incluida la financiación de la campaña al 60-40, con Podemos como el mayor beneficiario del acuerdo y Nieto, de IU, como candidata de la confluencia.

Ahora, el resto de partidos discrepan de ese acuerdo a dos e IU habla de problemas legales para cumplir el reparto del dinero público. Si Podemos no está legalmente en la confluencia, el Tribunal de Cuentas no permitirá que reciba esos fondos. En buscar una fórmula jurídica que habilite el acuerdo entre todos están ahora mismo “los técnicos” de los partidos. Podemos, desde Madrid, lleva desde ayer diciendo que la fórmula de reparto ya está y tiene encaje legal. El resto de partido asegura que no es así, que siguen en ello.

Distancias con Madrid

Tras las disculpas públicas, el mensaje más nítido que lanzó esta coalición fue para desmarcarse de las injerencias de Madrid. Admitieron que había muchos ojos posados en esta negociación andaluza, porque abre el ciclo electoral y marcará, lógicamente, el ritmo del proyecto político de Yolanda Díaz en Madrid para las generales. Sin embargo el mensaje fue muy claro y Andalucía quiere quedar al margen de la guerra entre Díaz y Pablo Iglesias. Se sabe que ambos han participado activamente a través de terceros en esta negociación.

“No hay guerra, ni confrontación, ha sido un proceso delicado poner de acuerdo tanta gente este proyecto pero estamos al margen de Madrid donde tocan elecciones en 2023”, zanjó Nieto. “No lo calificaría de injerencia pero tenía trascendencia para el conjunto del país y ha habido mucha gente de ello y en los últimos días nos ha sobrado ansiedad. Este es un proyecto nítidamente andaluz que se va a volcar en que en Andalucía haya un cambio de Gobierno”, insistió la candidata de Por Andalucía.

Fue una rueda de prensa conjunta, con tiempos de tres minutos por cada representante político. “Música coral”, insistieron. Eludieron todas las cuestiones internas. Especialmente Nieto y Juan Antonio Delgado, diputado de Podemos al que este partido defendió hasta el último minuto como cartel electoral en Andalucía, presumieron de una amistad de años y se dieron la razón, asintiéndose públicamente en cada intervención. El representante de Podemos, al que su partido lanzó a unas primarias, se mantuvo especialmente callado y prudente en la comparecencia conjunta.

Ernesto Alba, por el PCA, recalcó que desde Izquierda Unida ponen todo su patrimonio político, alcaldes, concejales, “todo a favor de este espacio para combatir las políticas neoliberales”. María José Torres, de Iniciativa Andaluza, habló de la necesidad de un “espacio político de amabilidad y compromiso”. Desde

Alianza Verde, Carmen Molina, defendió la “diversidad y pluralidad” de este espacio político. Mar González, de Equo, recordó que llevan desde enero negociando e hizo un “llamamiento para la responsabilidad con Andalucía”.

Esperanza Gómez, de Más País Andalucía, defendió que esta “no es una candidatura de unidad sino un lugar de encuentro entre diferentes con un objetivo común”. “No ha sido fácil llegar hasta aquí porque nos importa mucho Andalucía, porque este proyecto común es muy importante”, subrayó Gómez, representando la primera foto conjunta de Más País y Podemos tras la salida de Íñigo Errejón de este espacio político.

Juan Antonio Delgado habló de “día ilusionante y lleno de esperanza”. “A partir de ahora a trabajar sin descanso todos Por Andalucía, por la comunidad y por la coalición. Un espacio que les representa. Un día que recordaremos. Nos vamos a dejar la piel por Andalucía”, dijo en un tono que después celebraron todos los integrantes de la coalición y que admitieron que nada tiene que ver con el que emplean en ocasiones desde la cúpula nacional del partido morado. Nieto admitió que ahora tienen que volver a ganar méritos ante la ciudadanía y que tienen que dejar de hablar de ellos mismos. 

Noticias relacionadas