INVESTIGACIÓN

La intermediaria a la que introdujo un concejal de Almeida presentó la oferta de la segunda estafa de mascarillas

A.V., administradora de Aifos que había entrado en contacto con el Ayuntamiento gracias al enlace de un familiar de Borja Fanjul, remitió un correo con el proforma de Sinclair & White a Elena Collado

’Email’ donde la administradora de Aifos presenta la oferta de Sinclair & White

’Email’ donde la administradora de Aifos presenta la oferta de Sinclair & White / EPE

4
Se lee en minutos

"Aquí tienes la proforma de mascarillas N95. Te traduzco el documento. El precio es CIF, es decir, el coste del transporte es de ellos. Al final como ves me han subido precio, pero después de la discusión solo 10 céntimos [...]". 

El 23 de marzo de 2020, A.V., administradora de la consultora Aifos, presentó al Ayuntamiento de Madrid la oferta del pedido de mascarillas de la empresa intermediaria Sinclair & Wilde, que estafó presuntamente 2,5 millones de euros al Consistorio. Se da la circunstancia de que A.V. accedió al Consistorio gracias a la mediación de un primo de Borja Fanjul, concejal del PP y presidente del Pleno. 

Este contrato está bajo sospecha, habida cuenta de que el Juzgado número 30 de Madrid está analizando en estos momentos si abre una investigación para aclarar si hubo estafa, ya que el medio millón de mascarillas FPP2 de marca Eko que llegaron a través del proveedor americano no tenían los certificados pertinentes, por lo que no pudieron ser utilizadas. El dinero tampoco fue devuelto pese a los requerimientos del Ayuntamiento.  

La estafa fue denunciada por la Policía Municipal de Madrid en julio de 2021 tras meses de pesquisas, y el juez abrió diligencias, pero procedió al archivo de la denuncia ante el paradero desconocido del administrador de la empresa, Phillip Haim Salomon.

Este pasado 12 de abril, sin embargo, la Policía Judicial remitió un oficio al magistrado en el que informaba de la identificación del posible autor de la estafa, por lo que el juzgado estudia si reabre la causa.   

De primo a primo

Si en el pelotazo de Alberto Luceño y Luis Medina hizo de enlace un primo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, en este caso también abrió las puertas del Consistorio a la empresa intermediaria un primo de un edil del PP, Borja Fanjul Fernández-Pita, con el que contactó la administradora de Aifos.  

Esta empresa medió en más de una veintena de contratos de material sanitario, según admitió el propio Consistorio a Infolibre.

En el citado correo al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, enviado por A.V. a Elena Collado, coordinadora de Presupuestos y Recursos Humanos del Consistorio madrileño y responsable de compras de material sanitario durante la pandemia, la administradora de Aifos informa del desglose de las características de la operación, el llamado proforma.  

"La mercancía ahora está en el aeropuerto de Londres. La fábrica de Dubai a las 4 de la AM de hoy, es decir, esta noche, daría la orden a Londres para embarcar la mercancía mañana por la mañana. Pero para ello debería estar el 50% pagado a través de transferencia antes de la 4AM. Para que os fieis 100% de la operación me dicen que podéis llamar a SGS Madrid (la certificadora) [...], explica en el e-mail A.V., que añade que el restante 50% se tendría que hacer "al embarque de los productos". 

Al día siguiente del envío del correo, se formalizó la compra del material en un consejo extraordinario de la Funeraria municipal, la empresa pública a través de la que se formalizaron las compras de material sanitario por parte del Consistorio. 

Una periodista de enlace

Tal y como ha sabido este periódico, la administradora de Aifos tuvo acceso al concejal Fanjul a través de un familiar de este, Carlos María Fernández-Pita González, de quien consiguió el contacto a través de una periodista del programa 'Equipo de Investigación', de La Sexta. 

Según el relato ofrecido por el canal a este diario, el 15 de marzo de 2020, la periodista recibió una llamada de A.V., a la que había entrevistado para un reportaje sobre el coronavirus en calidad de analista financiera. 

La administradora de Aifos le preguntó a la periodista si conocía a alguien del Ayuntamiento de Madrid, ya que ella creía que, "en ese momento de alerta sanitaria, con la gente muriéndose, podía ayudar a conseguir mascarillas a través de sus contactos internacionales". 

"Hasta ese momento la periodista ignora que A.V. tiene una consultoría y le dice que solo conoce a Carlos Fernández Pita, primo del teniente de alcalde, Borja Fanjul" porque ambos son de Ferrol, señalan fuentes del canal, que precisa que la periodista pone en contacto a A.V. con el primo del teniente alcalde "y ahí acaba su intervención".

"No es hasta este momento", concluyen fuentes del canal al referirse a cuando estalló el caso, "que la periodista se entera de que" la administradora de Aifos "consiguió intermediar en varias operaciones de compra de material sanitario" con el Ayuntamiento de Madrid. 

Sin comisión

Tanto el Consistorio como el entorno de Aifos han negado a este periódico que la empresa obtuviera ningún ingreso por su intermediación en esos contratos y limitan su intervención a esta intermediación, pese a que el nombre de la consultora aparece como "proveedora" de material sanitario en los informes de Funeraria enviados a la Fiscalía Anticorrupción.

Según el Ayuntamiento, este apunte, revelado por este periódico, se trata de un "error", y la empresa de A.V. sólo hizo de enlace con la firma turca que suministró un millón de mascarillas quirúrgicas por medio millón de euros.

Para Miguel Montejo, concejal de Más Madrid, los datos que se van conociendo de este segundo contrato vienen a "acreditar que la manera de entrar al Ayuntamiento era por medio de primos de cargos electos". "Y además se demuestra de que aun sabiendo el Ayuntamiento que habían sido estafados no hicieron absolutamente nada. Si no llega a ser por la intervención del fiscal anticorrupción, aquí nadie se entera de nada, no habría la posibilidad de recuperar el dinero y los estafadores se lo habrían llevado muerto", concluye en referencia al pelotazo de 6,1 millones de euros de Medina y Luceño.

Noticias relacionadas